Síguenos en: facebook twitter rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » Conceptos del aprendizaje, teorías y enfoques

Conceptos del aprendizaje, teorías y enfoques

El aprendizaje en términos generales, como un cambio relativamente permanente de la conducta que cabe explicar en términos de experiencia y práctica. Aunque no nos es posible observar divertamente el proceso de aprendizaje. Si podemos observar y registrar la ejecución del sujeto, y a partir de ella, inferior la presencia o ausencia de aprendizaje. Ausubel un conocido teórico cognitivo, explica el aprendizaje en función de lo que ocurre en la estructura cognitiva de una persona una vez que ha sido expuesta a estímulos escritos u orales.

Bruner, en su teoría de la instrucción reconocer, la importancia del reforzamiento, pero hace más incapie en factores evolutivos que influyen en los métodos y técnicas de enseñanza. La teoría de Ausubel y Bruner atribuye también una gran importancia a la estructuración y secuenciación del contenido; considera que la estructuración cognitiva de las ideas es en determinante fundamental del aprendizaje así como de la memoria.

El aprendizaje y la motivación están estrechamente relacionados y los psicólogos los han estudiado con bastante frecuencia a la vez.

 

INVESTIGACIÓN

Investigue el concepto de aprendizaje según diferentes autores

Gagné (1985) El aprendizaje consiste en un cambio de la disposición o capacidad humana, con carácter de relativa permanencia y que no es atribuible simplemente al proceso de desarrollo.

Shuell (1991) define aprendizaje como “un cambio perdurable en la conducta o en la capacidad de comportarse de una determinada manera, la cual resulta de la práctica o de alguna otra forma de experiencia”.

Hilgard (1956), quién define el aprendizaje como el proceso mediante el cual se origina o cambia una actividad ante una situación dada, sin que el cambio pueda ser explicado basándose en tendencias reactivas innatas, maduración o estados temporales del organismo”.

Pérez (2001), por su parte, lo define como los procesos subjetivos de captación, incorporación, retención y utilización de la información que el individuo recibe en su intercambio continuo con el medio.

Zabalza (2000) considera el aprendizaje como un proceso en que se involucran tres dimensiones: lo teórico en sí, las tareas y acciones del alumno y las tareas y actividades de los profesores; esto es, el conjunto de factores que pueden intervenir sobre él.

Sarmiento, Maldonado, Vargas & Ortega (2001) lo contemplan como un proceso de cambio que se produce en el organismo, en su conducta, en sus capacidades cognitivas/cognoscitivas, en su motivación y en sus emociones, como resultado de la acción o experiencia del individuo, la asociación entre estímulos y respuestas, la apropiación del contexto sociocultural y de las organizaciones que se hacen sobre el conocimiento.

Anderson (2001) considera que el aprendizaje es un mecanismo por el cual los organismos pueden adaptarse a un ambiente cambiante.

González (2001) afirma que el aprendizaje es “el proceso de adquisición cognoscitiva que explica, en parte, el enriquecimiento y la transformación de las estructuras internas, de las potencialidades del individuo para comprender y actuar sobre su entorno, de los niveles de desarrollo que contienen grados específicos de potencialidad.

Elabore una monografía con los siguientes temas:

  • Proceso de aprendizaje

Es un proceso de interiorización de normas y pautas de comportamientos, valores y símbolos aceptados socialmente y de conocimientos en general. La mayor parte de las actividades que ejecutan el hombre son aprendidas. Al nacer posee unos pocos reflejos, como el de succión, que le permite ejecutar las conductas precisas para su supervivencia. La acción del medio de las personas que lo rodean, van modelando las actividades del sujeto en un sentido adaptativo es decir, de acuerdo con las exigencias que en el entorno físico y social le plantea en cada momento y a las que tienes que responder de forma adecuada.

La mayor parte de las investigaciones se han llevado a efecto con animales, pero el comportamiento del hombre adopta formas más complejas que el desarrollo por los animales y que en él aparecen gran número de variables que no intervienen en las respuestas dadas por miembros de especies inferiores.

El aprendizaje tiene lugar en el sujeto y después se manifiesta con frecuencia en conductas observables. No es posible observar directamente cómo y cuándo aprendemos algo, pero si aprecian nuestra conducta manifiesta durante el proceso de aprendizaje.

Estilos de aprendizaje

Los estilos de aprendizajes se clasifican de la siguiente manera:

  • El estilo activo muestra como principales conductas al momento de aprender la animosidad, la improvisación, la búsqueda y el descubrimiento de novedad, el riesgo y la espontaneidad. Como otras características de conducta se encuentran la creatividad, la generación de ideas, la vitalidad, el aprovechamiento de la experiencia, el protagonismo, la participación, la competitividad, entre otras.
  • El estilo reflexivo cuenta en su perfil con conductas de receptividad, ponderación, análisis, exhaustividad y toma de conciencia, y entre las otras menos centrales pero presentes en él, la observación, la identificación de pequeños detalles, la elaboración de argumentos, la previsión, la habilidad para redactar informes y la prudencia.
  • El estilo teórico muestra dentro de las principales características la lógica, la metódica, la objetividad, la criticidad y la estructuración en las acciones. Por otra parte dentro de las demás características se identifican la disciplina, la planificación, el orden, la síntesis, el perfeccionismo, la hipotesisación, la elaboración de modelos, la formulación de preguntas, la racionalidad, la inventiva y la exploración.
  • En cuanto al estilo pragmático, las cinco principales características dentro de sus repertorios de aprendizaje se hallan la experimentación, la practicidad, el dirigirse a situaciones y a personas de manera directa, la eficacia y el realismo; y dentro de las otras características el tecnicismo, la búsqueda de utilidad y funcionalidad, la planificación, la objetividad, la seguridad en las acciones, la organización de situaciones y condiciones, la actualización permanente, la propuesta de soluciones a problemas y la aplicación de lo aprendido.

Aprender a aprender

En las posiciones constructivistas, todo el accionar pedagógico debe tender a proporcionar las condiciones necesarias para que el alumno construya su propio aprendizaje. Esto conlleva uno de los planeamientos más importantes asumidos por los nuevos enfoques curriculares que el alumno aprenda a aprender.

Lo importante es lograr que el alumno vaya adquiriendo un método de apropiación del saber para los constructivistas, es el proceso de autoestructuración de nuevos conocimientos.

Aprender a aprender consiste, así, en que el alumno adquiera estrategias cognitivas que le permita apropiarse de saberes, tales como: explorar, descubrir y resolver problemas.

Torres (1994) expresa que el manejo y el control del propio conocimiento y de la propia manera de conocer pueden contribuir a mejorar habilidades, como anticipar, reflexionar, enseñar, aplicar lo conocido, discutir, argumentar, confrontar los propios puntos de vista con los de otros, desarrollar el poder de discermiento, etc. El aprender a aprender, como principio, propicia que el alumno reflexione sobre la forma en que puede conocer o aprender, empleando con eficacia sus propios recursos cognitivos.

En este ejercicio de aplicar sus propias habilidades para aprender a aprender, el alumno toma conciencia de su modo particular de aprender que lo diferencia de otras personas y de sus posibilidades de aplicar lo aprendido en nuevas situaciones. El aprender a aprender implica, entonces, que el alumno conozca sus posibilidades y limitaciones, al tratar de responsabilizarse de construir su propio aprendizaje, tal y como lo plantean las corrientes constructivistas.

De igual forma, es interesante ligar este principio con el hecho de que el alumno es quien da significación a los aprendizajes, al ser él quien, desde su propia motivación intrínseca, logra engazarla nuevos aprendizajes a su estructura cognitiva previa. Este proceso es una evidencia o concreción de la capacidad de los alumnos de aprender a aprender para comprender este proceso de autoaprendizaje, proveen un aporte significativo algunos elementos de la teoría Piagetiana, porque ofrece sustento válido para clasificar algunos aspectos fundamentales para poder afirmar que el alumno está aprendiendo por sí solo.

Por una parte está el principio de asimilación, acomodación.

La asimilación: se refiere al hecho de que el alumno adquiere un nuevo conocimiento, la acomodación es el proceso por el que se trata de adaptar la estructura cognitiva que posee el alumno a los nuevos aprendizajes, y a toda nueva información que se recibe. Efectivamente, este proceso es una viceversa personal, que permiten al alumno aprender por sí mismo.

Piagetiano: se complemente con el de equilibración, desequilibración. Según este, la información adquirida por el alumno produce en él un desequilibrio conceptual. Este desequilibrio provoca, a su vez, el tratar de conseguir un nuevo equilibrio, integrando esa nueva información a la estructura conceptual.

El cambio y la búsqueda de la estabilidad son procesos que interactúan permanentemente y conllevan el logro de nuevos aprendizajes por parte del alumno.

Proceso de cognición y metacognición

Sobre los términos cognición-metacognición, al igual que sobre otros del ámbito de la psicología, es muy difícil encontrar una definición única que sea comúnmente aceptada por todos los investigadores en este campo del conocimiento, lo que determina obligatoriamente el análisis de sus componentes para poder ofrecer una aproximación adecuada.

El tema de la metacognición comenzó a interesar plenamente a partir de la década de los sesenta, destacando los trabajos de Flavell (Flavell, 1976, 1977; Flavell y Wellman, 1977), de quien podemos apreciar una primera definición del término: Metacognición se refiere al conocimiento de uno mismo respecto de los propios procesos cognitivos y sus productos o a cualquier cosa relacionada con ellos, por ejemplo, las propiedades de la información o los datos relevantes para el aprendizaje. Metacognición se refiere, entre otras cosas, al control activo y a la consecuente regulación y orquestación de estos procesos en relación con los objetos de conocimiento a los que se refieren, normalmente al servicio de alguna meta concreta u objetivo (Flavell, 1976:232).

De esta definición pueden destacarse dos notas distintivas de la metacognición, una, su contenido y, otra, su función. En cuanto al contenido, decir que la metacognición es un proceso relacionado con el conocimiento que puede alcanzar el sujeto de sus propios procesos mentales o de la información sobre la que éstos se ejercen. En cuanto a la función, decir que el hecho de poder acceder a los propios procesos cognitivos permite a quien conoce un mejor control de su actividad.

En ese sentido, se puede aceptar que sus dos principales elementos integrantes son: la conciencia del propio conocimiento y sus procesos, y el control o regulación que sobre éstos se ejerce, ya que existe una referencia explícita al conocimiento que los sujetos tienen de la cantidad y calidad de sus conocimientos y sus procesos cognitivos, y, además, del control que ejercen sobre los mismos.

Así pues, en general, podemos encontrar investigaciones que enfatizan uno u otro aspecto, aquellos que destacan la importancia del conocimiento que los sujetos tienen de su propio funcionamiento cognitivo y aquellos que se centran en el papel regulador del conocimiento, analizando sus efectos sobre la conducta cognitiva. Ambas, representan líneas de investigación que responden históricamente a planteamientos teóricos y metodológicos distintos (Yussen, 1985; Moreno, 1986), tanto en relación a las tareas específicas que seleccionan para verificar sus hipótesis, como en la medición y obtención de datos. De manera que, por ejemplo, los datos sobre los estudios de la conciencia se obtienen a partir de informes verbales; mientras que, sobre los estudios de regulación de los procesos cognitivos, se obtienen mediante la ejecución de distintas tareas. Como muestra de la primera línea podemos destacar el modelo Flavell (1979, 1987), representando a la segunda sobresale el modelo Brown (1978, 1987) y, como postura ecléctica, el modelo de Paris (1984).

Estrategias cognitivas y metacognitivas

La cognición implica conocimiento, acción y efecto de conocer. El conocer es definido, en su acepción de sentido común, como averiguar por el ejercicio de las facultades intelectuales la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas (Diccionario de la Real Academia Española, 1992). Podemos precisar más esta definición con lo expresado por Gellatly (1997), quien afirma que la cognición se refiere a las actividades de conocer, es decir, recoger, organizar y utilizar el conocimiento.

Las operaciones cognitivas involucradas en la comprensión lectora incluyen reconocimiento de letras y su integración en sílabas; codificación de palabras; codificación sintáctica; codificación de proposiciones e integración temática para construir un modelo coherente e integrado del texto global (De Vega, 1993). Para ello, el sujeto debe buscar relaciones entre partes de una materia (relacionar), distinguir puntos secundarios y principales (seleccionar), pensar ejemplos (concretizar) y buscar aplicaciones (aplicar). Todas estas actividades hacen al procesamiento cognitivo (Vermut, 1996). Luque y otros (1999) sostienen que las diversas representaciones que se construyen de un texto toman parte en las múltiples operaciones cognitivas que la comprensión requiere. El resultado de las operaciones cognitivas es la construcción de una estructura que integra elementos procedentes del texto con otros recuperados de la memoria. Así, el lector ajusta los nuevos conocimientos con los conocimientos previos.

Para Palincsar y Brown (1997), un buen lector es una persona que posee un repertorio de estrategias cognitivas que es capaz de usar de manera flexible durante la lectura. El lector experto tiene al menos un conocimiento procedimental sobre estrategias cognitivas más sofisticadas, como sería, por ejemplo, la de emplear más tiempo en estudiar materiales más importantes y menos conocidos que en estudiar los menos importantes y más conocidos (Flavell, 1996).

Estrategias metacognitivas

La metacognición se refiere a cualquier conocimiento o actividad cognitiva que tiene como objeto, o regula, cualquier aspecto de cualquier empresa cognitiva (Flavell, 1996, p. 157). Para Palincsar y Brown (1997), el conocimiento metacognitivo permite al lector seleccionar, emplear, controlar y evaluar el uso de estrategias lectoras. Éstas implican, entre otras cosas, el monitoreo activo y la regulación posterior de las actividades de procesamiento de la información.

Baker (1994) sostiene que en el proceso de lectura existen dos actividades autorregulatorias importantes: la primera implica darse cuenta de si hemos entendido (evaluación) y la segunda consiste en dar los pasos adecuados para resolver los problemas de comprensión detectados (regulación). Esta última actividad sólo se pone en marcha cuando la comprensión resulta insatisfactoria (Otero, 1992). Según Baker (1994), para darse cuenta de si un texto se ha comprendido hay que utilizar una serie de criterios que corresponden a la fase de evaluación. Los mismos consisten en verificar:

  • Criterio léxico: la comprensión del significado de cada palabra.
  • Criterio de coherencia externa: que las ideas del texto y los conocimientos previos del lector sean compatibles.
  • Criterio de cohesión proposicional: la cohesión local entre las ideas del texto.
  • Criterio de cohesión estructural: la compatibilidad temática de las ideas del texto.
  • Criterio de coherencia interna: la consistencia lógica de las ideas del texto.
  • Criterio de suficiencia informativa: que el texto contenga la información necesaria para cumplir determinado objetivo.

Como ejemplos de estrategias metacognitivas podemos citar: ser conscientes de lo que uno sabe o no sabe, utilizar estrategias de aprendizaje que varían con la naturaleza del material a aprender y las demandas de la situación de aprendizaje, poder predecir y monitorear el éxito de los propios esfuerzos de aprendizaje, entre otras (Roger, Cisero y Carlo, 1993). Algunas estrategias que llevan indirectamente a resultados de aprendizaje son el monitoreo para determinar si el proceso de aprendizaje sucede tal como se planeó, el diagnóstico de las causas de las dificultades, el ajuste de los procesos cuando sea necesario, entre otros (Vermunt, 1996). Algunos autores enumeran estrategias cognitivas y metacognitivas estableciendo diferencias entre ellas. Sin embargo, otros piensan que la frontera se desdibuja y algunas estrategias pueden desempeorar funciones cognitivas o metacognitivas dependiendo de la situación en que se apliquen (Martí, 1995).

Elementos indispensables para aprender a aprender

De acuerdo con los planteamientos de Torres (1994), el proceso de aprender a aprender implica también el proceso de aprender a estudiar. Permite el desarrollo en el alumno algunas habilidades básicas para que logre estudiar adecuadamente y, por lo tanto, alcance un aprendizaje efectivo.

Otros dos aspectos que destaca Torres, dentro de la habilidad de aprender a aprender, son el aprender a recuperar información y el aprender a aplicar lo aprendido.

  • El primero atiende a la necesidad de que los alumnos aprenden a recurrir a estrategias de memoria comprensiva, no repetitiva, para rescatar, asumir y mantener información.
  • El segundo elemento es una habilidad que pretende ayudar al alumno a superar la separación entre lo que se aprende en la escuela y la aplicabilidad de esos aprendizaje en el entorno social.

Al momento de planificar los procesos de enseñanza – aprendizaje, es esencial que los docentes comprender el alcance del principio de aprender a aprender, para que puedan operarlo a través en todos los planes didáctico.

Aprender a aprender consiste en disponer de habilidades para iniciarse en el aprendizaje y ser capaz de continuar aprendiendo de manera cada vez más eficaz y autónoma de acuerdo con los propios objetivos y necesidades.

Se basa en las siguientes dimensiones:

  • Ser consciente de las propias capacidades (intelectuales, emocionales y físicas).
  • Disponer de un sentimiento de competencia personal, que redunde en la motivación, la confianza en uno mismo y el gusto por aprender.
  • Ser consciente de las capacidades que entran en juego en el aprendizaje: atención, concentración, memoria, comprensión y expresión, motivación…
  • Utilizar las estrategias y técnicas de estudio, observación y registro de hechos, de trabajo cooperativo y por proyectos, de resolución de problemas, de planificación y organización de actividades y tiempos.
  • Tener curiosidad por plantearse preguntas para obtener información que se transforme en conocimiento, plantearse metas alcanzables, perseverar en el aprendizaje, autoevaluarse y autorregularse, aceptar los errores y aprender de y con los demás.

 

Teorías del aprendizaje

Diversas teorías nos ayudan a comprender, predecir, y controlar el comportamiento humano y tratan de explicar cómo los sujetos acceden al conocimiento. Su objeto de estudio se centra en la adquisición de destrezas y habilidades, en el razonamiento y en la adquisición de conceptos.

Por ejemplo, la teoría del condicionamiento clásico de Pávlov: explica como los estímulos simultáneos llegan a evocar respuestas semejantes, aunque tal respuesta fuera evocada en principio sólo por uno de ellos. La teoría del condicionamiento instrumental u operante de Skinner describe cómo los refuerzos forman y mantienen un comportamiento determinado. Albert Bandura describe las condiciones en que se aprende a imitar modelos. La teoría Psicogenética de Piaget aborda la forma en que los sujetos construyen el conocimiento teniendo en cuenta el desarrollo cognitivo. La teoría del procesamiento de la información se emplea a su vez para comprender cómo se resuelven problemas utilizando analogías y metáforas.

Planteamiento de los diferentes autores

Teoria de Pavlov

Para la mayoría de la gente, el nombre de “pavlov” lo asocia al repiqueteo de campanas. El fisiólogo ruso es mejor conocido por su trabajo en condicionamiento clásico o sustitución de estímulos. El experimento más conocido de pavlov lo realizó con comida, un perro y una campana.

Experimento de pavlov consistía en hacer sonar una campana no producía respuesta alguna en el perro. Al colocar comida frente al perro hacía que este comenzara a babear. Durante el condicionamiento con el sonido de la campana, esta se hacía sonar minutos antes de poner el alimento frente al perro. Después del condicionamiento, con sólo escuchar el sonido de la campana el perro comenzaba a salivar.

Teoría B. Watson

John B. Watson fue el primer psicólogo norteamericano en usar las ideas de Pavlov. Al igual que Thorndike, primero comenzó sus estudios con animales y posteriormente introdujo la observación de la conducta humana. Watson pensaba que los humanos ya traían, desde su nacimiento, algunos reflejos y reacciones emocionales de amor y furia, y que todos los demás comportamientos se adquirían mediante la asociación estímulo-respuesta; esto mediante un acondicionamiento.

Watson demostró el condicionamiento clásico con un experimento en el que participó un niño de algunos meses de nacido (de nombre Albert) y una rata blanca. El experimento consistía en acercar la rata a Albert para que la tocara, al principio Albert no mostraba temor por el pequeño animal, pero al comenzar a hacer, de repente un fuerte ruido cada vez que Albert tocaba la rata, al poco tiempo Albert comenzó a mostrar temor por la rata aún sin hacer el ruido (debido al condicionamiento). Este miedo se generalizó para otros animales pequeños. Watson después “extinguió” el miedo presentando la rata al niño en repetidas ocasiones sin hacer el ruido. Algunos hechos del estudio sugieren que el condicionamiento al miedo fue más poderoso y permanente que el realmente observado. (Harris, 1979; Samelson, 1980, en Brophy, 1990). En realidad los métodos de investigación usados por Watson en la actualidad serían cuestionados, su trabajo demostró el papel del condicionamiento en el desarrollo de la respuesta emocional para ciertos estímulos. Esto puede dar explicación a determinados sentimientos, fobias y prejuicios que desarrollan las personas. A watson se le atribuye el término “conductismo”.

Teoria De Skkiner


Al Igual que Pavlov, Watson y Thorndike, Skinner creía en los patrones estímulo-respuesta de la conducta condicionada. El libro de Skinner publicado en 1948, Walden Two, presenta una sociedad utópica basada en el condicionamiento operante. También escribió Ciencia y Conducta Humana, (1953) en el cual resalta la manera en que los principios del condicionamiento operatorio funcionan en instituciones sociales tales como, gobierno, el derecho, la religión, la economía y la educación.
El trabajo de Skinner difiere de sus predecesores, en que él estudió la conducta operatoria.

El sistema de Skinner al completo está basado en el condicionamiento operante. El organismo está en proceso de “operar” sobre el ambiente, lo que en términos populares significa que está irrumpiendo constantemente; haciendo lo que hace. Durante esta “operatividad”, el organismo se encuentra con un determinado tipo de estímulos, llamado estímulo reforzador, o simplemente reforzador. Este estímulo especial tiene el efecto de incrementar el operante. Imagínese a una rata en una caja. Esta es una caja especial que tiene un pedal o barra en una pared que cuando se presiona, pone en marcha un mecanismo que libera una bolita de comida. La rata corre alrededor de la caja, haciendo lo que las ratas hacen, cuando “sin querer” pisa la barra y la bolita de comida cae en la caja. Lo operante es el comportamiento inmediatamente precedente al reforzador. Prácticamente de inmediato, la rata se retira del pedal con sus bolitas de comida a una esquina de la caja.

Un comportamiento seguido de un estímulo reforzador provoca una probabilidad incrementada de ese comportamiento en el futuro. ¿Qué ocurre si no le volvemos a dar más bolitas a la rata?  Aparentemente no es tonta y después de varios intentos infructuosos, se abstendrá de pisar el pedal. A esto se le llama extinción del condicionamiento operante. Ahora, si volvemos a poner en marcha la máquina de manera que el presionar la barra, la rata consiga el alimento de nuevo, el comportamiento de pisar el pedal surgirá de nuevo, mucho más rápidamente que al principio del experimento. Esto es porque la vuelta del reforzador toma lugar en un contexto histórico.

Teoria de Bandura

El conductismo, con su énfasis sobre los métodos experimentales, se focaliza sobre variables que pueden observarse, medirse y manipular y rechaza todo aquello que sea subjetivo, interno y no disponible (p.e. lo mental). En el método experimental, el procedimiento estándar es manipular una variable y luego medir sus efectos sobre otra. Todo esto conlleva a una teoría de la personalidad que dice que el entorno de uno causa nuestro comportamiento. Bandura consideró que esto era un poquito simple para el fenómeno que observaba (agresión en adolescentes) y por tanto decidió añadir un poco más a la fórmula: sugirió que el ambiente causa el comportamiento; cierto, pero que el comportamiento causa el ambiente también. Definió este concepto con el nombre de determinismo recíproco: el mundo y el comportamiento de una persona se causan mutuamente.

Empezó a considerar a la personalidad como una interacción entre tres “cosas”: el ambiente, el comportamiento y los procesos psicológicos de la persona. Estos procesos consisten en nuestra habilidad para abrigar imágenes en nuestra mente y en el lenguaje. Desde el momento en que introduce la imaginación en particular, deja de ser un conductista estricto y empieza a acercarse a los cognocivistas. De hecho, usualmente es considerado el padre del movimiento cognitivo. El añadido de imaginación y lenguaje a la mezcla permite a Bandura teorizar mucho más efectivamente que, digamos por ejemplo, B.F. Skinner con respecto a dos cosas que muchas personas considerar “el núcleo fuerte” de la especie humana: el aprendizaje por la observación (modelado) y la auto-regulación.

De los cientos de estudios de Bandura, los estudios del muñeco bobo. Lo hizo a partir de una película de uno de sus estudiantes, donde una joven estudiante solo pegaba a un muñeco bobo. La joven pegaba al muñeco, gritando insultos. Le pegaba, se sentaba encima de él, le daba con un martillo y demás acciones. Bandura les enseñó la película a un grupo de niños de guardería que saltaron de alegría al verla. Posteriormente se les dejó jugar. En el salón de juegos, por supuesto, había varios observadores con bolígrafos y carpetas, un muñeco bobo nuevo y algunos pequeños martillos.
Y ustedes podrán predecir lo que los observadores anotaron: un gran coro de niños golpeando a descaro al muñeco bobo. En otras palabras, imitaron a la joven de la película y de una manera bastante precisa. Esto podría parecer un experimento con poco de aportación en principio, pero consideremos un momento: estos niños cambiaron su comportamiento sin que hubiese inicialmente un refuerzo dirigido a explotar dicho comportamiento. Bandura llamó al fenómeno aprendizaje por la observación o modelado, y su teoría usualmente se conoce como la teoría social del aprendizaje.

Constructivismo

El constructivismo es una corriente de la didáctica que se basa en la teoría del conocimiento constructivista. Postula la necesidad de entregar al alumno herramientas que le permitan crear sus propios procedimientos para resolver una situación problemática, lo cual implica que sus ideas se modifiquen y siga aprendiendo. El constructivismo en el ámbito educativo propone un paradigma en donde el proceso de enseñanza-aprendizaje se percibe y se lleva a cabo como proceso dinámico, participativo e interactivo del sujeto, de modo que el conocimiento sea una auténtica construcción operada por la persona que aprende (por el sujeto cognoscente).

Se considera al alumno como poseedor de conocimientos que le pertenecen, en base a los cuales habrá de construir nuevos saberes. No pone la base genética y hereditaria en una posición superior o por encima de los saberes. Es decir, a partir de los conocimientos previos de los educandos, el docente guía para que los estudiantes logren construir conocimientos nuevos y significativos, siendo ellos los actores principales de su propio aprendizaje. Un sistema educativo que adopta el constructivismo como línea psicopedagógica se orienta a llevar a cabo un cambio educativo en todos los niveles.

Básicamente puede decirse que el constructivismo es el modelo que mantiene que una persona, tanto en los aspectos cognitivos, sociales y afectivos del comportamiento, no es un mero producto del ambiente ni un simple resultado de sus disposiciones internas, sino una construcción propia que se va produciendo día a día como resultado de la interacción de estos dos factores. En consecuencia, según la posición constructivista, el conocimiento no es una copia de la realidad, sino una construcción del ser humano, esta construcción se realiza con los esquemas que la persona ya posee (conocimientos previos), o sea con lo que ya construyó en su relación con el medio que lo rodea.

Esta construcción que se realiza todos los días y en casi todos los contextos de la vida, depende sobre todo de dos aspectos:

  • De la representación inicial que se tiene de la nueva información y,
  • De la actividad externa o interna que se desarrolla al respecto.

En definitiva, todo aprendizaje constructivo supone una construcción que se realiza a través de un proceso mental que conlleva a la adquisición de un conocimiento nuevo. Pero en este proceso no es solo el nuevo conocimiento que se ha adquirido, sino, sobre todo la posibilidad de construirlo y adquirir una nueva competencia que le permitirá generalizar, es decir, aplicar lo ya conocido a una situación nueva.

El Modelo Constructivista está centrado en la persona, en sus experiencias previas de las que realiza nuevas construcciones mentales, considera que la construcción se produce:

  1. Cuando el sujeto interactúa con el objeto del conocimiento(Piaget)
  2. Cuando esto lo realiza en interacción con otros (Vigotsky)
  3. Cuando es significativo para el sujeto (Ausubel)

Una estrategia adecuada para llevar a la práctica este modelo es “El método de proyectos”, ya que permite interactuar en situaciones concretas y significativas y estimula el “saber”, el “saber hacer” y el “saber ser”, es decir, lo conceptual, lo procedimental y lo actitudinal.

En este Modelo el rol del docente cambia. Es moderador, coordinador, facilitador, mediador y también un participante más. El constructivismo supone también un clima afectivo, armónico, de mutua confianza, ayudando a que los alumnos y alumnas se vinculen positivamente con el conocimiento y por sobre todo con su proceso de adquisición.

El profesor como mediador del aprendizaje debe:

  • Conocer los intereses de alumnos y alumnas y sus diferencias individuales (Inteligencias Múltiples)
  • Conocer las necesidades evolutivas de cada uno de ellos.
  • Conocer los estímulos de sus contextos: familiares, comunitarios, educativos y otros.
  • Contextualizar las actividades.

Aprendizaje cooperativo

El Aprendizaje Cooperativo es un enfoque que trata de organizar las actividades dentro del aula para convertirlas en una experiencia social y académica de aprendizaje. Los estudiantes trabajan en grupo para realizar las tareas de manera colectiva.

El aprendizaje en este enfoque depende del intercambio de información entre los estudiantes, los cuales están motivados tanto para lograr su propio aprendizaje como para acrecentar el nivel de logro de los demás. Uno de los precursores de este nuevo modelo educativo es el pedagogo norteamericano John Dewey, quien promovía la importancia de construir conocimientos dentro del aula a partir de la interacción y la ayuda entre pares en forma sistemática. Si bien en la literatura pedagógica tiende a verse la relación aprendizaje colaborativo vs cooperativo como sinónimos, “La diferencia esencial entre estos dos procesos de aprendizaje es que en el primero los alumnos son quienes diseñan su estructura de interacciones y mantienen el control sobre las diferentes decisiones que repercuten en su aprendizaje, mientras que en el segundo, es el profesor quien diseña y mantiene casi, por completo el control en la estructura de interacciones y de los resultados que se han de obtener”

El propósito de esta estrategia es conseguir que los estudiantes se ayuden mutuamente para alcanzar sus objetivos. Además, les provee para buscar apoyo cuando las cosas no resultan como se espera.

El rol del profesor no se limita a observar el trabajo de los grupos sino que a supervisar activamente (no directivamente) el proceso de construcción y transformación del conocimiento, así como las interacciones de los miembros de los distintos grupos. El rol del docente, entonces, es el de un mediatizador en la generación del conocimiento y del desarrollo de las habilidades sociales de los alumnos.

Aprendizaje significativo

El aprendizaje significativo se distingue por dos características: en primer lugar, que su contenido puede ser relacionado no arbitrariamente, es decir, que el sujeto tiene una disposición para aprender significativamente y que el material a aprender es potencialmente significativo, relacionado con su estructura de conocimiento. La otra característica es que el aprendizaje significativo puede ser representacional -que el alumno pueda aprender significados de símbolos o de palabras-; conceptual -que el alumno pueda aprender conceptos-; y proposicional -que es el aprendizaje de ideas-.

En consecuencia, para que el aprendizaje significativo tenga lugar, son necesarias tres condiciones, una referente a los nuevos conocimientos que el sujeto adquiere y, las otras dos, relativas al propio sujeto (Coll, Palacios y Marchesi, 1996):

  1. El material que va a ser aprendido debe ser potencialmente significativo, para poder relacionarlo con las ideas relevantes que el sujeto posee.
  2. La estructura cognitiva previa del sujeto debe tener las ideas relevantes necesarias, para poder ponerlas en relación con los nuevos conocimientos, es decir, el estudiante ha de disponer de los requisitos necesarios (capacidades y habilidades para aprender a aprender) y de conocimientos previos para establecer conexiones cognitivas entre un material y otro.
  3. El sujeto debe manifestar una disposición significativa para el aprendizaje, una actitud activa marcada por los factores de atención y motivación.
  • Relación entre estrategias de enseñanza y estrategias de aprendizaje

La estrategia siempre se concibe como un plan preparado considerando todos los detalles. Ella es, entre todos estos constructos, la de mayor grado de complejidad en las acciones. En el campo educativo se contemplan las Estrategias Pedagógica, Educativa, Metodológica, Escolar, Didáctica o de enseñanza y las Estrategias de aprendizaje. Estas dos últimas están estrechamente unidas y se trabajan todos los días en las aulas; es nuestro interés reflexionar acerca de ellas, porque encontramos que entre estos dos término también se extienden las imprecisiones analizadas anteriormente.

Al hablar sobre estrategias de aprendizaje, nos preguntamos: ¿Podemos enseñarlas? Entonces, sí el alumno las reproduce. ¿Nuestras estrategias de enseñanzas son las mismas que las estrategias de aprendizaje? Sobre el término Estrategias de aprendizaje, los representantes del cognitivismo han escrito profusamente, ellas son fundamentales para el manejo y adquisición de conocimientos por parte de nuestros alumnos, para aprender a aprender. Los educadores tienen entre sus funciones la tarea de enseñarlas, lo cual no quiere decir que estrategias de enseñanza y estrategias de aprendizaje sean sinónimas. Pudiéramos señalar, que son actividades que pueden transcurrir simultáneamente, pero no siempre que “enseñamos a hacer” a los educandos, mecánicamente asimilan las mismas acciones, ellos construyen las suyas y asimilan de la manera que ellos determinen. Este fenómeno se hace más evidente en la medida que avanza el nivel de enseñanza. Si enseñamos a un alumno de primaria a buscar la idea esencial, a reflexionar sobre lo que se estudia, es posible obtener una respuesta que reproduzca lo que expresa el libro de texto, pero, el alumno universitario puede entregar sus propias reflexiones obtenidas de su experiencia, de lo planteado en otras fuentes y puede que prefiera ejemplificar, expresarlo mediante un refrán, o en un esquema. En nuestras clases podremos encontrar estudiantes que toman notas de todo lo que decimos para reflexionar después en su casa, y otros, que escuchan atentamente para comprender la esencia y solo al final toman algunas notas.

Podemos establecer las siguientes diferencias entre estrategias de enseñanza y estrategias de aprendizaje.

Estrategias de enseñanza: Las acciones las realiza el maestro, con el objetivo consciente que el alumno aprenda de la manera más eficaz, son acciones secuenciadas que son controladas por el docente. Tienen un alto grado de complejidad. Incluyen medios de enseñanza para su puesta en práctica, el control y evaluación de los propósitos. Las acciones que se planifiquen dependen del objetivo derivado del objetivo general de la enseñanza, las características psicológicas de los alumnos y del contenido a enseñar, entre otras. Son acciones externas, observables.

Estrategias de aprendizaje: Las acciones las realiza el alumno, con el objetivo siempre consciente de apoyar y mejorar su aprendizaje, son acciones secuenciadas que son controladas por el estudiante. Tienen un alto grado de complejidad. Las acciones que ejecuta el estudiante dependen de su elección, de acuerdo a los procedimientos y conocimientos asimilados, a sus motivos y a la orientación que haya recibido, por tanto media la decisión del alumno. Forma parte del aprendizaje estratégico. Se consideran como una guía de las acciones que hay que seguir. Son procedimientos internos fundamentalmente de carácter cognitivo.

Es muy estrecha la relación entre estrategia de aprendizaje y estrategia de enseñanza porque el educador debe dirigir los procesos cognitivos, afectivos y volitivos que se deben asimilar conformando las estrategias de aprendizaje. Para que esta dirección sea efectiva la enseñanza debe organizarse según la naturaleza, características y condiciones del aprendizaje, que la condicionan. (Castellanos S, D. 2002) Es por ello que muchos autores al referirse a estrategias de enseñanza solo mencionan a las estrategias de aprendizaje.

Como existe una independencia relativa entre estos conceptos debemos tener en cuenta el nivel escolar de los alumnos al planificar las estrategias y aquí de nuevo hacemos alusión al objetivo. Para un estudiante de primaria el aprender a calcular, se puede convertir en una estrategia de aprendizaje. En un estudiante de ingeniería, calcular es un procedimiento automatizado de procesamiento de la información, aprendido hace mucho. En ellas están incluidas las habilidades lógicas con las que comúnmente trabajamos para determinar nuestras tareas docentes.

En la estrategia de enseñanza es necesario precisar los métodos de enseñanza, ellos ocupan un lugar medular en su preparación y ejecución. Constituyen la vía, el camino, el modo, la manera más general de realizar las acciones de enseñanza que a su vez estimulan las acciones de aprendizaje, esencialmente pertenecientes a las estrategias cognitivas, para llegar al objetivo propuesto. El método organiza la actividad del profesor y la de los alumnos en clase. Si el profesor emplea el método del trabajo independiente, la actividad cognitiva de los alumnos es más intensa. Si utiliza el método expositivo, el mayor esfuerzo intelectual en la clase es del profesor.

En la medida en que proyecta sus acciones para desarrollar la estrategia de enseñanza también debe elegir los procedimientos .Los procedimientos suelen ser definidos con contenidos que también corresponden a las habilidades, a las estrategias, a los propios métodos. C. Coll señala: “Un procedimiento (llamado también a menudo regla, técnica, método, destreza o habilidad) es un conjunto de acciones ordenadas y finalizadas, es decir, dirigidas a la consecución de una meta”. (Citado en C. Monereo y otros 1998).

Las habilidades están relacionadas con el dominio de procedimientos. Las llamadas habilidades primarias son procedimientos que tienen un carácter consciente en todas sus fases, la habilidad en ese momento se está desarrollando , pero cuando la habilidad alcanza un alto grado de destreza, en ellas, determinadas operaciones se automatizan y se convierten en hábitos lo cual trae como consecuencia el perfeccionamiento de la actividad y la rapidez en su ejecución. Las estrategias de aprendizaje incluyen varias habilidades, el término habilidades se utiliza para indicar un dominio que ya poseemos, que puede expresarse en conducta en cualquier momento, porque ya se ha desarrollado a través del entrenamiento y la práctica. En virtud de ello, las estrategias de aprendizaje se convierten en habilidades.

  • El aprendizaje en los adultos

La andragogia proporciona la oportunidad para el adulto que decide aprender. Se considera también como una disciplina educativa. La palabra adulto viene del latín adultus que significa crecer estos se comprende desde los 18 a 70 años entre la adolescencia y la sesanetud. El contexto de la palabra adulto se refiere a que ellos están conscientes de sus necesidades educativas y son suficientes maduros para seleccionar si buscan o no los medios para educarse y experimentar por medio del trabajo. El adulto es capaz de saber cuando y donde estudiar y también debe acatarse a las demandar familiares, el trabajo y la educación.

En el ámbito de la capacitación el proceso de instrucción-aprendizaje se lleva a cabo para perfeccionar o actualizar a los individuos en su campo laboral y se dirige concretamente a personas adultas que desempeñan un puesto de trabajo.

Este proceso se conforma a partir de la interacción de tres elementos principales:

  • El participante, que es el sujeto que aprende.
  • El instructor, que es el sujeto que enseña.
  • El contenido del curso, que es el objeto de conocimiento.

Además de estos elementos, no debe olvidarse el medio ambiente que circunscribe la práctica del instructor y el aprendizaje de los participantes en donde influyen toda clase de problemas de los capacitandos, del instructor y de la institución donde se realice el evento y que se reflejan en el proceso formativo.

En el proceso instrucción-aprendizaje es esencial que los adultos tengan la oportunidad de participar activamente a fin de que sientan el aprendizaje parte de sus propias experiencias; sin embargo, en necesario que el instructor considere tanto las características positivas como negativas del adulto ante el aprendizaje, dado que estas pueden favorecer u obstaculizar el proceso de instrucción-aprendizaje.

Los adultos por estar inmersos en muchas ocasiones en organizaciones o instituciones, al frente de una familia o sociedad, tienen una serie de características como:

  • Experiencias en diferentes campos.
  • Costumbres / hábitos determinados.
  • Actitudes conformadas por su propio contexto.
  • Intereses y necesidades específicas: les interesa aprender lo que les satisface una necesidad determinada
  • No le gusta ser tratado como escolar.
  • Justifica el tiempo y el esfuerzo en los procesos de Capacitación.

[image] [image]

Andragogía Pedagogía

[image]

Teorías del Aprendizaje

[image]

Diferencias entre Andragogía y pedagogía

[image]

Condicionamiento clásico

[image]

Experimento del Condicionamiento operante

Citar este texto en formato APA: _______. (2013). WEBSCOLAR. Conceptos del aprendizaje, teorías y enfoques. https://www.webscolar.com/conceptos-del-aprendizaje-teorias-y-enfoques. Fecha de consulta: 25 de July de 2024.

Rating: 3.25/5. From 2 votes.
Please wait...
 

Comentarios

Un Comentario en “Conceptos del aprendizaje, teorías y enfoques”

  1. Jenny Patricia Jiménez Ramírez dijo:

    Exelente material de apoyo, me sirvio mucho. Es completo. Lo que mas me gusto cuando estuve leyendo fue el aprendizaje constructivismo. Aqui el maestro puede entregar erramientas para que el alumno desarrolle sus propias ideas.

    Rating: 5.00/5. From 1 vote.
    Please wait...

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2024 Webscolar