Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » Marco político educativo del planeamiento curricular y didáctico

Marco político educativo del planeamiento curricular y didáctico

0 Flares 0 Flares ×

Dentro del proceso de planeamiento educativo un sector esencial es la planificación de lo curricular. Este planeamiento atañe a las previsiones para el accionar pedagógico. Es decir, mediante la planificación curricular se convierten las expectativas e intenciones educativas en planes y proyectos que orientan el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje, en los diversos ámbitos y niveles.

Así, se tiene que en el nivel nacional se planifican planes y programas de estudio,proyectos de innovación curricular, propuestas curriculares para todo el país y para poblaciones diferenciadas: indígenas, grupos marginales, etc.

Asimismo, en el nivel regional pueden planificarse currículos diferenciados o Proyectos de innovación específicos, para situaciones concretas de cada región.

El diseño mismo o “plan”, como suele designársele, que elabora cada maestro o grupo de maestros, debe ser el producto en el que se condensan las decisiones y las acciones previstas para el cumplimiento de objetivos curriculares con un grupo determinado de alumnos y en una realidad concreta. Por tanto, el planeamiento didáctico va más allá de ese producto. Incluye el plantearse y el contestarse interrogantes como:

  • ¿Qué está pasando?

Esto lleva a reconocer la situación real, diagnosticando lo que ocurre, las necesidades, las expectativas y los problemas que se detectan.

  • ¿Qué se quiere hacer?

Alternativas de acción, que se sustentan en otras interrogantes:

¿Por qué se va a hacer?

Origen y fundamentación de la idea.

¿Para qué se va a hacer?

Formulación de los objetivos, propósitos y metas.

  • ¿Cómo se va a hacer?

Actividades y metodologías para alcanzar los objetivos, propósitos o metas.

  • ¿Con quiénes se va a hacer y a quiénes va dirigido?

Actores sociales, que participarán en su elaboración y destinatarios.

  • ¿Con qué se va a hacer?

Recursos, materiales para llevar a cabo la acción.

  • ¿Cuándo se va a hacer?

Ubicación en el tiempo.

  • ¿Dónde se va a hacer?

Previsiones para uso del espacio.

Todas esas interrogantes le clarifican al docente la forma en que se puede desarrollar una práctica pedagógica efectiva. No se trata, desde luego, de contestar cada una de esas preguntas, ni de elaborar un plan o documento curricular que se estructure con esos apartados. Es, más bien, un proceso de reflexión, que permite al educador clarificar ideas, tomar decisiones y plantear, con un sustento teórico y experiencias empíricas adecuados, el plan didáctico que orientará el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje con sus alumnos.

Al concretar el planeamiento curricular en un plan didáctico, el docente toma decisiones, y organiza su práctica pedagógica en cuanto a:

  • ¿Qué enseñar?

Objetivos y contenidos de la enseñanza.

  • ¿Cuándo enseñar?

Forma en que se ordenarán, y secuenciarán esos objetivos y contenidos.

  • ¿Cómo enseñar?

Actividades de enseñanza y aprendizaje que se realizarán para alcanzar los objetivos.

  • ¿Qué, cómo y cuándo evaluar?

Prever las acciones evaluativas, para valorar el logro de los objetivos.

PRINCIPIOS DE LA PLANIFICACIÓN EDUCATIVA

  • La planificación educativa debe darse en el contexto del planeamiento global que realiza un país, de su realidad económica y socioeducativa.
  • El proceso de planeamiento educativo debe enfocarse con visión multidiscipluiaria, para que confluyan en él los aportes de especialidades como la pedagogía, la educación comparada, la psicología educativa, la antropología cultural, la demografía, la estadística y la administración.
  • La planificación de la educación realizada en el nivel central debe ser suficientemente abierta y flexible para permitir su actualización y adecuación en los otros niveles.
  • El planeamiento educativo tiene una dimensión política que se identifica con el proceso de adopción de decisiones del Estado a través de sus órganos legislativos y ejecutivos. En otros términos, esta dimensión es la que permite que las alternativas y los planes preparados por los técnicos se conviertan en política, orientación y norma de las actividades educativas estatales.
  • La planificación educativa se caracteriza por ser un proceso metódico y permanente de análisis o diagnóstico de la situación real, para descubrir las necesidades educativas de una comunidad o un país
  • El planeamiento de la educación debe estar abierto a la atención de imprevistos
  • La planificación educativa debe integrar la dimensión cuantitativa y la cualitativa, en sus interacciones e interrelaciones.
  • El planeamiento educativo tiende a ofrecer principios válidos para diversas situaciones concretas: diversos niveles y modalidades del sistema, grupos poblacionales diferentes, etc.

NIVELES DE PLANEAMIENTO CURRICULAR

El curriculum lo es algo que se hace de una vez, sino algo que se va haciendo progresivamente, en diferentes niveles de especificación. Para comprender esto, conviene diferenciar dos conceptos que hacen referencia a los niveles de concreción del curriculum:

  • el diseño curricular, que es la dimensión prescriptiva
  • el desarrollo curricular, que es la dimensión operativa

Ahora bien, para comprender la naturaleza del proyecto curricular que hay que elaborar en cada centro educativo (su alcance, sus componentes y sus propósitos fundamentales), es necesario explicarlo dentro del contexto global del modelo curricular.

MARCO POLÍTICO-EDUCATIVO DEL PLANEAMIENTO CURRICULAR Y DIDÁCTICO

Al analizar la problemática curricular, se ha reflexionado sobre el hecho de que el currículo concreta intenciones educativas; estas, a su vez, son reflejo de las intenciones de la sociedad, con respecto a la educación, en un momento histórico determinado.

La educación, a través de la propuesta curricular, sirve tanto a fines individuales como sociales, al comunicar y desarrollar en los alumnos conocimientos, técnicas, actitudes, elementos del patrimonio cultural, valores sociales, etc. Este proceso se realiza unas veces en forma implícita y otras en forma explícita.

Lo anterior implica que el proceso de planeamiento y ejecución de la propuesta curricular tiene un sustento político-educativo, que refleja una serie de decisiones gubernamentales, estatales o de la nación. En estas decisiones se tratan de clarificar las expectativas que la sociedad y el Estado ponen en manos del sistema educativo, para que este las asuma y les ofrezca una respuesta en el nivel institucional y de aula.

Estas decisiones pueden presentar formas y contenidos muy diversos: limitarse a la formulación de propósitos y lineamientos generales de acción o establecerlos en todos sus detalles; darles carácter imperativo o simplemente orientador.

En términos generales, las decisiones que se toman desde el Estado atañen a asuntos de mucha relevancia (como metas y objetivos por alcanzar, prioridades para la acción, procesos de reforma o innovación pedagógica, presupuesto, determinación de líneas de coordinación intersectorial, cooperación nacional e internacional). Es decir, que esta decisiones apuntan hacia una política educativa, visualizada como un conjunto de decisiones tendientes al logro de objetivos bien definidos y congruentes con las demandas educativas de la sociedad.

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0 (de 0 votos)

___________.WEBSCOLAR. Marco político educativo del planeamiento curricular y didáctico. http://www.webscolar.com/marco-politico-educativo-del-planeamiento-curricular-y-didactico-3. Fecha de consulta: 6 de marzo de 2019.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2019 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×