Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » La Educación sexual en los niños en nivel preescolar

La Educación sexual en los niños en nivel preescolar

0 Flares 0 Flares ×

INTRODUCCION

Educación sexual es el proceso de enseñanza-aprendizaje en el que se forma al hombre en lo relacionado con el proceso y los efectos de la actividad sexual y el sexo. A pesar de que la educación sexual es un proceso que dura toda la vida y que comienza con el nacimiento, las personas relacionamos la tarea de educar en lo relacionado con el sexo a niños y adolescentes. Sin embargo a lo largo de toda la vida necesitamos ser educados en materia sexual sobre nuevas formas de vivir nuestra sexualidad, sobre todo en momentos como el embarazo, el cambio de pareja, la menopausia o la vejez.

La escuela es el lugar adecuado para dispensar una información objetiva sobre las diferentes áreas de conocimiento que conforman el saber, es lógico suponer que también debe ser el ámbito en el que se desarrolle la vertiente informativa de la educación sexual.

Este trabajo tiene como finalidad proporcionar información fundamental sobre la importancia de incluir en el plan de preescolar la educación sexual.

[image]

¿QUE ES EDUCACION SEXUAL?

El programa de Educación sexual, debe ofrecer las herramientas necesarias para posibilitar la toma de conciencia y la búsqueda del desarrollo de las potencialidades de los niños acorde con sus necesidades, intereses, concepciones, experiencias, circunstancias y expectativas.

OBJETIVOS DE LA EDUCACION SEXUAL

[image]

El propósito puede concretarse en los siguientes objetivos:

  • Buscar en los estudiantes el desarrollo de una concepción amplia, dinámica e integral de la sexualidad como dimensión humana que permite el crecimiento de la persona.
  • Buscar en los estudiantes la toma de conciencia acerca de su identidad sexual y de los roles asignados a hombres y mujeres para desarrollar actitudes de mayor respeto y equidad en la relación entre ambos géneros.
  • Promover la autonomía y la autoestima como procesos que permiten crecimientos afectivos y la expresión de sentimientos en las relaciones interpersonales dentro de los diferentes contextos: pareja, familia, trabajo, estudio, amigos.
  • Promover la vivencia grata de la sexualidad a través de la toma de conciencia del valor del cuerpo y sus sensaciones y del erotismo como una expresión válida de la sexualidad.
  • Promover actitudes responsables y autónomas acerca del ejercicio de la maternidad y la paternidad.
  • Estimular actitudes de auto cuidado que promuevan el desarrollo de la salud en el futuro ejercicio de la vida sexual activa.

EL PAPEL DE LA EDUCACION SEXUAL EN PREESCOLAR

[image]

La educación de la sexualidad forma parte del proceso de educación de la personalidad y en él desempeñan un papel primordial la actividad y la comunicación. La concepción que el sujeto tiene acerca de sí mismo como ser sexuado, las valoraciones sobre el otro sexo y sus relaciones, se van formando desde los primeros momentos de la vida, donde la familia como primer grupo de socialización juega un papel primordial, a partir de la interactividad y la comunicación que despliegan.

La edad preescolar tiene una particular importancia en la configuración de la sexualidad; es precisamente allí donde se sientan las bases para el desarrollo posterior y donde comienza a formarse el núcleo psicológico de esta, la identidad de género en relación sistémica con el rol y la orientación sexo erótica, estrechamente vinculado con el proceso de formación y desarrollo de la identidad del sujeto como ser humano.

La identidad de género tiene su período sensitivo en la edad preescolar mayor (3 a 5 años), sin embargo su proceso de formación comienza mucho antes, cuando el niño o la niña inician el reconocimiento de su cuerpo en el primer año de vida, iniciándose un proceso de autopercepción.

Durante el segundo año de vida el hecho de alcanzar una mayor independencia del adulto, (a partir de la marcha) y tener la posibilidad de relacionarse más libremente con el mundo que lo rodea, comienzan a descubrir las relaciones entre los objetos, asimilan las funciones de estos, son capaces de identificar a partir de rasgos externos. En esa misma medida comienzan a reconocerse a sí mismos por su aspecto externo; en este proceso es capaz de identificarse como masculino o femenino por los genitales que porta, siempre que haya una adecuada orientación por parte de los adultos, que no recalquen esta condición a partir de otros atributos.

El reconocimiento de sí mismos como seres humanos sexuados se logra totalmente hacia finales del tercer año de vida, cuando comprenden que son ellos los que realizan las acciones, sobre todo, porque son capaces de prescindir del adulto.

Aquí comienzan a compararse con los adultos a querer ser iguales a ellos, a realizar las mismas acciones a identificarse con los roles que realizan los adultos con su mismo sexo, a imitarlos, “soy como mamá, hago lo que hace mamá”. El hecho de distinguirse entre las demás personas, como un ser sexuado además, propicia la aparición de sentimientos de orgullo por su sexo, en la medida que adecuadamente orientados por los adultos, asimilan las funciones de mamá y papá en los procesos de reproducción, embarazo, parto y lactancia, así como en las relaciones familiares, esto los lleva a imitar las conductas asumidas por los adultos cercanos a ellos, en el juego de roles, buscando la aprobación del adulto, lo que tiene una gran significación para la formación de estos sentimientos de orgullo.

Todo este proceso de formación y desarrollo de la identidad de género y el rol de género debe ser adecuadamente orientado por la familia y los/as educadores/as. Es este precisamente un elemento distintivo de la educación de la sexualidad en la edad preescolar, el papel mediador del adulto.

En esta edad es el adulto quien organiza y dirige la vida de los infantes, de ellos dependen y comienzan a aprender, son los adultos, y en específico el marco familiar, los que proporcionan el primer modelo de hombre o mujer, de lo masculino y lo femenino, de los que el niño o la niña se apropian.

La interactividad y la comunicación en el medio familiar tienen una gran significación en la configuración psicológica de la sexualidad en los primeros momentos de la vida, lo que no quiere decir que este se pierda en períodos posteriores, pero si es necesario resaltar que en este momento su papel es vital; sobre todo si tenemos en cuenta que la afectividad es un determinante esencial en la configuración de la sexualidad, tiene en ella una profunda significación.
Los niños y las niñas desde sus primeros años de la vida van a ir formándose una valoración de los sexos y sus relaciones lo que les permitirá, a partir de la cultura de la sexualidad que sus padres y madres le transmiten en su comportamiento cotidiano como pareja y para con ellos y ellas, ir formando su identidad y su rol de género.

Con respecto a esto L. S. Vigotsky plantea: “El niño comienza a aplicar con relación a sí mismo, aquellas formas de actuación que en forma habitual los adultos utilizan en relación con él, y esto resulta ser clave para el hecho del dominio sobre su propio comportamiento” (Vigotsky, 1987:137).

La comunicación y la interactividad no sólo tienen una marcada significación en el marco familiar, sino en todas las formas de relaciones que establecen los infantes, lo que constituye un pilar importante para el trabajo educativo, sobre todo por el papel que desempeña en este período de la vida en la construcción de la identidad de género, configuración subjetiva que constituye el núcleo psicológico de la sexualidad, y en la que juegan un rol importante el sentido subjetivo que para el niño o la niña adquiera su padre y su madre asunto este que depende mucho, precisamente, de la comunicación y la interactividad que entre ellos y ellas se despliegue.

Es también vital, en este complejo proceso de construcción de la identidad genérica, sus relaciones de comunicación flexibles, no sexistas, personalizadas, con los niños y las niñas y con los otros adultos que están a su alrededor. Fomentar desde esta temprana edad la necesidad de interacción y comunicación equitativa con los otros, estimula la formación de cualidades que le garantizarán un mayor éxito en la vida futura, de pareja, familia y en sus relaciones personales en general, como son: ser comprensivo/a, sentir desde la perspectiva del otro, ser flexible, respetar los límites ajenos, la espontaneidad y la autenticidad en la comunicación.

Es por ello que una de las funciones más importantes de los/as educadores/as para educar una sexualidad sana, libre y responsable, es el desarrollo de la capacidad comunicativa. La configuración psicológica de la sexualidad, al igual que el resto de las configuraciones que conforman la personalidad, se construyen a nivel psicológico pero al mismo tiempo expresan el contenido de las actividades y relaciones sociales en las que se ve involucrado el sujeto. De ahí que se defina a la educación de la sexualidad como el proceso que conduce la formación y desarrollo de la sexualidad como configuración psicológica de la personalidad, promoviendo la apropiación activa por parte del ser humano de la cultura de la sexualidad construida en un contexto histórico – social determinado. Este proceso debe partir del desarrollo alcanzado por los niños y las niñas, estimulando el tránsito hacia niveles superiores en correspondencia con un determinado modelo deseable de la sexualidad, de ahí su carácter clasista.

Todo ello permite plantear que la educación de la sexualidad en la edad preescolar tiene como elementos característicos: el papel mediador del adulto, la significación de la comunicación y la interactividad no solo en el marco familiar, sino en todas las formas de relaciones que establecen los infantes y el inicio de la configuración de la identidad de género en relación sistémica con el rol.

PROGRAMA DE EDUCACION SEXUAL PARA PREESCOLAR

El plan general de temas a tratar por nivel teniendo en cuenta las cuatro dimensiones básicas: vinculación afectiva, placer, género y reproductividad, en sus diversos ejes son:

DIMENSIONEJETEMATICA
VINCULACION AFECTIVA
La persona¿Quién soy yo?
La parejaMis padres son pareja
La familiaSoy parte de una familia
Los amigosSoy parte de un grupo
PLACER
Imagen corporalMi cuerpo y el de los demás
Expresiones eróticas de la sexualidadMi cuerpo expresa sentimientos
Salud sexualCuido mi cuerpo
Problemas y delitos sexualesNo acepto regalos ni caricias de desconocidos
GENERO
Identidad de generoLos niños y las niñas son diferentes
Roles de identidadLos oficios de hombres y mujeres
REPRODUCTIVIDADPaternidad y maternidad decidida y responsable¿De dónde vengo?

Estas temáticas son desarrolladas a través de diversas actividades programadas dentro del horario normal de clase, bajo la dirección de la profesora de español y con la asesoría del departamento de psicología del colegio.

Es importante anotar, que el colegio, por su condición de educación mixta, promueve en los niños y niñas, la igualdad de derechos y deberes, que a futuro, serán proyectados en un estilo de vida propio; donde se evidencian estos valores de equidad.

Los Padres y Madres de familia, tienen un rol determinante en la educación sexual de sus hijos, cuando dan apoyo, participan y dialogan en familia, sobre los temas y acciones que son tratados en el programa. Se espera en general, una actitud receptiva y dispuesta frente al niño, para favorecer su crecimiento personal.

IMPORTANCIA DE LA EDUCACION SEXUAL EN LAS ESCUELAS

Estudiar el desarrollo de la sexualidad en la etapa inicial de la vida del ser humano, impone un análisis del desarrollo de la personalidad, por cuanto la sexualidad constituye una configuración subjetiva de esta.

La sexualidad es un derecho y un deber de todo ser humano, quizás más de la familia, es de la escuela orientar los padres y alumnos de todas las edades ya que como se dice, la escuela es una orientadora de la comunidad y debe estar involucrada en la integridad de jóvenes y niños en todos los niveles desde preescolar hasta básica secundaria y se debe hacer un tipo de charla dependiendo del tipo de población que se este atendiendo.

El problema que se observa en algunas instituciones, es que consideran que la educación sexual no debe ser orientada, por que los niños conocen más y se pierde la integridad con los compañeros y la inocencia de un niño, en unos países es prohibido hablar de esto ya sea porque es pecado o quizás la religión no lo permite, creo que todos los niños y niñas de el mundo así como los adolescentes deben y tienen derecho a recibir charlas de educación sexual, puesto que las niñas pequeñas y lo niños pueden ser abusados sexualmente y ellos no tiene ni la menor idea de que está pasando con su cuerpo, y a los jóvenes adolescentes la prevención de embarazos no deseados o prevención de enfermedades de transmisión sexual.

[image]

METODOLOGÍA

Después de tratar por varias semanas lo que es el esquema corporal, las partes de la casa mediante actividades de rasgado, rellenado, etc. actividades de identificación, textura, liso, áspero, etc. actividades de canto donde señalamos parte del cuerpo, de la casa, etc.

Después tratar con todas estas actividades entramos con lo que es el género femenino, masculino y preguntamos qué cosas tienen los niños hasta agotar todas las preguntas.

Cuando ya tenemos nuestra lluvia de ideas, orientamos.

Hablamos de lo peligroso de que otras personas nos toquen, de que no se juega con nuestras partes íntimas, etc.

Para reforzar lo aprendido se entrega una hoja para identificar mediante el coloreado su sexualidad, si es niña colores de niñas y niño colorea el niño, se evalúa el aprendizaje mediante la autoevaluación, coevaluación, heteroevaluación, y por último se reúne el grupo para compartir ideas.

CONCLUSION

Todos estos contenidos permiten plantear que la educación de la sexualidad en la edad preescolar tiene como elementos característicos los principios que rigen el proceso educativo entre los que se destacan: el niño como centro, el papel mediador del adulto, la significación de la comunicación y la interactividad no solo en el marco familiar, sino en todas las formas de relaciones que establecen los niños y las niñas y el inicio de la configuración de la identidad de género en relación sistémica con el rol. De aquí que el educador, padres, madres y la familia en general, desempeñen un papel primordial en la educación de la sexualidad de los niños y las niñas de esta edad.

El educador, el promotor y ejecutor, deben prepararse teniendo en cuenta las necesidades y características de la familia con que va a trabajar, se pueden aprovechar espacios como la visita al hogar, para trabajar de forma individual temas muy específicos, a partir del diagnóstico que se tenga de la familia y así lograr un verdadero desarrollo de la educación de la sexualidad con los niños.

BIBLIOGRAFIA

_________. 2009. Programa de educación preescolar. http://es.scribd.com/doc/52527973/PROGRAMA-EDUCACION-SEXUAL-PREESCOLAR

ALLER, L. 1991. Pedagogía de la sexualidad humana, Ed. Galera. Buenos Aires, Argentina., 205p.

AZCUY, A. 1993. “La Educación Sexual en la Edad Preescolar”, Ponencia, Ciego de Ávila, Instituto Superior Pedagógico Manuel Ascunce Domenech.

LÓPEZ, F. 1990. Educación Sexual, Madrid: Ed. Fundación Universidad Empresa.

VALDEZ, H. 2010. Importancia de la Educación Sexual en las escuelas. http://educacionvsignorancia.blogspot.com/2010/08/la-importancia-de-la-educacion-sexual.html

VENGUER, L. 1876. Temas de Psicología Preescolar, La Habana Ed. Pueblo y Educación.

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0 (de 0 votos)

Citar este texto en formato APA: _______. (2014). WEBSCOLAR. La Educación sexual en los niños en nivel preescolar. https://www.webscolar.com/la-educacion-sexual-en-los-ninos-en-nivel-preescolar. Fecha de consulta: 31 de marzo de 2020.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2020 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×