Síguenos en: facebook twitter rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » La Gestión de los Centros Escolares y su protagonista principal: el Director

La Gestión de los Centros Escolares y su protagonista principal: el Director

0 Flares 0 Flares ×

INTRODUCCIÓN

Las escuelas existen para promover el desarrollo de las potencialidades físicas, cognitivas y afectivas de los alumnos a través del aprendizaje de saberes y de modos de acción, con el fin de que se transformen en ciudadanos participativos en la sociedad en la que viven. Su objetivo primordial, por lo tanto, es la enseñanza y el aprendizaje, que se obtiene a través de las actividades pedagógicas, curriculares y docentes. Éstas, a su vez, son viabilizadas por las formas de organización escolar y de gestión.

La escuela nunca es un espacio neutro, en ella se transmiten no sólo los conocimientos que constituyen el legado cultural de la sociedad, sino también los sistemas normativos y de valores de los que esta sociedad se ha dotado. La escuela, en fin, refleja claramente esa sociedad que la organiza además de conservarla y reproducirla. Pero esa sociedad es siempre dinámica y en cambio continuo por lo que se encuentra sometida a constantes transformaciones, algunas fruto de procesos de modernización y otras, por las influencias que producen los contactos entre civilizaciones y culturas diversas. Cambios de carácter económico, político, social, cultural, científico e incluso de modelo de organización social y familiar que como resultado de esos procesos de modernización y desarrollo y de esos contactos, se hacen patentes en nuestras instituciones educativas.

Debido a que es importante los cambios que sufren nuestra sociedad, de igual manera, son importantes los cambios que deben realizarse en la administración y organización del centro de acuerdo como cambia la sociedad, para ajustarse a que la enseñanza y educación se logren en nuestros jóvenes.

De esta manera, es de suma importancia que el administrador de centro esté consciente en que consisten estos cambios, los elementos que involucran y la manera como debe administrar un centro escolar, sin afectar la educación de sus integrantes.

 

  1. PALABRAS CLAVES

Entre las palabras claves encontradas en la lectura se pueden mencionar las siguientes:

  • Gestión: es realizar diligencias conducentes al logro de un negocio o de un deseo cualquiera.
  • Supervisión: es la observación regular y el registro de las actividades que se llevan a cabo en un proyecto o programa.
  • Redistribución: consiste en resolver conflictos y sobreasignaciones de recursos retrasando o dividiendo ciertas tareas
  • Funciones: es considerado como las obligaciones que posee una persona según el cargo en que se encuentre.
  • Investigación educativa: es el conjunto de acciones sistemáticas y deliberadas que llevan a la formación, diseño y producción de nuevos valores, teorías y sistemas.
  • Control: Es el mecanismo para comprobar que las cosas se realicen como fueron previstas, de acuerdo con las políticas, objetivos y metas fijadas previamente para garantizar el cumplimiento de las misión institucional.
  • Participación: es la acción y efecto de participar.
  • Calidad: Es un conjunto de propiedades inherentes a un objeto que le confieren capacidad para satisfacer necesidades implícitas o explícitas.
  • Trabajo directivo: es el trabajo que se distingue por no seguir reglas fijas y porque sus resultados son inciertos, aunque implique el deber de acertar
  • Liderazgo: es el conjunto de capacidades que una persona tiene para influir en un grupo de personas determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos.
  • Dirección: Es la acción de dirigir que implica mandar, influir y motivar a los empleados para que realicen tareas esenciales. La relación y el tiempo son fundamentales para las actividades de la dirección.
  1. IDEAS CENTRALES

Entre las ideas centrales de este texto es la función del trabajo directivo, las problemáticas que surgen en este ámbito, la naturaleza del trabajo directivo, el concepto de rol de director escolar, la función de su cargo, la situación actual del rol del director, las responsabilidades de las autoridades en los centros escolares.

Las orientaciones del papel del director y el proceso de gestión en el cambio de la sociedad y la forma como está se adapta a las necesidades de la sociedad.

La utilización de políticas de descentralización y desregulación educativa que tiene como resultados de las competencias del centro escolar.

El conocimiento de estos puntos permiten y ayudan a reconocer a los directores de centros las problemáticas, las formas como deben administrar, para así poder adecuar los objetivos y necesidades del centro y sobre todo poder lograrlo de manera adecuada. Así evitando caer en la disgregación y así poder perfilar un modelo educativo coherente que pueda presentar ante sus usuarios.

  1. ARGUMENTOS DEL AUTOR

En este escrito el autor señala citando a Antonio Viñao (1990) que en las primeras regulaciones se le asignan al director tareas administrativas (matrícula, registros, control de asistencia), pedagógicas (organización de actividades, programas escolares), académicas (organización de las fiestas escolares) y económicas.

El citado autor nos muestra también que la introducción y la consolidación de la escuela graduada, ya en las últimas décadas del siglo XX, supone un doble proceso de redistribución del poder en la organización escolar: uno externo (Inspección), que condicionaba el funcionamiento de los centros, y otro interno, en el que están implicados el director, la junta de profesores (claustro), y los maestros considera dos individualmente: A los grupos de padres y alumnos no se res considera en la legislación hasta bastantes años más tarde. Y, por último pone de manifiesto como, desde su nacimiento, al director español en la enseñanza primaria pública le acompañan los problemas de la definición de sus funciones, de las relaciones con los profesores y el modo de su selección.

El autor intenta dar un enfoque sobre la situación que viven muchos centros en la actualidad, el rol, funcionamiento y naturaleza de la gestión que llevan a cabo muchos docentes administradores de centro. La disconformidad de sus tareas administrativas, sus problemáticas, son situaciones que intenta señalar en su escrito; pero a su vez, brinda soluciones enfocándose en las funciones que un administrador de centro debe realizar.

  1. OPINIÓN CRÍTICA

Es muy importante que el director de centro conozca las bases fundamentales y los elementos que conllevan el manejo de un centro escolar.

Existen mucho dilemas sobre la dirección ya que el director intenta satisfacer a una parte de las personas todo el tiempo o puede satisfacer a todas las personas parte del tiempo, pero nunca se puede satisfacer a todas las personas durante todo el tiempo, esto lo comenta Ball, refiriéndose a las labores del director.

El director es una personas que lleva a cabo tareas de administrador, en sus inicios se veía muy confundido a las tareas básicas de un administrador cualquier, pero con el pasar del tiempo, se fue especializando sus tareas para que fuera adecuándose a las labor de un administrador de centro, para las mejoras del mismo.

Ser director de centro es una tarea muy ardua, ya que está en la mira de todas las personas con quien se encuentra relacionadas, inclusive sus superiores. Pero su actitud ya sea un director fuerte o uno débil puede lograr crítica igualmente, ya que siendo fuerte, puede imponer solo sus ideas y no tomar en cuenta las ideas de los demás, en el caso contrario puede ser criticado por ser muy complaciente.

  1. APLICACIÓN PERSONAL

El objetivo de la lectura es regular el rol del director escolar, determinar los elementos que incide en la problemática de la gestión del centro.

Así, se le pide al director de la escuela se le pide que asuma su cargo no sólo como una etapa dentro de una carrera funcionaria, sino como una posición moral, intelectual y funcional, desde la cual tiene la posibilidad de conducir un establecimiento y de imprimirle una dirección. Así, más que meros administrativos se requiere de líderes docentes capaces de dirigir y que sean a la vez eficientes organizadores.

Además de las mencionadas anteriormente se requieren para la transformación de la gestión y dirección de los centros escolares, se requiere no solo de los cambios de la calidad de la educación sino es necesaria que las escuelas tengan un marco de gestión que permita un adecuado equilibrio de márgenes de autonomía, participación de la comunidad, apoyo institucional y regulación normativa. Para elevar Estas medidas incluían, además, la reorientación de las funciones de directores y supervisores, el impulso de medidas de evaluación diagnóstica y la promoción de la elaboración de proyectos escolares como instrumento para promover una mayor colaboración de maestros, directivos y las madres o padres de familia en el mejoramiento de los resultados educativos.

La sola presencia de los materiales en las aulas no garantiza su uso adecuado y tampoco el establecimiento de formas de trabajo docente congruentes con las metas educativas, aún cuando sean precedidas de cursos de capacitación. Por otra parte, cuando el diseño de los cursos responde a las necesidades del quehacer de los maestros y éstos son bien realizados, apenas logran mejorar las cualidades individuales de los profesores, lo cual no es despreciable. Sin embargo, los maestros frecuentemente enfrentan mayores dificultades cuando intentan renovar su práctica en escuelas cuya actividad y costumbres son poco propicias a la labor disciplinada y rigurosa, a la acción colectiva y al cambio de tradiciones y rutinas establecidas.

Ello exige no sólo transformar prácticas arraigadas de enseñanza, sino también las tareas que tradicionalmente han desempeñado los directores y supervisores. Éstos deberán desempeñar un papel más activo en la dirección académica de las escuelas como orientadores y asesores pedagógicos de los profesores. Asimismo, deberán existir procedimientos e instrumentos escolares que comparen los resultados educativos obtenidos frente a los propósitos previstos, lo que se traduce en el establecimiento de un sistema de evaluación.

Entre estas medidas se pueden mencionar las siguientes:

  • Adquieran mayor autoridad y responsabilidad en la determinación y los resultados de la tarea educativa. Ello implica disponer de diagnósticos precisos acerca de la situación y los logros de la escuela y establecer acciones para superar los problemas detectados. Una consecuencia de esta demanda es la ampliación de los márgenes de autonomía del centro escolar; un ejemplo de ello debe manifestarse en el funcionamiento y las facultades del Consejo Técnico.
  • Escuchen, atiendan e involucren a los padres de familia en la tarea educativa. Esto implica ampliar la información de que disponen los padres de familia acerca de los propósitos y de la acción educativa de la escuela, lograr su colaboración en las actividades educativas, así como reconocer el interés de las madres y padres de familia por los resultados educativos y sus causas. Todo esto se traduce en la responsabilidad de “rendir cuentas”.
  • Utilicen en forma efectiva los recursos de apoyo a la enseñanza: Libros de texto, libros del maestro, ficheros de actividades didácticas, libros de la colección “Rincones de lectura”, etcétera. En estos materiales se concretan los contenidos y enfoques de enseñanza, y son la base para alcanzar los fines educativos.
  • Otorguen prioridad, por sobre todas las demás actividades escolares, a la enseñanza y al trabajo frente al grupo

 

CONCLUSIÓN

En la sociedad moderna y abierta en que vivimos y en el entorno cambiante y dinámico de los procesos productivos, los sistemas de la educación y de formación profesional están sujetos a permanentes cambios para ofrecer productos y servicios según las reales necesidades del mercado de trabajo.

La gestión administrativa en los centros educativos es importante, porque imparte efectividad a los esfuerzos humanos a la vez que ayuda a obtener mejores recursos. Dependiendo de la manera en que un centro educativo administre sus recursos, será la educación que dicho centro imparte, si un centro educativo posee una mala administración, en esa misma medida será la calidad de la enseñanza que oferta.

Los docentes y el docente administrativo tienen una gran responsabilidad social y ética con su formación, al igual que es deber de la institución educativa, facilitar, motivar e implementar un proceso de capacitación permanente, y así, reconocer plenamente al maestro como profesional de la educación. En su gestión educativa el directivo docente y los profesores deben facilitar la generación de conocimiento en los educandos, al igual que cultura ciudadana, valores universales, comunidad educativa, y convivencia pacífica, es de esta manera como se genera calidad educativa produciendo inclusión y equidad, el reconocimiento de la diversidad y el respeto a los derechos humanos.

 

BIBLIOGRAFÍA

ENGLAND, F. Tres formas de entender la Administración Educativa; en Smyth, John W. y otros: Teoría Crítica de la Administración Educativa; Universitad de Valencia, Valencia, 1989; cap. 3.

ETZIONI, A. Las Organizaciones Modernas; Uthea; México, 1965; cap. 1.

MUÑOZ, A. Y PÉREZ, M. Modelos de Organización Escolar; Edit. Cincel, Madrid, 1989; cap. 1 y 8.

PARO, V. Administraçao Escolar – Introduçao crítica ; Cortez Editora, San Pablo, 1996; cap. II.

GRAU, S. La Organización del Centro Escolar. Editorial Club University. Imprenta Gama, España. 2005.

 

RESUMEN

EL SURGIMIENTO DE LA DIRECCIÓN ESCOLAR

La naturaleza y características de los centros escolares y la cada vez más compleja tarea educativa hacen que en el centro escolar se distribuyan tareas. Antonio Viñao señala que en las primeras regulaciones se le asignan al director tareas administrativas (matrícula, registros, control de asistencia), pedagógicas (organización de actividades, programas escolares), académicas (organización de las fiestas escolares) y económicas. El citado autor nos muestra también que la introducción y la consolidación de la escuela graduada en España, ya en las últimas décadas del siglo XX, supone un doble proceso de redistribución del poder en la organización escolar:

  • uno externo, que condicionaba el funcionamiento de los centros,
  • y otro interno, en el que están implicados el director, la junta de profesores (claustro), y los maestros

En los centros de educación secundaria y, después, en las escuelas graduadas de enseñanza primaria, se vio la necesidad de una personas ya sea un profesor o un maestra supervise el funcionamiento diario del centro, de la disciplina general: también a su vez que se encargase de tareas administrativas y fuese responsable ante la administración educativa competente en materia de educación de los otros enseñantes, así como de los locales y de los propios alumnos.

Así estas actividades se veían relacionadas a las de un administrador.

DILEMAS DE LA DIRECCIÓN

Entre las problemáticas de la gestión de un director, se encuentra que el director no puede lograr la satisfacción de todas las personas durante todo el tiempo, sus acciones muchas veces no logrará satisfacer a todos los miembros del centro escolar. Otra problemática es que existen contradicciones entre el rol del director y su relación con los profesores. Para esto, los directores deben ser fuertes ya que generalmente serán criticados, pero los directores fuertes tienden a no tomar en cuenta las ideas de los profesores.

A su vez, también se pueden hablar sobre la calidad de las relaciones personales y su presencia en la escuela. Pueden ser criticados por estar demasiado pendientes de la normativa administrativa y del prestigio ante las autoridades educativas y también por no estar al corriente de los cambios y proyectos que puedan estar surgiendo en los ámbitos ajenos al centro escolar.

El director puede ser visto como un director de despacho, y con ello se estaría diciendo que sólo le preocupan los problemas administrativos, pero también se le criticará por estar demasiado tiempo haciendo pasillo y entrometerse en todo. En definitiva, el director es criticado y cuestionado tanto si hace como si no hace.

La representación y dependencia del director es otra de las situaciones por resolver, ya que por un lado depende de la administración educativa que entiende es su representante en el centro, y, por otro, tiene unas obligaciones contraídas con la comunidad escolar de la que forma parte.

NATURALEZA DEL TRABAJO DIRECTIVO

Mintzberg define la naturaleza del trabajo directivo utilizando los estudios sobre directivos de todo tipo y concluye que las categorías definidas por Fayol son generalizaciones que no explican lo que hacen en realidad los directores. Para el autor, los hechos que observa le sugieren otra cosa.

Así clasificó los roles del directivo en tres grandes categorías:

  • interpersonales (cabeza, visible, líder, enlace)
  • informativos (monitor, difusor, portavoz),
  • de decisión (empresario, gestor de anomalías, asignador de recursos, portavoz) que han sido tomadas como apoyo en un buen número de estudios sobre el director escolar.

Las aportaciones de este autor se caracterízación de la dirección sintetizadas como sigue por Gairín (1995: 275):

  • Fragmentación: Cuando el director está inmerso en una actividad durante más de diez minutos ya tiene otra tarea a la espera para interrumpirle.
  • Brevedad: Esta manera de trabajar puede asegurar que las tareas se hagan, pero es difícil asegurar Realidad del trabajo realizado.
  • Variedad: los directores deben intervenir en asuntos de lo más variado. También ocurre que las actividades que desarrollan combinan lo trivial con lo trascendente.

FUNCIONES DEL DIRECTOR ESCOLAR

El ejercicio del cargo de director conlleva cumplir una serie de tareas específicas que se relacionan, en primer lugar, con la normativa que regula el funcionamiento de los centros; pero también, con el propio modo de ser de la persona que ocupa el cargo. La dirección escolar no se agota en la gestión administrativa de los establecimientos escolares, sino que afecta a las personas vinculadas a la institución; pero al mismo tiempo la dirección es responsable por todos los sectores con incidencia en el mismo.

Gimeno (1995: 134 ss.) explica tres perspectivas desde las cuales se pueden definir las tareas que son propias de la dirección escolar:

  • Las funciones que actualmente desarrollan. Esto puede, explicar que, cuando describimos las funciones que actualmente vienen definidas en la normativa legal y cuando se observa el ejercicio de las mismas, nos encontramos con una realidad muy diversa en cada director y en cada centro.
  • En una segunda perspectiva nos situamos en el plano del deber ser. Esta perspectiva de considerar modelos alternativos de centros escolares y de comportamientos directivos suele ir asociada a menudo con procesos de reforma educativa.
  • Esta tercera perspectiva parte de una concepción tridimensional del director escolar. Una de las tres facetas de dicha concepción son las competencias asignadas al puesto directivo, la segunda es el esquema de actuación del directivo en un contexto social determinado y, la tercera, el desempeño de la función por la persona concreta en unas condiciones específicas.

Mintzberg (1983) divide las actividades de todo tipo de directivos en tres grupos: relaciones interpersonales, transmisión de información y tomas de decisiones.

Las siguientes funciones que le competen a los directores de centro:

  • Órgano de gobierno más caracterizado del centro y responsable principal del funcionamiento y el rendimiento del establecimiento escolar.
  • Presidente de los órganos de participación y control que pueden estar establecidos en el centro.
  • Coordina toda la actividad del centro.
  • Responsable de promover y fortalecer las relaciones con el entorno del centro.
  • Promueve la innovación en los métodos pedagógicos y en la evaluación de alumnos y profesores y que actúe de mediador entre las reformas externas y el centro.
  • Es el responsable de la organización administrativa del centro.

LA DIRECCIÓN Y EL CONTEXTO EDUCATIVO ACTUAL

A finales del siglo XX, las funciones y el rol del director que se acaban de señalar evolucionan, entre otras razones, debido a que las administraciones centrales delegan cada vez más responsabilidades en las autoridades locales o en las propias escuelas. Es así que el rol del director escolar se ha ido modificando, desde ser el enseñante encargado de labores técnicas y esencialmente administrativas, a ser el director con dedicación exclusiva y responsable del desarrollo de los recursos humanos, materiales y económicos que las administraciones con competencias en educación ponen a disposición del centro para prestar un servicio educativo público.

Otro de los rasgos de la sociedad actual tiene que ver con la circulación mundial del conocimiento debido al desarrollo exponencial de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación. En la medida en que la actual coyuntura económica, social y cultural requiere de organizaciones más flexibles, capaces de adaptarse a contextos en constante cambio, exige nuevas y diferentes funciones para el director.

Hargreaves propone ocho orientaciones para un director que asuma el papel de ayuda a los profesores para que respondan con sensibilidad a los cambios y para que ellos mismos los lleven a cabo. Son las siguientes:

  • Comprender la cultura de la escuela.
  • Valorar a sus profesores mediante la promoción de su desarrollo profesional.
  • Promover la colaboración.
  • Proponer, mejor que dar órdenes.
  • Utilizar las medidas burocráticas para facilitar, no para limitar.

Surgimiento

Dilemas de la Dirección

Naturaleza del Trabajo Directivo

Funciones del Director Escolar

La Dirección y el Contexto Educativo Actual

Surge en la segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del siglo XX

  • Participación y control
  • Calidad de las relaciones personales
  • presencia en la escuela
  • Perfil del director
  • papel que adopta
  • Es difícil de pronosticar
  • La naturaleza está ligada con funciones directivas como: planificación, organización, coordinación, mandato y control.
  • Regular el funcionamiento de los centros
  • Velar porque las personas se sientan a gusto en el centro y no haya conflictos
  • Coordina toda la actividad del centro.
  • promueve y fortalece las relaciones con el entorno del centro.
  • promueve la innovación en los métodos pedagógicos y en la evaluación
  • Actúa como mediador entre las reformas externas y el centro.
  • Es el responsable de la organización administrativa del centro.

Ocho orientaciones para que un director responda con sensibilidad a los cambios son los siguientes:

  • Comprender la cultura de la escuela
  • Valorar a sus profesores mediante la promoción de su desarrollo profesional
  • Expresa lo que valora
  • Promover la colaboración
  • proponer que dar órdenes
  • Utilizar medidas burocráticas

[image]

El rol del director de centro es muy complicado y requiere de variadas habilidades y actitudes.

[image]

En el pasado el rol del director de centro escolar se confundía con las tareas de un administración, en la actualidad es mucho más complicado y especializado para ajustarse a las necesidades de su cargo.

Citar este texto en formato APA: _______. (2014). WEBSCOLAR. La Gestión de los Centros Escolares y su protagonista principal: el Director. https://www.webscolar.com/la-gestion-de-los-centros-escolares-y-su-protagonista-principal-el-director. Fecha de consulta: 1 de marzo de 2021.

Descargar PDF Descargar

No votes yet.
Please wait...
 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2021 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×