Síguenos en: facebook twitter rss
 
 
Webscolar » Otros » Anatomía y fisiología del sistema fonoarticulador

Anatomía y fisiología del sistema fonoarticulador

0 Flares 0 Flares ×

Mecanismos

El término fonoarticulador en griego significa:- fono sonido o voz- articulador se refiere a la capacidad que tenemos para pronunciar las palabras que salen de nuestra boca. Y la palabra sistema es: Un conjunto de órganos y estructuras, íntegramente asociados para realizar una o más funciones.

El sistema fonoarticulador está compuesto por el sistema soplado que comprende los órganos: diagrama, pulmones y tráquea. El sistema de lenguaje que comprende al cerebro, cerebelo y tallo cerebral, el sistema resonador que tiene a órganos como la boca, faringe, fosas nasales y senos craneales y el sistema vibrador que está compuesto por la laringe y cuerdas vocales.

Etapas

A grandes rasgos, las diferentes etapas del desarrollo del lenguaje del bebé son las siguientes:

  • Entre el cuarto y quinto mes: el niño empieza a emitir sonidos chillones y agudos, en los que puede reconocerse la vocal “u”.
  • Entre el sexto y el octavo mes: comienza la llamada fase de la lalación, caracterizada porque el niño emite sus primeras sílabas: ba, ta, la, pa, ma.
  • A los diez meses: el pequeño empieza a pronunciar de una forma clara sus primeras palabras: “papa” y “mama”, de las cuales todavía no conoce el auténtico significado.
  • Entre los once y doce meses: comienza a pronunciar palabras de las que conoce el significado: papá, mamá, agua. Suele inventar palabras con un significado concreto, por ejemplo, “brum”, que significa coche.
  • A los dieciocho meses: domina un vocabulario de, por lo menos, diez palabras. También puede componer frases con un sentido completo, por ejemplo, “quiero la pelota”.
  • Entre los dos años y dos años y medio: ya es capaz de entablar un diálogo sencillo y de contestar correctamente a las preguntas que se le hacen. Los padres entienden su lenguaje.

Psíquicas

El habla está íntimamente relacionada con nuestra mente y procesamiento de los pensamientos y de la información. Al hablar implicamos a nuestros pensamientos y no solo para ordenar las palabras, las ideas, organizar el contenido etc…si no también  a todo el sistema neuronal (memoria, atención etc…)

Respiración

Usted, en este momento, mantiene un ritmo respiratorio propio: inspira y espira, repitiendo este rítmico movimiento de entrada y salida del aire de sus pulmones, según su edad y según su actividad. El promedio respiratorio de una persona de 15 años es de aproximadamente 20 respiraciones por minutos; para una de 30 años es alrededor de 16 por minuto. Si se duerme el ritmo respiratorio se reduce en un promedio de un 25%.

Fonación

La fonación es el trabajo muscular realizado para emitir sonidos inteligibles, es decir, para que exista la comunicación oral. El objetivo último de la fonación es la articulación de palabras, a través del proceso por el cual se modifica la corriente de aire procedente de los pulmones y la laringe en las cavidades supraglóticas como consecuencia de los cambios de volumen y de forma de estas cavidades.

El proceso de la fonación:

  • La inspiración llena de aire los pulmones
  • El aire sale de los pulmones
  • El impulso nervioso cierra los músculos vocales.
  • Se produce la vibración laríngea (voz) con un tono e intensidad determinados
  • La voz se amplifica en las cavidades de resonancia corporales
  • El mecanismo articulatorio y del lenguaje traducen el pensamiento en palabras habladas o cantadas.

Resonancia

La resonancia nasal exagerada es características de aquellas personas que nacieron con paladar hendido o con malformaciones de paladar o en el velo del paladar., Pero también, y aun sin tener problemas de malformaciones velopalatinas, es posible producir voces con timbres nasales o resonancias nasales, por imitación, por costumbre o por efectos culturales. La voz que mantiene una resonancia nasal se llama hipernasal o hiperrinofonía, mientras que a su opuesto, o sea, la ausencia o limitación para que la voz resuene en la cavidad nasal, se le llama hiponasal o hiporrinofonía. Esta última es característica en los estados de congestión nasal debido a resfríos, gripes, o al crecimiento exagerado del tejido adenoideo, que impide el paso del aire hacia estas zonas.

Articulación

Desde el punto de vista fonético, consiste en unir, enlazar los sonidos consonánticos del lenguaje para formar sílabas, palabras, frases y oraciones. Se puede decir también que es la capacidad humana de pronunciar cada sonido – vocales y consonantes (que se representan gráficamente como las letras del alfabeto); así como cada palabra, en forma clara y específica. Afirma Mansion que la articulación es la parte mecánica de la palabra.

  1. Desarrollo normal de los sonidos y del habla

Vocales y consonantes

Antes de empezar a hablar, las vocales son lo primero que aprenden a emitir los bebés, y suelen aparecer por este orden: AIUEO.

Después, empiezan a mezclarlas con sus primeras consonantes:

  • La P (“pa-pa-pa”, dirá el pequeño, y pensaremos que está diciendo “papá”).
  • La G (“gugugu”; “agua” es una de sus primeras palabras).
  • Y la B (“bubu”, “bababa”, nos contará)

Las letras más difíciles son, sin duda, las consonantes dobles. Los niños las dominarán mucho después de decir sus primeras palabras:

  • La tr (“papajando”, responde Marina cuando le preguntan dónde está su padre).
  • Y la dr (su amigo Pedro puede ser “Perrrro” hasta bien entrados los 6 ó 7 años).
  • También les puede costar la S al principio de la sílaba (suelen hacer una mezcla entre la S y la Z muy característica del habla infantil.

Características distintivas

El habla, como una manifestación sonora o acústica del lenguaje, se desarrolla a expensas de otros órganos y funciones anatómicas; es decir, como un sistema funcional sobreimpuesto. Según Lenneberg, la configuración del aparato fonador influye y condiciona las características acústicas del habla, interviniendo dos factores fundamentales para la elaboración de los sonidos:

  • La naturaleza de la estructura general del aparato fonador, que incluye los espacios geométricos del tracto vocal que funciona como un sistema de resonancia y, también, el carácter de los movimientos de los articuladores que permiten modular los sonidos fundamentales y sus armónicos.
  • La fisiología de la inervación y la estructura de la coordinación motora son las que permiten la realización de los movimientos necesarios para que el aparato fonador opere cambios permanentes en forma rápida pero precisa.
  1. Desarrollo normal de la voz normal:

Edad

Según Sedlakoba y Aronson, citados por Dalleas, el primer grito tiene una tonalidad media entre 440 y 500 Hz, que se corresponden en la escala musical con la nota La 3, con una intensidad entre los 80 y 90 dB, el timbre es pobre en armónicos, con un predominio en las frecuencias agudas. El primer formante se sitúa entre 2000 y 3000 Hz. A los dos meses de vida se adquiere ya una tesitura de cinco semitonos, con un uso privilegiado de figuras melódicas, tales como, los glisados hacia el agudo. De los tres a los nueve meses, el niño juega con su aparato vocal y hacia el final de esta edad comienza a imitar y a reproducir ritmos y melodías. A los siete meses, la tesitura alcanza un poco menos de una octava, hay más riqueza en cambios tonales, se pueden producir sonidos fuertes y prolongados. Entre los cuatro y los seis años la extensión es inferior a una octava. El tono fundamental a los siete años desciende, situándose alrededor de los 250 – 280 Hz.

Sexo

El tamaño de las cuerdas vocales varía con el sexo, la estatura, la cantidad de masa corporal y la edad de las personas. En el hombre adulto, la longitud de las mismas oscilan entre 17,5 mm y 25 mm y en la mujer adulta, estas oscilan entre 12 y 17,5 mm de longitud. Ello ayuda a diferenciar el tono de la voz: Mientras que en los hombres su voz es mas gruesa y grave, en las mujeres es más delgada, aguda y suave.

En los niños el tono de voz suele ser más agudo, pero con la edad, en los niños de sexo masculino se les engruesa la voz.

Factores psicológicos y sociales

Se ha dicho que somos seres biopsicosociales, dando a entender la compuesta naturaleza humana: como entes biológicos, como entidades psicológicas y como sujetos que nos desenvolvemos en el medio social. Pienso que habría que incluir otra categoría, que siempre ha estado presente, pero que tal vez por prejuicios o estereotipos ha quedado velada; me refiero a la dimensión espiritual, que en su esencia trasciende las fronteras de las religiones y los credos. El aspecto espiritual es el que integra y da sentido a los anteriores, está implícito en todos.

Debemos aceptar la idea de que ya existe una relación, consciente o inconsciente, que hemos ido creando con nuestra voz y con nuestra comunicación interpersonal, y que esta relación está influenciada y se expresa por medio de tres esferas del ser que son interdependientes, pero que atendiendo los fines didácticos las clasificaremos en:

  • La esfera racional, mental: que se revela en los diferentes modos de pensar, de razonar, de juzgar, de creer, de valorar, de justificar, etc.
  • La esfera afectiva, emocional o sentimental: que se expresa por medio de los diferentes modos de sentir, de manifestar las emociones, las sensaciones, los afectos, el dolor, la alegría, etc.
  • La esfera operativa, de las acciones: que se hace evidente en los modos de actuar, de manifestar las conductas que diariamente expresamos y observan los demás; y que son resultado de nuestros pensamientos y sentimientos.

[image]

  1. El sistema nervioso y su relación con la voz y la palabra

Toda la complejidad anatómica y fisiológica de! sistema nervioso es una muestra de lo maravilloso que es este sistema, que posibilita las funciones humanas más altas, como el pensamiento y la ideación, el lenguaje (hablado, escrito, simbólico, etc.), la memoria (a corto, mediano y largo plazo), todos los aprendizajes (concretos y abstractos); así también las funciones básicas de supervivencia como animales, que nos unen con el resto de las criaturas vivientes.

El cerebro está protegido por los huesos craneales; su superficie externa, llamada corteza cerebral o córtex o sustancia gris (por su coloración grisácea), se divide en dos hemisferios cerebrales -derecho e izquierdo-. Uno de ellos es dominante sobre el otro; además, sus funciones de control corporal están cruzadas: el hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo y viceversa.

En el lenguaje se integran muchas áreas del funcionamiento cerebral, todas ellas para dar esas funciones distintivas y esenciales humanas: el lenguaje y la comunicación oral.

Citar este texto en formato APA: _______. (2021). WEBSCOLAR. Anatomía y fisiología del sistema fonoarticulador. https://www.webscolar.com/anatomia-y-fisiologia-del-sistema-fonoarticulador. Fecha de consulta: 24 de enero de 2022.

Descargar PDF Descargar

No votes yet.
Please wait...
 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2022 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Email -- 0 Flares ×