Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Psicología » La vida afectiva, emociones y sentimientos

La vida afectiva, emociones y sentimientos

0 Flares 0 Flares ×

¿QUÉ ES LA VIDA AFECTIVA?

La vida afectiva en los seres humanos, caracterizada como un fluir continúo de emociones y sentimientos dispares, que determinan nuestro estado de ánimo, nos diferencia de los restantes seres vivos, tanto o más que los aspectos cognitivos del pensamiento y la razón. El binomio razón/sentimientos y el mantenimiento de un adecuado equilibrio entre ambos, es decisivo para nuestra salud mental y física.

Durante siglos se consideró que la razón y el pensamiento residían en el cerebro, y las emociones y sentimientos en el corazón, ya que cualquier disturbio emocional provocaba una percepción inmediata de los latidos cardiacos, que se hacían más frecuentes e intensos. Hoy sabemos que ello es debido a la liberación brusca de adrenalina y noradrenalina en respuesta al estímulo emocional, y que tanto nuestros afectos, emociones y sentimientos, como  nuestra capacidad de raciocinio, radican en el cerebro, y que tanto el corazón seguirán siendo sólo el destino romántico de nuestros anhelos e ilusiones.

La educación afectiva que recibimos en nuestra infancia, va a condicionar la capacidad de expresión de nuestros sentimientos a lo largo de la vida. Desde la infancia se ha educado a los niños de ambos sexos de manera discriminatoria, “los niños no lloran”, y ello ha provocado que en los varones tanto en la juventud como en la etapa adulta, se sienta vergüenza de la exteriorización de nuestros sentimientos, incluso en momentos  de pena y tristeza extrema.

La afectividad es aquel conjunto del acontecer emocional que ocurre en la mente del hombre y se expresa a través del comportamiento emocional, los sentimientos y las pasiones. Las emociones y los sentimientos tienen importancia por lo referente a la vida afectiva, para valorar y juzgar los diferentes sentimientos que componen ésta en una persona. Es importante saber cuales son y como influyen en nuestra conducta.

[image]

 

CARACTERÍSTICAS DE LA AFECTIVIDAD

Las características de la afectividad son las siguientes:

  • Polaridad. Consiste en la contraposición de direcciones que pueden seguir de los positivo a lo negativo, del agrado al desagrado, de lo justo a lo injusto, de la atracción a la repulsión.
  • Intimidad. Expresa subjetividad como una situación profunda y personal
  • Profundidad. Grado de significación o importancia que le asigna el sujeto al objeto.
  • Intencionalidad. Porque se dirige hacia un fin sea positivo o negativo.
  • Nivel. Unos son más bajos y otros elevados.
  • Temporalidad. Esta sujeto al tiempo; inicio y un final.
  • Intensidad. Los afectos experimentan distinto grado o fuerza: risa, sonrisa, carcajada.
  • Amplitud. Los procesos afectivos comprometen a toda la personalidad del individuo.

MANIFESTACIONES AFECTIVAS

La vida afectiva se manifiesta como una cálida adhesión, o repulsión al objeto, con un colorido de placer o sufrimiento, agrado, desagrado, satisfacción e insatisfacción, amor, odio, etc. Es un interés, una emoción, un sentimiento a veces una pasión, que mueve y colorea con tinte agradable o doloroso nuestra vida mental. A la esfera afectiva se lo ha dividido desde el punto de vista pedagógico en: Emociones, sentimientos, pasiones y estados de ánimo.

Entre las manifestaciones de la afectividad podemos clasificarlas en las siguientes:

Emociones

Las emociones es una reacción afectiva que surge súbitamente ante un estímulo, duran un corto tiempo y comprende una serie de repercusiones psicocorporales. Están acompañadas de alteración orgánica funcionales, así puede presentar palpitaciones, sudoraciones, sequedad de la boca, dilatación pupilar, hipertensión arterial, temblor, palidez, rubor, mirada extraviada, voz frágil, etc.

Las emociones y sentimientos son estados afectivos presentados por el ser humano. Se parecen en que pertenecen al área vivencial afectiva en cuanto a su forma de aparición y expresión. La emoción surge ante una situación que aparece de repente, bruscamente. No es instintivo, ni tampoco innato y es el resultado de un aprendizaje. Por lo tanto, es adquirido por procesos complejos de aprendizajes de una cultura y por incorporación de vivencias personales.

El sujeto “pierde la cabeza”, “no sé que hice” expresa cuando se le interroga, se produce una ofuscación de conciencia, lo cual impide una actitud adecuada. La historia de la evolución (onto y filogenética) nos confirma que los mecanismos primitivos de la conducta de los seres vivos se encuentran ligados al sucesivo desarrollo de los tres estados emocionales fundamentales: miedo, cólera y amor.

Las emociones dependen de factores individuales (De la persona que experimenta la emoción), ya que las personas somos diferentes porque hemos aprendido de nuestras vivencias, experiencias, la familia, ambiente social… etc. Por ejemplo el ambiente familiar te puede ayudar o inhibir. La persona a veces no dispone de habilidades (Por ejemplo lingüística).

Las emociones desempeñan un papel importante, en el equilibrio, en la salud, es una regulación en la vida emocional, nos predispone a manejar mejor las situaciones, a soportarlas mejor y a alcanzar la madurez (Capacidad para enfrentarse a situaciones problema) dándonos mayor equilibrio.

Características de las emociones

Las características básicas de las emociones son:

  • Corta duración y elevada intensidad
  • Genera modificaciones fisiológicas significativas
  • Aparecen por un estímulo en un contexto específico
  • Comunes al hombre y al animal

Categorías Básicas de las emociones

Plutchik sugiere que hay cuatro pares de emociones que son similares para todas las sociedades humanas

  • Miedo
  • Aversión
  • Tristeza
  • Ira
  • Sorpresa

[image]

Clasificación de las Emociones

Las emociones se pueden clasifican en las siguientes formas:

  • Asténicas o pasivas: Se caracterizan por la inhibición o disminución de la actividad del sujeto.
  • Esténicas o activas: Se produce un incremento de la actividad y excitación por parte del sujeto

Componentes de las emociones

Existen al menos tres componentes de la emoción:

  • Sentimiento. La emoción es un sentimiento privado y subjetivo que puede manifestarse o no por medio de indicadores externos.
  • Arousal fisiológico. La emoción es una expresión o exhibición de respuestas somáticas y autónomas características. El arousal fisiológico que acompaña a la emoción se puede examinar en animales y en humanos.
  • Acciones. Este aspecto de la emoción está relacionado con la idea de Darwin sobre los roles funcionales de la emoción. Sugería que las emociones tienen un importante papel en la supervivencia porque ayudan a la generación de respuestas adecuadas a los sucesos del medio.

Teoría de las Emociones

Teoría de James Lange

La teoría de James-Lange es una hipótesis sobre el origen, la naturaleza y la transmisión de las emociones. La teoría fue propuesta por William James y Carl Lange simultáneamente, pero de forma independiente, en 1884. La teoría de James-Lange propone que la corteza cerebral recibe e interpreta los estímulos sensoriales que provocan emoción, produciendo cambios en los órganos viscerales a través del sistema nervioso autónomo y en los músculos del esqueleto a través del sistema nervioso somático.

[image]

Básicamente, esta teoría se oponía a la idea, proveniente del sentido común de que la percepción conllevaba una emoción y esta provocaba una reacción fisiológica. Tanto James como Lange proponían un modelo en el que la reacción fisiológica ante el estímulo era la que provocaba la emoción: No lloro porque tengo pena, sino que tengo pena porque lloro.

Teoria de Cannon – Bard

La teoría de Cannon-Bard es una explicación científica de la fisiología de la emoción. En la búsqueda de una explicación para la biopsicología de la emoción, Walter Cannon propuso una serie de supuestos que superaban la hasta entonces vigente teoría de James-Lange. Sus ideas fueron recogidas por su discípulo Philip Bard, quien las amplió y difundió.

Según esta teoría los estímulos emocionales tienen dos efectos excitatorios independientes: provocan tanto el sentimiento de la emoción en el cerebro, como la expresión de la emoción en los sistemas nerviosos autónomo y somático. Es decir, tanto la emoción como la reacción ante un estímulo serían simultáneas.

La teoría de James-Lange proponía que primero venían las reacciones fisiológicas y luego las emociones, la de Cannon-Bard superaba esta idea acercándose a lo que hoy en día se piensa que es, más allá de la simultaneidad, una interacción entre estos mecanismos.

[image]

Sentimientos

Los sentimientos, en función de los seres sociales de nuestro contexto social y cultural, son resultado de la relación, vivencias y experiencias de nuestra forma de actuar. Son estados afectivos, más complejos, más estables, más duraderos y menos intensos que las emociones. No hay un estimulo que hace que surja en un momento, si no que es producto de una situación progresiva que deja su huella.

No siempre es positivo, también puede ser negativo siendo el más preocupante, ya que pueden hacer aparecer ciertos trastornos en el individuo llamados negativos, que dificultan una relación. Con consecuencias en la estabilidad personal, nos hacen desarrollar comportamientos defensivos.

Son frente a las emociones estados afectivos más elaborados, más duraderos, más profundos aunque alcanzan menor intensidad, entre los que destacan el amor, odio, la simpatía o la venganza siendo incluibles en sentimientos interindividuales, sociales e ideales.

[image]

Los sentimientos son reacciones afectivas de poca intensidad y larga duración, es frecuente en los adultos. Existe estabilidad y subjetividad, hay predominio de conciencia y voluntad. El sujeto se da cuenta que odia o que ama a otra persona. El ambiente familiar y la cultura modifican los sentimientos. Los mismos carecen usualmente de las concomitancias somáticas de las emociones y tienen menos repercusión con la conducta motora y más con el pensamiento, poseyendo un marcado carácter autóctono que las independiza de la regulación voluntaria.

Los sentimientos son adquiridos en el proceso de socialización: amor a nuestra pareja, el odio a nuestros enemigos, el cariño hacia una profesora, el rencor hacia un familiar.

Características de los Sentimientos

Las Características de los Sentimientos:

  • Es subjetivo
  • Surge en forma lenta y progresiva
  • Promueve conductas

Clasificación de los sentimientos

Los sentimientos normalmente, los clasificamos en: Buenos o Malos.

  • Llamamos sentimientos buenos a aquellos que nos hacen sentir bien, seguras o seguros, confiadas o confiados. Como ejemplos de este tipo pueden ser: el amor, la amistad, la confianza, el cariño, la alegría, etc.
  • Llamamos sentimientos malos a aquellos que nos hacen sentir mal. Como ejemplos de este tipo de sentimientos pueden ser: la ira, la desconfianza, el desamor, la tristeza, la enemistad, etc.

El filósofo Max Scheler realiza una clasificación de los sentimientos desde la fenomenología (“la gradación de la vida emocional” en Ética, vol. II):

  • sentimientos sensibles, que se caracterizan por una localización sensorial bien determinada, de carácter puntual y transitorio; tales sentimientos son signo de que algo físico está alterado (el dolor de cabeza);
  • sentimientos vitales y corporales que se extienden a todo el cuerpo – y no a un determinado lugar –, por ejemplo el sentimiento de salud o de enfermedad;
  • sentimientos psíquicos, suelen ser más independientes del cuerpo y están producidos por circunstancias y hechos concretos como la alegría o la tristeza ante un suceso o noticia; son, en sí, cualidades del ‘yo’ personal que modulan afectivamente la relación entre el sujeto (el ‘yo’) y el objeto captado;
  • sentimientos espirituales, son los más alejados de la corporeidad y no están motivados directamente por el conocimiento sensible; son modos de ser que penetran todos los contenidos de la conciencia (la felicidad, la paz, la melancolía, etc.). Sin embargo, ninguna de estas clasificaciones se acercan a la compleja realidad de la afectividad del sujeto humano.

PATOLOGÍA EN LA VIDA AFECTIVA

La vida afectiva puede sufrir las siguientes alteraciones:

1. Hipertimia

En la hipertimia existe un estado de ánimo exagerado de alegría, bienestar y satisfacción así, tenemos:

  • Euforia. Se caracteriza por la alegría profunda, insulsa, con locuacidad que lleva al paciente al chiste grosero y rudo.
  • Júbilo. Es un estado de euforia máxima donde el sujeto; irradia alegría y confianza en sí mismo.
  • Extasis. Es una forma superior de euforia con salida de si mismo, poniéndose en contacto con algo que no es su realidad.
  • Manía. Se manifiesta a través de extrema alegría, cólera, agitación psicomotora, gran locuacidad, fuga de ideas hasta llegar al éxtasis.
  • La Hipomanía. Es un cuadro de inicio o terminación de la manía. Por lo común el paciente se manifiesta alegre, locuaz, feliz, sociable.

2. Hipotimia

La Hipotimia es un estado de malestar por insatisfacción y tristeza. Tenemos: apatía, miedo, pánico, ansiedad, depresión, melancolía.

  • La Apatía. Existe falta de interés, indiferencia por todo. Se observa exagerada lentitud, aún frente a estímulos que deberían desencadenar reacciones afectivas o emocionales.
  • Miedo. El miedo es una reacción temerosa ante un peligro concreto que lo justifica. El hombre normal ante el peligro no reacciona con angustia sino con miedo.
  • Pánico. El sujeto tiene la vivencia de que el peligro viene de todas partes, provocando conductas agitadas y de sobresalto.
  • Ansiedad. Es temor sin saber a qué. Es temor a algo indefinido. Es importante diferenciar entre angustia y ansiedad; en ambas existe un temor a algo que no se puede definir. En la ansiedad hay expresión más psíquica, así: preocupación, sensación de presión precordial, palpitaciones, paro cardíaco, etc.
  • Depresión. Es un estado de tristeza, disminución e inhibición psicomotora de los procesos intelectuales, volitivos y neurovegetativos.
  • Melancolía. Presenta un cuadro depresivo con gran tristeza, pesimismo generalizado, facies dolorosa, pérdida de la iniciativa, ideas delirantes, hipocondríacas, persecutorias y notable tendencia al suicidio.

3. Reacción Afectiva

La reacción afectiva puede alterarse desde el punto de vista patológico con las siguientes manifestaciones:

  • Labilidad afectiva. El sujeto presenta cambios bruscos del afecto sin motivo aparente; de gran intensidad y breve duración, así: depresivo, eufórico, irritable, indiferente.
  • Indiferencia Afectiva. Es pérdida del afecto a los seres queridos sin motivo aparente. El enfermo no reacciona ante los estímulos emocionalmente agradables ni desagradables.
  • Inversión de los afectos. El sujeto siente odio por los seres amados y amor por los que debería odiar.
  • Disociación afectiva. Es un afecto inapropiado discordante. La respuesta afectiva no concuerda con el estímulo. Un esquizofrénico, ante una mala noticia ríe; y viceversa.
  • Irritabilidad. Existe una desproporcionada reacción frente a un estímulo. El paciente se manifiesta emocionalmente excitable y a veces explosivo.
  • Embotamiento Afectivo. Se evidencia disminución de la excitabilidad emocional, colocando al paciente en estado de obnubilación, estupor o shock afectivo.
  • Tenacidad Afectiva. Los afectos se mantienen por tiempo prolongado, colocando al paciente en un verdadero sufrimiento con manifestaciones de rencor, odio, envidia, etc.
  • Ambivalencia afectiva. Existen afectos contrapuestos: El sujeto ama y odia, a la vez, a la misma persona.
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 5.0/5 (1 voto)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: +1 (de 1 voto)
La vida afectiva, emociones y sentimientos, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Citar este texto en formato APA: _______. (2013). WEBSCOLAR. La vida afectiva, emociones y sentimientos. https://www.webscolar.com/la-vida-afectiva-emociones-y-sentimientos. Fecha de consulta: 26 de mayo de 2020.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2020 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×