Síguenos en: facebook twitter rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » Objetivos de la educación preescolar

Objetivos de la educación preescolar

0 Flares 0 Flares ×

Los primeros años de vida en el ser humano son fundamentales para el desarrollo futuro de las habilidades requeridas, es por eso que la etapa infantil debe y requiere ser estimulada en todos los sentidos, creando y generando aprendizajes que en la vida futura serán básicos para la vida.

El primer instituto de educación preescolar fue fundado en 1816 en New Lanark, Escocia, por el pedagogo Robert Owen. Posteriormente el siguiente instituto del que se tiene registro fuera de Escocia fue fundado en Hungría el 27 de mayo de 1828 por iniciativa de la condesa Teresa Brunszvik (1775-1861) en su residencia en la ciudad de Buda bajo el nombre de Angyalkert («jardín ángel»).1 Pronto el concepto se difundió por varias regiones del reino húngaro, volviéndose una institución popular entre las familias de la nobleza y la clase media húngara.

En 1837, el pedagogo alemán Friedrich Fröbel (1782-1852) abrió la primera institución preescolar fuera de Hungría, fundándola en Bad Blankenburg (actual Alemania) bajo el nombre de Institución de Juego y Ocupación, la cual luego de 1840 tomó el nombre de Kindergarten (en alemán: Kinder= (del) niño; Garten=jardín, lo que se traduce entonces como «jardín de niños»). El concepto pronto se propagó en Alemania y posteriormente en Inglaterra a partir de 1851 y en los Estados Unidos en 1856.

La educación infantil temprana es el nombre que recibe el ciclo formativo previo a la educación primaria obligatoria establecida en muchas partes del mundo hispanoamericano. En algunos lugares, es parte del sistema formal de educación y en otros es un centro de cuidado o jardín de infancia y cubre la edad de 0 a 6 años.

Educación Inicial es la educación que el niño recibe en sus primeros años de vida (0-6), ésta es una etapa muy importante en el desarrollo del niño, ya que se influenciar el desarrollo de habilidades físicas y/o psicológicas, fomentar su creatividad, se le enseña a ser autónomo y auténtico; aspectos que servirán para abrirse mundo por sí solo. Para ello, a lo largo de la historia, hubo autores como Jean Piaget, Vigotski, Freud, Froebel, Montessori que desarrollaron teorías psicológicas y pedagógicas que han permitido entender como piensan los niños, cómo aprenden, su razonamiento e inteligencia.

OBJETIVOS DE LA EDUCACION PREESCOLAR

El Jardín de Niños es el espacio escolar formal que facilita y promueve a través del trabajo educativo, el juego y demás actividades afines, el crecimiento y desarrollo global de las niñas y niños en todas sus potencialidades. La educación preescolar, pertenece al primer nivel de enseñanza o Educación Básica General, que es de carácter universal, gratuito y obligatorio. En el subsistema regular, la educación preescolar comprende el período de educación de niños y niñas desde los cuatro (4) años de edad. Tiene una duración de dos (2) años; para menores de cuatro (4) años y para menores de cinco (5) años.

El desarrollo integral del niño que se favorece en la Educación Preescolar comprende: sus sentimientos, cuerpo, emoción, aprendizaje, entorno social, familia, intereses lúdicos, su integración, configura su salud y el crecimiento, es decir prepara a las niñas y niños para la vida.

Los objetivos que un programa de educación preescolar debe determinar son:

  • Que el niño desarrolle un sentido positivo de sí mismo, conozca y respete su cuerpo, y sea capaz de expresar sus sentimientos, lograr poco a poco su autonomía, y aprenda también a valorar y hacer uso de sus nuevas habilidades y de los conocimientos que su entorno le proporciona.
  • Que sea capaz de asumir roles distintos en sus juegos y en otras actividades, aprender a trabajar colaborando con otros niños y resolviendo conflictos mediante el diálogo respetuoso.
  • Que desarrolle sus habilidades de comunicación y que aprenda a expresarse con seguridad y corrección, al mismo tiempo que aprende también a escuchar.
  • Que el niño logre el dominio de su lenguaje oral para que sea capaz de iniciarse en el proceso de lecto-escritura de forma exitosa.
  • Que logre socializar con todo tipo de personas similares o distintas a él, y que en esta actividad, aprenda actitudes de respeto y tolerancia.
  • Que el niño construya nociones matemáticas a partir de situaciones que demanden el uso de sus conocimientos, logrando encontrar la relación entre objetos, espacios, tiempos y poder comparar y clasificar.
  • Propiciar la resolución de problemas relacionados con situaciones de juego que le exigirán reflexión y búsqueda de soluciones mediante estrategias propias y ajenas.
  • Despertar su interés por los fenómenos naturales que le brinden conocimientos útiles, para que sea capaz de cuestionar y opinar sobre diversos temas en su vida diaria.
  • Que logre comprender, aceptar y apropiarse de los valores y principios de la vida en comunidad, para que pueda asumir siempre actitudes de respeto, responsabilidad, justicia y tolerancia hacia todos sus compañeros y las personas que conocerá a lo largo de su vida.
  • Que desarrolle su sensibilidad y creatividad hacia todas las manifestaciones culturales, y que lo motiven a ser creativo y desarrollar la iniciativa para el trabajo artístico, científico y social.
  • Que su paso por el preescolar le brinde las herramientas para formular sus propias expectativas para la vida que deseé en su futuro.

A. LA DECLARACION DE LOS DERECHOS DEL NIÑO

La Declaración de los Derechos del Niño es un tratado internacional aprobado el 20 de noviembre de 1959 de manera unánime por todos los 78 Estados miembros que componían entonces la Organización de Naciones Unidas.

Ésta se basa a su vez en la Declaración de Ginebra sobre los Derechos del Niño, de 1924, y recoge 10 principios. Tras esta declaración, en 1989 se firmó la Convención sobre los Derechos del Niño, con 54 artículos. A parte de la extensión, las principales diferencias entre ambas es que el cumplimiento de una convención es obligatorio y, por otra parte, la de 1989 cambia el enfoque considerando a las niñas y niños como sujetos de protección y no sólo como objetos de la misma.

Esta declaración reconoce al niño y la niña como “ser humano capaz de desarrollarse física, mental, social, moral y espiritualmente con libertad y dignidad”.

Sus 10 artículos hacen referencia a los siguientes derechos:

  1. El derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión, idioma, nacionalidad, sexo, opinión política…
  2. El derecho a tener una protección especial para el desarrollo físico, mental y social.
  3. El derecho a un nombre y a una nacionalidad desde su nacimiento.
  4. El derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuada.
  5. El derecho a una educación y a un tratamiento especial para aquellos niños que sufren alguna discapacidad mental o física.
  6. El derecho a la comprensión y al amor de los padres y de la sociedad.
  7. El derecho a actividades recreativas y a una educación gratuita.
  8. El derecho a estar entre los primeros en recibir ayuda en cualquier circunstancia.
  9. El derecho a la protección contra cualquier forma de abandono, crueldad y explotación.
  10. El derecho a ser criado con un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos y hermandad universal

1. Otras Normativas que protegen al niño

El Estado panameño ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño mediante Ley 15 de 6 de noviembre de 1990, y con ello asume el compromiso de adoptar un nuevo modelo de protección para la niñez y adolescencia con criterio de inclusión social.

Se suma el hecho de la poca operatividad que ha podido lograrse en el marco legal con el que se cuenta: “El Código de la Familia”, normativa actual con la que se tiene que trabajar y que reconoce por sí misma, la necesidad de legislar en la materia, tal y como se desprende de la lectura del artículo 568 del texto legal citado, que a la letra reza: “Las disposiciones contenidas en este libro “De los menores” quedarán sin efecto cuando sea aprobado el “Código del Menor”.

El Estado panameño viene trabajando en la reestructuración de un nuevo modelo de elaboración y ejecución de las políticas públicas, el Gobierno Nacional, consciente de la necesidad de adoptar un sistema de protección integral a favor de la niñez y la adolescencia, nombró la “Comisión para la Elaboración de una Propuesta de Ley de Protección Integral de Niñez y Adolescencia” a través del Decreto Ejecutivo No. 109 de 31 de mayo de 2005, con el fin de elaborar una propuesta acorde con los derechos y garantías que establece la Convención sobre los Derechos del Niño, y la experiencia generada durante estos años por todos los sectores implicados en el cumplimiento de los derechos de las personas menores de edad.

Además, la titularidad de derechos humanos implica la responsabilidad de ejercerlos respetando y reconociendo los derechos de los demás. Por lo tanto, reconocerle esta titularidad a los niños, niñas y adolescentes es hacerlos responsables ante ellos mismos y ante los demás. Y la Familia, la Comunidad y el Estado deben crear el ambiente para que estos derechos sean efectivos. Lo anterior se traduce en que una vez reconocidos como tales, ningún ser humano, y en especial, ningún niño, niña o adolescente, puede renunciar a sus derechos, y menos si esa renuncia conlleva perjuicios para la sociedad.

Con la Ley se crea un marco normativo general que fija garantías en nuestro ordenamiento, en la actividad ordinaria de la administración pública y la jurisdicción, para el ejercicio de los derechos de las personas menores de edad. Para ello se establecen disposiciones sustantivas y procesales, que regulan la estructura organizativa de las entidades que forman parte del Sistema de Protección Integral de Niñez y Adolescencia y las competencias que cada una de ellas está llamada a asumir. Se establecen, además, los mecanismos de exigibilidad ante el sistema administrativo, para garantizar el ejercicio pleno de los derechos y garantías, en el marco de una protección integral, así como también acciones judiciales a seguir en caso de ser necesario reestablecer derechos vulnerados.

Los deberes y derechos constituyen los principios básicos que regulan las relaciones y obligaciones de la convivencia pacífica de un grupo. La familia es la unidad básica de toda sociedad es allí donde los niños y las niñas reciben las primeras lecciones que moldean su personalidad: amor, afecto y valores morales que deben asimilar y reflejar en su conducta. Por esa razón es importante que los niños y las niñas gocen de sus derechos y cumplan con sus deberes.

El Código de la Familia establece los derechos de los niños y las niñas para protegerlos del maltrato. Es necesario que los niños y las niñas conozcan cuáles son sus deberes y sus derechos.

El niño y la niña tienen derecho a:

  • La vida
  • Una familia que lo acoja en su seno.
  • Un nombre, una nacionalidad, alimentación, vestidos y una vivienda digna.
  • Al amor y comprensión por parte de sus padres y de la sociedad.
  • Una buena educación y gratuita.
  • Jugar y recrearse.
  • Recibir atención médica y tener una buena salud.
  • Ser protegidos contra el abandono y el maltrato.
  • Cuidados especiales a los que tengan alguna discapacidad.
  • Ser respetados.
  • Expresarse libremente.
  • Crecer en un ambiente donde se practiquen los Valores Morales.

Así como los niños y las niñas deben gozar de sus derechos también deben cumplir con deberes.

Deberes que deben cumplir los niños y las niñas son:

  • Respetar a sus padres, maestros (as) y a todas las personas.
  • Respetarse a ellos mismos.
  • Aprender a respetar las opiniones de las demás personas aunque no las compartan.
  • Respetar la patria y así convertirse en los ciudadanos que el país necesita.
  • Respetar las leyes.
  • Respetar y cuidar el medio ambiente.
  • Proteger a los animales, no causarles daños.
  • Cumplir con las tareas en el hogar y con los compromisos de la escuela.
  • Mantener buena conducta tanto como en el hogar, escuela y en otros lugares.
  • Poner en práctica los Valores Morales.

B. OBJETIVOS PARTICULARES DE LA EDUCACION PARVULARIA

La Educación Inicial es un derecho de los niños; es el derecho a recibir educación, y al tratar con niños pequeños, el aspecto de la crianza aparece relacionado, una crianza de calidad, que aportando una mirada pedagógica ayudará no sólo al niño, sino también a su familia, a comprender las necesidades físicas, y psicológicas del infante. No debemos olvidar que el compromiso del personal docente y de apoyo para cumplir con los propósitos que se hayan planeado, es muy similar al de la familia, pero no la reemplaza sino que la complementa.

Con la educación inicial se pretende garantizar un desarrollo armónico del niño, para ello se cuenta con un programa pedagógico y su operación compete a todos los adultos que se relacionan y ejercen una influencia en los menores, pueden ser sus familiares o personal especializado en educación. Se brinda en dos modalidades: escolarizada y no escolarizada.

La edad de los niños comprendida es entre los 0 a los 6 años. Éstas edades se dividen en dos ciclos: primer ciclo, comprendido entre los 0 y 3 años; y un segundo ciclo, que va de los 3 y los 6 años de edad. Éstos aprenden la forma de comunicarse, jugar e interactuar con los demás apropiadamente. Un maestro les ofrece varios materiales para manipular y realizar actividades que les motiven a aprender el lenguaje y el vocabulario de las palabras, matemáticas, ciencias, idiomas extranjeros y computación, así también como arte y música.

Uno de los objetivos principales de la educación preescolar es que el niño menor de seis años reciba de forma continuada, sistemática y ordenada aprendizajes en ambientes favorables que le den la posibilidad de adquirir y desarrollar todas las funciones necesarias para enfrentar su futura enseñanza escolar, preparándolo así para enfrentar con éxito las exigencias programáticas venideras. La educación preescolar permite entrenar y desarrollar habilidades y destrezas en el niño. Ahí radica la importancia de a ella, ya que así podrá contar con las herramientas necesarias para comenzar a desarrollar las habilidades que exige el currículo programático de la educación general básica, principalmente en relación con el aprendizaje de la lectura, la escritura y el cálculo.

Es importante considerar que estos aprendizajes se logran adecuadamente dependiendo de cuán desarrolladas estén las funciones básicas de los niños, las que por cierto son potenciadas y estimuladas por una buena educación preescolar. En el área del lenguaje ellas son la recepción, comprensión y expresión; en el ámbito de la percepción, la orientación espacial y temporal, junto con la función corporal; y en cuanto a la lateralidad se relacionan con la direccionalidad y la coordinación viso-motriz.

1. Dimensiones que se desarrollan en la etapa preescolar

Se desarrollan las dimensiones:

  • COGNITIVA: se refiere a las habilidades del lenguaje de cada ser humano, esto incluye vocabulario, raciocinio, habilidades para expresarse, etc.
  • COMUNICATIVA: expresa conocimientos, ideas, acontecimientos y fenómenos de la realidad, satisface necesidades, forma vínculos afectivos, expresa emociones y sentimientos.
  • ESPIRITUAL:  se refiere a las áreas extra-corporales del individuo, generalmente esta dimensión es usada en el ámbito religioso como “alma” o al referirse a “lugares donde vamos al morir”.
  • ESTETICA: Dibujo, canto, trabajo manual, dramatizaciones. La creatividad es una calidad humana distribuida normalmente
  • SOCIO AFECTIVA: se refiere a las habilidades de cada individuo para interactuar con otros y nuestros sentimientos hacia los demás. Las relaciones con los demás son de vital importancia para el buen desarrollo de los niños, por ello se procura en ellos un ambiente de cordialidad y respeto por el otro.
  • FISICA: se refiere principalmente a la anatomía de cada ser humano, por ejemplo la dimensión física entre hombres y mujeres es distinta.

2. Orientaciones curriculares de la educación preescolar

Las orientaciones curriculares son:

  • Integralidad: Reconoce el trabajo pedagógico integral y considera al educando como ser único y social en interdependencia y reciprocidad permanente con su entorno familiar, natural, social, étnico y cultural.
  • Participación: Reconoce la organización y el trabajo de grupo como espacio propicio para la aceptación de sí mismo y del otro, en el intercambio de experiencias, aportes, conocimientos e ideales por parte de los educandos, de los docentes, de la familia y demás miembros de la comunidad a la que pertenece, y para la cohesión, el trabajo grupal, la construcción de valores y normas sociales, el sentido de pertenencia y el compromiso personal y grupal.
  • Lúdica: Reconoce el juego como dinamizador de la vida del educando mediante el cual construye conocimientos, se encuentra consigo mismo, con el mundo físico y social, desarrolla iniciativas propias, comparte sus intereses, desarrolla habilidades de comunicación, construye y se apropia de normas. Así mismo, reconoce que el gozo, el entusiasmo, el placer de crear, recrear y de generar significados, afectos, visiones de futuro y nuevas formas de acción y convivencia, deben constituir el centro de toda acción realizada por y para el educando, en sus entornos familiar, natural, social, étnico, cultural y escolar.
  • Currículo: El currículo del nivel preescolar se concibe como un proyecto permanente de construcción e investigación pedagógica, que integra los objetivos establecidos por el artículo 16 de la Ley 115 de 1994 y debe permitir continuidad y articulación con los procesos y estrategias pedagógicas de la educación básica.
  • Los procesos curriculares: se desarrollan mediante la ejecución de proyectos lúdico-pedagógicos y actividades que tengan en cuenta la integración de las dimensiones del desarrollo humano: corporal, cognitiva, afectiva, comunicativa, ética, estética, actitudinal y valorativa; los ritmos de aprendizaje; las necesidades de aquellos menores con limitaciones o con capacidades o talentos excepcionales, y las características étnicas, culturales, lingüísticas y ambientales de cada región y comunidad.

C. FUNCIONES DE LA EDUCACION INICIAL

El Jardín de Niños satisface las necesidades básicas de los infantes para el aprendizaje de conocimientos, valores y actitudes que les permiten desarrollar capacidades, vivir y trabajar con dignidad, así como participar integralmente en el desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida, tomar decisiones con información suficiente, y continuar aprendiendo durante toda su vida.

Las niñas y los niños que asisten al Jardín de Niños desarrollan una conciencia de convivencia social tal, que les permite convivir sin considerar muchas de las actitudes que tienen las personas adultas. Investigaciones realizadas respecto al aprendizaje del menor han demostrado que también se aprende por imitación, en nuestro caso los infantes cuando están en el Jardín de Niños comparten experiencias entre ellos, imitan en lo positivo y negativo además de hacer, por convencimiento, muchas de las actividades que estratégicamente la educadora les va señalando. Así, su estancia en el espacio de educación preescolar se convierte en un horizonte de aprendizajes que a través de un Proyecto de Trabajo ellos y la educadora hacen, problematizan y resuelven.

La importancia de la educación preescolar se centra en brindar oportunidades de convivencia, aprendizaje, así como la formación de individuos autónomos, responsables, críticos. Ofreciendo lo mismo para todos de acuerdo a las necesidades propias, atendiendo de esta manera la diversidad y cumpliendo con el principio de equidad. Si por el contrario no buscara responder a las necesidades de los niños,  seria simplemente considerada un lugar de juegos y cuidados sin ningún propósito formativo. Esta concepción de la educación preescolar esta siendo remplazada por la idea de ser un espacio del primer encuentro con el mundo y la enseñanza.

La educación preescolar tiene a su cargo la responsabilidad de formar las bases para una enseñanza integral. En este centro se le ofrece al alumno una visión mas amplia de lo que es la sociedad, aprende de la diversidad que observa en su aula con cada uno de sus compañeros, intercambiando ideas y descubriendo cosas sorprendentes. Las oportunidades educativas que se le brindan son las herramientas para construir su conocimiento. El niño vive en esta etapa experiencias decisivas, pone los cimientos para toda la construcción posterior… la escuela podrá edificar sobre esos cimientos (tonucci 2001) formalizando las experiencias vividas, encaminando las actividades hacia un propósito educativo.
Por ejemplo el niño no esta ajeno a las nociones de número, forma y medida, durante su vida cotidiana escucha, observa y experimenta con ellas en sus juegos, diálogos de su familia y comunidad o bien en los medios de comunicación.

Cuando el niño asiste a un preescolar se le desarrollan un sin número de aprendizaje, desarrollo de habilidades, pero sobretodo autonomía en el menor. Ya que el jardín crea un sistema de estrategias que tienen como objetivo promover el aprendizaje en los alumnos. Tomando como herramienta principal el juego, que es un gran apoyo en la práctica educativa La comunicación inmersa en sus relaciones va enriqueciendo su vocabulario e iniciándolo en el mundo de la lengua escrita. El movimiento que realiza para sus juegos le permite ir descubriendo sus capacidades motoras, y su necesidad de conocer el mundo donde vive y solucionar problemas que enfrenta, lo lleva a explorar y experimentar, creando sus propias ideas y conclusiones. Todas estas y más situaciones el niño las lleva consigo para ser enriquecidas en su experiencia escolar donde se le brinda la oportunidad de hacerlo.

La función de la escuela se complementa con aquellas responsabilidades educativas que tienen asignadas otras instituciones; la comunidad y la familia. El trabajo colaborativo entre estas agencias es de suma importancia para el logro de los propósitos educativos, cada uno aportará lo necesario responsablemente.

La escuela por su parte debe fomentar la pasión por el conocimiento y para ello puede aprovechar la curiosidad de los niños (Savater 1998) partiendo de sus intereses comunes, diseñando situaciones en las que haga uso de su deseo por aprender, probar, explorar.

En el preescolar el niño encuentra un canal para expresarse… el dibujo, la dramatización la palabra, etc… Sin embargo no solo se toma en cuenta el desarrollo cognitivo, sino también son indispensables las emociones, sentimientos y las reglas de convivencia dentro la sociedad.

Uno de los aspectos importantes para la educación preescolar es el desarrollo social y afectivo, se pretende que los niños desarrollen competencias sociales como aceptación, empatía, colaboración y valores para una relación armónica. Por otra parte la idea de que exista una articulación entre la enseñanza que brinda cada nivel de educación básica, es de que cada uno brinde una aportación que se complemente en el transcurso de cada nivel, no se trata así de que el preescolar tenga que brindar todas las competencias para la vida, sino que como ya se menciono trabaje sobre las bases y transforme las experiencias acrecentándolas positivamente.

1. Estrategias de enseñanza de la Educación preescolar

El currículum del nivel preescolar adopta como fin último facilitar el desarrollo integral del niño, lo que conlleva dos efectos prácticos de importancia: uno es que todas las actividades a realizar con el niño han de respetar y adecuarse al proceso y ritmo de su desarrollo, graduándose de acuerdo a la secuencia con que aparecen las diferentes necesidades, intereses y habilidades, esto ha de hacerse respetando también las diferencias individuales y estilos personales que muestran los niños de una misma edad. El otro efecto práctico de esta concepción es que las actividades se definen según la relación que guardan con las diferentes áreas en que se divide el desarrollo: física, psicomotora, cognitiva, socioemocional y de lenguaje. Con relación a este punto, es bueno destacar que ésta es una división metodológica para hacer más fácil el trabajo, pero esas áreas en el niño se dan integradas, todas están relacionadas entre sí; por ello, una actividad dada puede favorecer el desarrollo del área cognitiva, pero al mismo tiempo permite a los niños una intensa interacción socioemocional, además de favorecer sus destrezas motoras. En este sentido, la orientación curricular preescolar adopta como fin central el facilitar el desarrollo integral del niño.

Los fines generales de la educación preescolar se consideran a la luz de un principio, el cual sitúa a ésta como un proceso que, además de ser orientado por el maestro, implica una interacción profunda entre el niño, la familia y la comunidad. Para Eliason, S. J. (1987), este principio resume los fines generales del preescolar así:

  • Asistir a las familias en la atención y cuidado de sus hijos menores de 6 años. Esta asistencia se entiende en el sentido de que la institución preescolar y los maestros están compartiendo tareas y responsabilidades con los padres y familiares del niño.
  • Proveer a los niños con experiencias de naturaleza cognitiva, psicomotriz, lingüística, social y emocional que enriquezcan su vida y faciliten el desarrollo pleno de sus potencialidades en las diversas áreas de su personalidad, así como en los aprendizajes posteriores.
  • Fortalecer a las familias y a las comunidades en sus capacidades para atender y educar a los niños pequeños. Este es un fin de gran importancia dada la creciente cantidad de niños que viven en condiciones de pobreza.
  • Prestar especial atención a las características del desarrollo de aquellos niños que, por venir de ambientes depravados económica y culturalmente, se encuentran en una situación de riesgo para su desarrollo futuro.
  • Contribuir a la formación de hábitos de trabajo y de solidaridad social que permitan la participación futura del niño en la vida democrática y en la solución de los problemas de la comunidad.
  • Fomentar el desarrollo de actividades e intereses positivos en el niño hacia los valores de su lengua, de su cultura y de su medio ambiente.

Es necesario hacer notar que en la historia de la educación han tenido lugar muchos cambios, y para comprender dichos cambios es necesario entender en qué medida se ha modificado también la concepción del hombre, de la vida y, en general, del mundo. En este sentido el enfoque pedagógico del Currículum a nivel preescolar se fundamenta en una concepción humanista y dinámica del mundo y del hombre.

Todo esto se traduce en una concepción integral del ser humano poseedor de potenciales para construir su conocimiento su conocimiento, gracias a la permanente interacción con el ambiente ya que al actuar sobre él, no sólo lo transforma sino que a su vez es modificado éste.

2. La motivación dentro del juego:

El juego es fundamentalmente una actividad libre. Las personas cuando jugamos lo hacemos por placer; precisamente el poder responder a la necesidad de pasarla bien, sin otra motivación, supone un acto de libertad.

El juego se aleja de lo cotidiano, ocupa parámetros especiales y temporales diferentes de los impuestos por la rutina diaria. El juego se realiza según una norma o regla, siguiendo una determinada estructura y, por consiguiente, crea orden. El juego se puede considerar como la actividad fundamental de la infancia, actividad que se prolonga en la vida adulta. Estamos seguros que éste se convertirá en el gran instrumento socializador.

Entender el juego como contenido es la consecuencia lógica de considerar que éste es un elemento cultural de gran trascendencia. Es propio de todas las culturas y de todos los tiempos.

La exigencia de los juegos de adoptar puntos de vista externos a uno mismo constituye otra de sus características. Esta exigencia viene determinada, sin duda, por los conflictos y las reglas impuestas desde afuera. Tanto su resolución como la comprensión y su aceptación requieren de una progresión considerable en la construcción del pensamiento infantil. En todo esto no podemos dejar a un lado la motivación, consecuencia del propio placer por el juego y, paralelamente a ésta, también está la necesidad de descubrir, de experimentar, que aparece muy ligada al juego infantil.

Se debe tener en cuenta siempre que la motivación es la explicación del porque de nuestras acciones.

CONCLUSIONES

Por medio de la confección de este trabajo investigativo hemos podido llegar a las siguientes conclusiones:

  • En la etapa preescolar, los niños van formando su personalidad y entran en el estadio denominado personalismo. Es importante que consoliden todo lo que han aprendido hasta el momento, así como su autonomía, autoestima y sentido moral.
  • El papel que juega el preescolar en el desarrollo psicológico del niño es importante y, por ende, imprescindible ya que a esta edad el pequeño es formado y educado no solamente por la interacción de la familia y su comunidad, sino también por las actividades que realiza dentro de la institución, donde los estímulos, normas, valores y recursos forman parte de su desarrollo integral.
  • La Educación preescolar posee varios objetivos, pero su objetivo principal es el de capacitar a cada niño, durante sus primeros años de escuela, a ser un participante activo y autónomo de su propio aprendizaje. Para ello, es necesario que el pequeño posea una imagen positiva de sí mismo, como persona y como sujeto que aprende y que forma parte de una sociedad; en función de sus capacidades y habilidades.
  • Es importante tener un ambiente seguro y estructurado dentro del cual explorar y enfrentar nuevos retos. Sin embargo, los niños en edad preescolar necesitan límites bien definidos, deben demostrar iniciativa, curiosidad, deseo de explorar y gozo sin sentirse culpable.

RECOMENDACIONES

  • Familiarizar a los estudiantes de la carrera en Educación Preescolar sobre los objetivos que debe lograr en el aula de clase.
  • Debatir aquellas estrategias y metodologías que debe utilizar el docente para que los niños logren los objetivos esperados.
  • Promover la participación de los padres en las actividades del aula de preescolar para obtener mejores resultados.
  • Nombrar las cualidades y características que debe tener el docente en el área de educación inicial.
  • Informar sobre las tareas del docente en el área de educación preescolar

BIBLIOGRAFIA

__________. Deberes y Derechos de los Niños. Educa Panamá. http://www.educapanama.edu.pa/aritculos/deberes-y-derechos-de-niños-y-niñ-ii

__________. Educación Preescolar. Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Educación_preescolar

Borrador de Propuesta de Anteproyecto de Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, 1 de noviembre de 2007. http://www.idemipanama.org/especiales/docs/ley.pdf

CASTAÑEDA, J. Etapa Preescolar. SlideShare. 2013. http://www.slideshare.net/joselyn091/etapa-preescolar

MOLINA, J. Porqué es importante que los niños asistan al jardín de niños? 2003.http://portalsej.jalisco.gob.mx/educacion-preescolar/node/60

PALMA, B. Importancia de la Educación Preescolar. 2012. http://www.clinicasantamaria.cl/noticias/noticia_muestra.asp?new=831

SCHWARZ, M. ¿Conoces los objetivos de la educación preescolar? http://www.nosotros2.com/familia-bebes-y-ninos/021/articulo/2024/conoces-los-objetivos-de-la-educacion-preescolar

GLOSARIO

  1. Currículo: Se conoce como el diseño, desarrollo e implantación de un proceso enseñanza y aprendizaje centrado en las potencialidades, necesidades, diversidad humana y diferencias individuales de cada niño desde el nacimiento hasta los 8 años.
  1. Didácticas: es la disciplina científico-pedagógica que tiene como objeto de estudio los procesos y elementos existentes en la enseñanza y el aprendizaje.
  1. Ejes Transversales: son los temas que se pueden tratar desde otras disciplinas y en el proceso educativo sirven para dinamizar los procesos.
  1. Estimulación precoz: es el conjunto de medios, técnicas, y actividades con base científica y aplicada en forma sistémica y secuencial que se emplea en niños desde su nacimiento hasta los seis años, con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas, permite también, evitar estados no deseados en el desarrollo y ayudar a los padres, con eficacia y autonomía, en el cuidado y desarrollo del infante.
  1. Inclusión: es un enfoque que responde positivamente a la diversidad de las personas y a las diferencias individuales, entendiendo que la diversidad no es un problema, sino una oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad, a través de la activa participación en la vida familiar, en la educación, en el trabajo y en general en todos los  procesos sociales, culturales y en las comunidades.
  1. Juego: es una educación temprana, pero necesaria y positiva, que no se le puede negar al niño.
  1. Lúdicas: se entiende como una dimensión del desarrollo de los individuos, siendo parte constitutiva del ser humano.
  1. Parvulario: es un sitio en el que se le brinda educación y cuidado a los niños de poca edad.
  1. Rincones: Es una modalidad didáctica que ofrece espacios de juego capaces de crear un ambiente que permite al niño realizar actividades diversas e interesantes que favorezcan el desarrollo físico, cognitivo, afectivo y social, así como la adquisición y desarrollo del lenguaje.
  1. Socioafectivo: incluye los procesos de actualización del conocimiento del entorno y de si mismo, que permiten la significación y reconocimiento de conductas afectivas en el propio sujeto y en los demás, con el fin de alcanzar una mejor adaptación en el medio.

ANEXO

[image]

Dinámica de grupo para preescolar

[image]

Los objetivos del juego que permiten desarrollar en el niño de preescolar

[image]

El dibujo en el niño de preescolar despierta su creatividad

[image]

Una de las áreas que intenta abordar es la cognitiva que se refiere a las habilidades del lenguaje de cada ser humano, esto incluye vocabulario, raciocinio, habilidades para expresarse, etc

Citar este texto en formato APA: _______. (2021). WEBSCOLAR. Objetivos de la educación preescolar. https://www.webscolar.com/objetivos-de-la-educacion-preescolar. Fecha de consulta: 30 de November de 2022.

Descargar PDF Descargar

No votes yet.
Please wait...
 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2022 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×