Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Comercio y Economía » Los principios básicos de la contabilidad

Los principios básicos de la contabilidad

0 Flares 0 Flares ×

INTRODUCCIÓN

Hoy en día es una necesidad conocer los principios de contabilidad. Este conocimiento contribuye al desarrollo eficaz de la habilidad humana para procurar su sustento a la compresión de las actividades económicas del mundo mercantil y por último al logro de una máxima competencia en el manejo de los propios asuntos comerciales.

La contabilidad se define como un sistema adoptado para clasificar los hechos económicos que ocurren en un negocio. De tal manera que, se constituye en el eje central para llevar a cabo los diversos procedimientos que conducirán a la obtención del máximo rendimiento económico que implica el constituir una empresa determinada.

Este trabajo tiene como finalidad dar a conocer los principios básicos de la contabilidad, a medida de la investigación se fue reconociendo que existen más de 9 principios que son los mencionados en este trabajo y que son explicados. Sobre todo se ha tratado de indagar sobre su aplicación y la naturaleza de estos principios.

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA CONTABIIDAD

  1. CONCEPTO

Las normas y conceptos contables utilizados en la preparación de los estados financieros se denominan principios de contabilidad generalmente aceptados. Los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados conocidos como (PCGA) son un conjunto de reglas generales y normas que sirven de guía contable para formular criterios referidos a la medición del patrimonio y a la información de los elementos patrimoniales y económicos de un ente. Los PCGA constituyen parámetros para que la confección de los estados financieros sea sobre la base de métodos uniformes de técnica contable. Son reglas y tenemos que cumplirlas de acuerdo al mandato de documentos de la contabilidad también se dice que la contabilidad es llamada PCGA por estas razones: frecuentar las contables de manera segura autorizar las habilitaciones de la vida diaria a nivel dictador.

Algunos de estos principios se han establecido por entidades oficiales dedicadas a ese propósito, como el comité de “normas de contabilidad financiera, mientras que otros han ganado aceptación simplemente a tras de un uso generalizado. Las diferentes idas, conceptos y métodos contables que constituyen los principios de contabilidad generalmente aceptados, cambian continuamente y evolucionan en respuesta a los cambios en el ambiente empresarial.

Los principios de contabilidad generalmente aceptados establecen la base teórica y los lineamientos fundamentales que regulan los criterios seguidos para la elaboración de los estados contables e informes financieros sobre la evolución del patrimonio y sus transformaciones en el tiempo, los que en su conjunto, finalmente, expresan el universo de las transacciones y eventos que afectan la gestión patrimonial y los ingresos y egresos de la unidad económica (Ente).

Los principios de contabilidad deben aplicarse de manera conjunta y relacionada entre sí. Las bases conceptuales que los conforman guardan relación tanto con el proceso económico-financiero como con el flujo continuo de operaciones a los fines de identificarlas y cuantificarlas, de manera tal que satisfagan la necesidad de información de los responsables de la conducción del Ente como así también a terceros interesados, y por lo tanto, les permitan adoptar decisiones sobre la gestión del mismo.

No existe una lista completa de los principios de contabilidad generalmente aceptados, pero los contadores y usuarios de estados financieros deben conocer cuales conceptos aceptables y cuales no.

El desarrollo de la información contable de conformidad con los principios de contabilidad generalmente aceptados se denominan contabilidad financiera”, debido a que esta formación resume la información financiera y los resultados de la operación de una entidad comercial.

Para producir información útil a los intereses, la contabilidad adopta el criterio de equidad que está sustentado en una base de objetividad y veracidad razonables sobre la base de los principios de contabilidad gubernamental que se definen como los fundamentos esenciales para el registro de las operaciones y presentación de los correspondientes estados financieros, presupuestales, programáticos y económicos.

  1. ÁMBITO DE APLICACIÓN

Los principios de contabilidad generalmente aceptados, adoptados para el Sector Público, serán de aplicación a la Administración Central, Organismos Descentralizados e Instituciones de la Seguridad Social.

En la medida que no se contrapongan con los aplicados a las Empresas, Sociedades del Estado y todas aquellas otras organizaciones empresariales donde el Estado tenga participación mayoritaria en el capital o en la formación de las decisiones societarias, los mismos serán aplicables.

Las Instituciones de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público nacional, se adaptarán a los principios que el Órgano Rector adopte en la materia.

  1. POSTULADO BÁSICO Y PRINCIPIOS

El postulado básico que debe orientar la actividad relacionada con la contabilidad y elaboración de información del Ente, es el de equidad, sobre el cual se desarrollan los principios de contabilidad generalmente aceptados.

Los principios de contabilidad generalmente aceptados, adoptados para el Sector Público, son los conceptos básicos que se reconocen como esenciales para la cuantificación y adecuado registro de los estados contables y sus informes financieros y de gestión complementarios, de manera tal que los mismos registren en el tiempo, uniformemente, las variaciones patrimoniales y el resultado de las operaciones, siendo necesario entonces, el conocimiento de los criterios seguidos para su preparación, lo cual facilita, entre otros aspectos, el fluido accionar de los Órganos de Control Público.

  1. CLASIFICACIÓN DE LOS PRINCIPIOS

Los principios de contabilidad son principios básicos que establecen el límite de identificación del ente económico, las bases de Cuantificación de las operaciones y la presentación de la información financiera cuantitativa, por medio de los estados financieros”.

Los principios de contabilidad son 9 y se encuentran agrupadas en 4 categorías especiales:

ÁREA 1:

Principio: EQUIDAD

El principio de equidad se encuentra en el área 1, porque es el principio general y fundamental para los demás principios.

ÁREA 2:

Principios: ENTE, BIENES ECONÓMICOS, MONEDA COMÚN, EMPRESA EN MARCHA, EJERCICIO.

Estos 5 principios se encuentran en el área 2, porque reflejan el medio socioeconómico. En otras palabras, estos principios hacen referencia a todo lo que tiene que ver con la empresa y el medio económico-social.

ÁREA 3:

Principios: OBJETIVIDAD, PRUDENCIA, UNIFORMIDAD, EXPOSICIÓN Y MATERIALIDAD.

Estos principios están en relación con la información, ya que tienen que ver con la recolección, medición, exposición y forma en que se toma la información.

ÁREA 4:

Principios: VALUACIÓN AL COSTO, DEVENGADO, REALIZACIÓN.

Estos principios se caracterizan por referirse a la valuación, por tanto corresponde a todo lo referido a compromisos de pago, cobro y valorización de activos.

  1. PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA CONTABILIDAD

Los nueve (9) principios básicos de contabilidad:

  1. El principio de la Entidad
  2. El Principio de Negocios en Marcha
  3. El Principio de Período Contable
  4. El Principio de Enfrentamiento
  5. El Principio del Conservatismo
  6. El Principio del Costo
  7. El Principio de Revelación Suficiente
  8. El Principio de la Unidad Monetaria
  9. El Principio de la Consistencia.

Estos principios ya al ser mencionados serán explicados a continuación:

1. EL PRINCIPIO DE LA ENTIDAD

Se considera ente a toda dependencia gubernamental con existencia propia e independiente que ha sido creada por Ley o Decreto.

La actividad económica es realizada por entidades identificables las que constituyen combinaciones de recursos humanos, recursos naturales y capital, coordinados por una autoridad que toma decisiones encaminadas a la consecución de los fines de la entidad. A la contabilidad, le interesa identificar la entidad que persigue fines económicos particulares y que es independiente de otras entidades.

Para identificar una entidad se utilizan dos criterios:

  • Conjunto de recursos destinados a satisfacer alguna necesidad social con estructura y operación propios.
  • Centro de decisiones independientes con respecto al logro de fines específicos, es decir, a la satisfacción de una necesidad social.

Por tanto, la personalidad de un negocio es independiente de las de sus accionistas o propietarios y en sus estados financieros sólo deben incluirse los bienes, valores, derechos y obligaciones de este ente económico independiente. La entidad puede ser una persona física o una persona moral o una combinación de varias de ellas.

Conforme a este principio, se parte del supuesto de que una empresa tiene una personalidad jurídica distinta a los de los miembros que la integran. La empresa es un ente jurídico. La contabilidad versará sobre los bienes, derechos y obligaciones de la empresa y no sobre los correspondientes a sus propietarios.

Establece que la actividad económica es realizada por entidades independientes, las cuales tienen personalidad jurídica propia y distinta de la de sus dueños, socios o accionistas. Se considera que el Ente tiene existencia permanente, salvo modificación posterior de la norma legal de creación por la que se determine lo contrario.

2. EL PRINCIPIO DEL NEGOCIO EN MARCHA

Se considera que el ente tiene vida permanente, salvo modificación posterior de la Ley o Decreto que lo creó, en la que se especifique lo contrario.

La contabilidad cuantifica en términos monetarios las operaciones que realiza una entidad con otros participantes en la actividad económica y ciertos eventos económicos que la afectan.

Las operaciones y eventos económicos que la contabilidad cuantifica, se consideran por ella realizados:

  • Cuando ha efectuado transacciones con otros entes económicos.
  • Cuando han tenido lugar transformaciones internas que modifican la estructura de recursos o de sus fuentes.
  • Cuando han ocurrido eventos económicos externos a la entidad o derivados de las operaciones de ésta y cuyo efecto puede cuantificarse razonablemente en términos monetarios.

Conforme al principio del negocio en marcha, se supone que un negocio habrá de durar un tiempo indefinido. Al establecer en la escritura constitutiva de una empresa que su vida o duración será de 100 años, prácticamente se está considerando de vida ilimitada para cualquier socio de ella. Con base en este principio contable se justifica la existencia de activos fijos, cuyo costo no se cargará a los gastos del período de adquisición en forma íntegra, sino que irá aplicando, mediante la depreciación, a los distintos ejercicios en que preste servicio.

Parte del supuesto de que la entidad tiene una existencia permanente, salvo especificación en contrario, pensando que los dueños invierten su capital con el convencimiento de que la empresa tendrá una vida lo suficientemente larga, que les permita recuperar su inversión y generar utilidades.

3. EL PRINCIPIO PERIODO CONTABLE

La vida del ente se dividirá en períodos uniformes para efecto del registro de las operaciones y de información acerca de las mismas.

La necesidad de conocer los resultados de operación y la situación financiera de la entidad, que tiene una existencia continua, obliga a dividir su vida en períodos convencionales.

Las operaciones y eventos así como sus efectos derivados, susceptibles de ser cuantificados, se identifican con el período en que ocurren, por tanto cualquier información contable debe indicar claramente el período a que se refiere. En términos generales, los costos y gastos deben identificarse con el ingreso que originaron, independientemente de la fecha en que se paguen.

De esta manera, las verdaderas utilidades de una empresa tan sólo se podrá determinar al concluir su vida, y ésta es ilimitada, artificialmente se habrá de dividir la vida de la empresa en períodos contables con el fin de informar acerca de los resultados de operación de dicha empresa y de su situación financiera.

4. EL PRINCIPIO DE ENTRENAMIENTO

El ente debe observar las disposiciones legales que le sean aplicables en toda transacción, en su registro y en general, en cualquier aspecto relacionado con el sistema contable y presupuestal.

Según la opinión de muchos contadores prominentes, el principio contable más importante es el de enfrentamiento. Conforme a este principio contable se pretende que se casen los ingresos de un ejercicio contable con los gastos incurridos para la obtención de aquellos.

Consideramos que es allí en donde radica la principal diferencia entre la Contabilidad Fiscal y la Contabilidad Financiera. Los contadores deben hacer el mejor intento para determinar las utilidades “correctas” respetando el principio de enfrentamiento. Al fisco no le preocupa tal enfrentamiento, pues su objetivo es como dijimos anteriormente, otro muy distinto; el recaudar los mayores impuestos posibles.

5. EL PRINCIPIO DE CONSERVATISMO O CRITERIO PRUDENCIAL

Los gastos deben ser reconocidos y registrados como tales en el momento en que se devenguen y los ingresos cuando se realicen.

Se señala conforme a este principio, que ante diversas alternativas, contables el contador deberá elegir aquella que sea optimista. Implica el reconocimiento de pérdidas tan luego se conozcan, y por el contrario los ingresos no se contabilizan sino hasta que se realicen. Una recomendación útil para los contadores es que eviten el ultraconservatismo, que también es dañino; pues la meta es determinar los verdaderos resultados de las operaciones y la verdadera situación financiera, y no necesariamente los resultados y situación financiera más conservadoras.

En el registro de las operaciones contables y en la preparación de estados financieros, debe observarse una tendencia general hacia el inmediato reconocimiento de los eventos desfavorables y evitando la sobrevaluación de las utilidades y los activos.

En este principio no deben anticiparse ventas. Todas las pérdidas y pasivo conocidos deben registrarse sin importar si se puede o no determinar su exactitud.

6. EL PRINCIPIO DEL COSTO

Los bienes se deben registrar a su costo de adquisición, o a su valor estimado, en caso de que sean producto de una donación, expropiación o adjudicación.

Las transacciones y eventos económicos que la contabilidad cuantifica se registran según las cantidades de efectivo que se afecten o su equivalente o la estimación razonable que de ellos se haga al momento en que se consideren realizados contablemente.

Estas cifras deberán ser modificadas en el caso de que ocurran eventos posteriores que les hagan perder su significado, aplicando métodos de ajuste en forma sistemática que preserven la imparcialidad y objetividad de la información contable. Si se ajustan las cifras por cambios en el nivel general de precios y se aplican a todos los conceptos susceptibles de ser modificados que integran los estados financieros, se considerará que no ha habido violación de este principio, sin embargo, esta situación debe quedar debidamente aclarada en la información que se produzca.

Se refiere este principio a la objetividad en el registro de las transacciones. Esta objetividad nacida del comprobante o documento contabilizador da validez a muchas deducciones fiscales y también facilita la aplicación de las técnicas de auditoría, que de lo contrario convertirán al auditor actual en un profesional muy distinto: en un perito valuador.

El costo historio ha sido defendido a toda costa por el profesional contable, haciendo caso omiso de los costos de reemplazo de los costos de oportunidad que tan importantes son dentro de la microeconomía (economía de la empresa) o dentro de la contabilidad administrativa. (La contabilidad administrativa no se ve afectada por los principios de contabilidad generalmente aceptados).

7. EL PRINCIPIO DE REVELACIÓN SUFICIENTE

Los estados financieros, presupuestales y patrimoniales, deben incluir la información suficiente para mostrar amplia y claramente la situación financiera, presupuestal y patrimonial del ente.

Con base en el principio de revelación suficiente se ha pensado en la necesidad de ajustar los estados financieros con motivo de los cambios en el poder adquisitivo de la moneda. El Contador Público está obligado a proporcionar información fidedigna que permita al usuario de tal información tomar decisiones acertadas. Ha sido una buena costumbre entre los contados el incluir notas aclaratorias a los estados financieros en los cuales se indican pasivos contingentes o compromisos que pueda tener una empresa y demás información que pueda ser útil para el lector de dichos estados financieros.

Para que los usuarios puedan utilizar la información financiera, debe ser presentada de manera clara y comprensible que haga posible examinar los resultados de operación y la situación financiera de la entidad.

De esta manera, la información contable presentada en los estados financieros debe contener en forma clara y comprensible todo lo necesario para juzgar los resultados de operación y la situación financiera de la entidad.

8. EL PRINCIPIO DE LA UNIDAD MONETARIA

Los derechos, obligaciones y en general las operaciones que realice el ente, serán registrados en moneda nacional.

El principio contable más discutido en años recientes es el principio de la unidad monetaria. ¿Será válido el supuesto de que el poder adquisitivo de la moneda no cambia? Un Contador Público que se oponga a una revaluación de activos fijos (cuando en realidad proceda) apoyándose en el principio de la unidad monetaria, no estará de acuerdo en que se paguen los mimos honorarios por igual trabajo que realizó hace más de años.

Siendo la Contaduría Pública una profesión formada por personas integras y muy respetadas no podía menos que esperarse el enfrentarse al problema formándose Comités que han estudiado el problema con todos esmero en la búsqueda de la mejor solución al mimo.

Las operaciones y eventos económicos se reflejan en la contabilidad expresados en la unidad monetaria del país en que esté establecida la entidad. La unidad monetaria en que se expresan los estados financieros debe revelarse.

9. EL PRINCIPIO DE CONSISTENCIA

Las políticas, métodos de cuantificación y procedimientos contables deben ser los apropiados para reflejar la situación del ente por si mismo y en relación con similares, debiendo aplicarse con criterio uniforme a lo largo de un período y de un período a otro.

Este principio se refiere tanto a la consistencia en la aplicación de criterios contables de valuación de partidas y demás criterios (capitalización o no capitalización de desembolsos relacionados con activos fijos; tratamiento contable de los planes de pensiones a persona; tratamiento de mejoras en arrendamientos, etc.), como a la consistencia en cuanto a la clasificación de partidas dentro de los estados financieros.

Razones financieras equivocadas se obtendrán si en un ejercicio una partida se clasifica como crédito diferido y en otro ejercicio se clasifica como cuenta complementaria de activo (caso de: Intereses por Realizar en Ventas en Abonos). Se ha dicho en plan de broma que una empresa cuyas utilidades sean deficientes debe más bien cambiar de contador y no de administrador, pues los contadores con sus criterios profesionales podrán hacer varias las utilidades de las empresas sin violar los principios contables.

La Secretaría de Hacienda sí da importancia al principio de consistencia, puesto que si no lo hicieran las empresas disminuirían su carga tributaria tan sólo buscando aquellos criterios contables que arrojan menores utilidades, posiblemente sin respetar el principio de consistencia. (En el tratamiento contable de coproductos podría un Contador en un período contable prorratear el costo conjunto considerando el método de valor de mercado ponderado para prorratear dicho costo conjunto.

Otro caso sería diferir gastos si el presente ejercicio fuere malo en cuanto a utilidades para posteriormente amortizar dichos gastos en los periodos con mayores utilidades y así ahorrar impuestos.

  1. NATURALEZA DE LOS PRINCIPIOS DE CONTABILIDAD

Estos no son como las leyes físicas, no existen en la naturaleza esperando su descubrimiento por el hombre. Más bien, son desarrollados por este, a la luz de lo que consideramos que son los objetivos más importantes del informe financiero. En muchas ocasiones los principios de contabilidad generalmente aceptados son similares a las reglas establecidas por un deporte organizado, como el baloncesto.

Los principios de contabilidad son semejantes a las reglas deportivas en que:

  • Se originan en una combinación de tradición, experiencia y decretos, normas o reglas oficiales.
  • Requieren soporte autorizado y algún medio de aplicación.
  • Son ocasionalmente arbitrarios.
  • Pueden cambiar con el tiempo a medida que se hacen evidentes las deficiencias en las normas existentes.
  • Deben ser claramente entendidos y observados por todos los participantes en el proceso.

Algunos de estos principios han sido establecidos por entidades oficiales dedicadas a este propósito, como el Comité de Normas de Contabilidad Financiera, mientras que otros han ganado aceptación simplemente a través de un uso generalizado.

CONCLUSIÓN

Los principios básicos de Contabilidad son los fundamentos esenciales para sustentar el registro correcto de las operaciones, la elaboración y presentación oportuna de estados financieros, basados en su razonamiento, eficiencia demostrada, respaldo de legislaciones especializadas y aplicación general de la contabilidad gubernamental.

La contabilidad es de gran importancia porque todas las empresas tienen la necesidad de llevar un control de sus negociaciones mercantiles y financieras. Así se obtendrá mayor productividad y aprovechamiento del patrimonio. Por otra parte, los servicios aportados por la contabilidad son imprescindibles para obtener información de carácter legal.

El adecuado conocimiento y utilización, hacen del contador un profesional apto en cualquier situación. Esta información es de suma importancia al momento de realizar la labor contable en toda empresa.

BIBLIOGRAFÍA

__________. Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados y Normas Generales de Contabilidad para el Sector Público Nacional

Haz clic para acceder a conta_principios_contabilidad.pdf

__________. ¿Cuáles son los Principios Básicos de la Contabilidad? http://www.gestiopolis.com/recursos/experto/catsexp/pagans/fin/44/prinbasconta.htm

DE LA ROSA, V. Los Principios Básicos de la Contabilidad. http://www.enciclopediadetareas.net/2010/08/los-principios-basicos-de-contabilidad.html

FABIAN, C. Principios Contables Generalmente aceptados (PCGA). http://www.gestiopolis.com/canales6/fin/contabilidad-y-principios-contables.htm

RODRIGUEZ, A. Los Principios de Contabilidad generalmente aceptados. http://www.monografias.com/trabajos11/conunos/conunos.shtml

ANEXO

[image]

Principio de la Unidad Monetaria: Los derechos, obligaciones y en general las operaciones que realice el ente, serán registrados en moneda nacional.

[image]

Principio de Revelación Suficiente: Los estados financieros, presupuestales y patrimoniales, deben incluir la información suficiente para mostrar amplia y claramente la situación financiera, presupuestal y patrimonial del ente.

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 3.5/5 (2 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0 (de 0 votos)
Los principios básicos de la contabilidad, 3.5 out of 5 based on 2 ratings

Citar este texto en formato APA: _______. (2013). WEBSCOLAR. Los principios básicos de la contabilidad. https://www.webscolar.com/los-principios-basicos-de-la-contabilidad. Fecha de consulta: 4 de agosto de 2020.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Un Comentario en “Los principios básicos de la contabilidad”

  1. raquel dijo:

    hola esta bien pero no me ayudo de mucho pero gracias por la informacio

    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0 (de 0 votos)

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2020 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×