Síguenos en: facebook twitter google plus rss
Ingresar  |  Regístrate
webscolar logo

Buscar Tareas sobre...

 
 
Webscolar » Comercio y Economía » Los Principios del Presupuesto Público según diferentes autores

Los Principios del Presupuesto Público según diferentes autores

7 Flares 7 Flares ×

Requisitos Formales
Autor: Raymundo Amaro Guzmán.

Los principios que hemos descrito precedentemente de programación, unidad, universalidad y periodicidad estas constituyen los aspectos sustantivos del presupuesto público y cuando no son observados y su formulación no está estrechamente vinculada al plan general de desarrollo de la nación, el presupuesto se concierte en una simple relación de ingresos y egresos.
Estos requisitos de forma serán valiosos siempre que se apliquen para facilitar la fuerza expresiva de los principios esenciales.
Claridad
Una de estos postulados es la claridad que debe caracterizar al documento presupuestal, tanto en el diseño de su estructura orgánica como en el desarrollo de su contenido programático.
Principalmente en el presupuesto por programas, una definición de los objetivos y organización jurídico-administrativa de las instituciones de la administración Pública. Asimismo, deberá describir los diferentes programas, sus objetivos respectivos y la unidad ejecutora en la cual descansa la responsabilidad de su ejecución y evaluación.
Es preciso advertir, que la claridad en la formulación y presentación del presupuesto puede promover la eficiencia de su ejecución, y su misión como instrumento de control jugará un papel más relevante y decisivo, no solo en la racionalización de los gastos, sino también, en la promoción de la eficiencia de los servicios y actividades gubernamentales.


Especificación
Otro requerimiento propugnado por la teoría, presupuestaria es el referente a la especificación, el cual postula que el plan presupuestario debe estar diseñado en términos bien específicos y concretos que permitan la ejecución del sus programas sin interferencia.
El grado de especificación deberá ajustarse a las condiciones de cada país. En el presupuesto, las partidas generales o globales permitir mayor discrecionalidad que las detallas.
Lo cierto es que sin desconocen el carácter especifico que internamente. Debe privar en los diferentes programas que conforman el presupuesto, los subprogramas y a las actividades específicas que lo integran, no debe consignarse en el presupuesto.


Exactitud
Una difundida escuela del pensamiento administrativo sostiene que las estimaciones presupuestarias deben realizarse con exactitud y honestidad, y sobre todo, a tono con las proyecciones programáticas de los ingresos. Este postulado presupuestario en la realidad de la Administración Pública de los países del tercer mundo no ha tenido la debida vigencia.
En primer lugar, los procesos inflacionarios a que se han visto sometidos nuestros pueblos han constituido una fuerte limitación para la aplicación del principio de la exactitud.


Exclusividad
Este principio se fundamenta en que el presupuesto solo debe contener aquellas disposiciones y expresiones financieras concernientes al aspecto económico del programa presupuestario previo para un periodo determinado. Esta es uno de los temas controversial legislativa.
El tratadista francés, León Duquit dice “que desde hace muchos años, el parlamento había adquirido la costumbre de insertar en la ley presupuesto disposiciones completamente ajenas a las cuestiones financieras.
Este precedente lo consideramos de gran trascendencia puesto que vincula la reforma administrativa con el presupuesto, el instrumento más idóneo para viabilizarla.


Publicidad
Es este un requisito admitido por todos los estudios de la teoría presupuestal. Ciertamente tiene un fundamento incuestionable, cual es el principio constitucional de la publicación de las leyes.
Para cumplir con este postulado, no basta que la sanción del presupuesto estatal sea publicada en el órgano de difusión de los actos emanados de los poderes Legislativo y Ejecutivo del Estado. En este caso, por tratarse de un asunto que además de ser de interés general, conviene al aspecto financiero de la Administración del Estado y de un alto contenido técnico y económico, es preciso que el presupuesto de la nación sea editado en la gaceta oficial u órgano similar sus disposiciones programáticas y económicas.


Principio presupuestario
Autor: Edison Gnazzo.

Los principios que son relacionan al sistema presupuestario y a las actividades financieras del gobierno.
Estas se intensifican como: Universalidad; y exclusividad.
El principio de la Universidad: señala que el presupuesto debe contener todos los gastos e ingresos gubernamentales. Este principio es normalmente ignorado en la medida que los textos constitucionales o legales en casi todos los países, determinan tratamiento independientes, entre otros casos, para los presupuestos de empresas públicas y entidades locales de gobierno.


El principio de la Exclusividad exige que toda materia no financiera sea excluida del presupuesto. Es muy común que atendiendo al interés político, muchos disposiciones que tienen poco o ninguna relación con asunto fiscales, se incorporan en la ley anual de presupuesto, aprovechando que la misma tiene un tratamiento preferencial y urgente.
Principios relativos al tratamiento dado por el mecanismo presupuestal a los factores incluidos en el sistema.
Se mencionan comúnmente los siguientes: Unidad; especialización; anualidad; y exactitud.


El principio de Unidad se conforma con tres sub-principios: de documento; de trámite; y, de caja. Este principio tiene que ver principalmente con la jurídica, administrativa y contable y destaca que el presupuesto debe estar escrito en un documento único, que debe ser objeto de una consideración legislativa también única y finalmente, que todos los fondos deben estar radicados asimismo, en una caja o tesoro único.


El principio de la Especialización hace referencia a que las partidas presupuestales se asignen a programas o actividades concretas o específicas y no existan asignaciones globales.


El principio de la Anualidad es el generalmente adoptado en la legislación comparada. Se ha observado que el cumplimiento del mismo exige normalmente prestar demasiada atención cada año a la discusión del presupuesto. En algunas oportunidades se ha señalado la conveniencia de que el presupuesto tenga una vigencia mayor, en tanto que cada año solo se procede a practicar los ajustes parciales que se consideren imprescindibles


El principio de Exactitud responde a la idea de Stourm, en cuanto a que el presupuesto debe adornarse de requisitos de prudencia, sinceridad y franqueza. Siendo el presupuesto un documento que estima o prevé ingresos y gastos, en la práctica existen siempre intereses para ajustar empíricamente las cifras, con independencia de la realidad o de las antecedentes y mecanismos técnicos.
Principios relativos a las formulas y técnicas para la presentación del documento presupuestario.


Se distinguen dos principios: Claridad; y, Publicidad
El principio de Claridad puede describirse en cuanto que el presupuesto debe en primer lugar, dar suficientes detalles y explicaciones que hagan fácil entender el material básico contenido en el mismo. En segundo término, el material debe siempre revisarse cuidadosamente antes de su divulgación, finalmente, debe analizarse si pudiera existir más de una interpretación en torno a lo escrito en el documento.


El principio de Publicidad tiene que ver con la necesidad de que el pueblo este bien informado del contenido y objetivos del presupuesto, lo que facilitará su comprensión y apoyo al mismo.
Este principio tan simple, no siempre es cumplido a cabalidad. Tratándose de una materia completa y extensa, muchos gobiernos breves, en los cuales se resumen de manera sencilla los aspectos principales del presupuesto.


Semejanza

  • Ambos autores describen que en la claridad se debe caracterizar el presupuesto, dar suficiente detalles en el diseño de su estructura como en su contenido.
  • también coinciden que la exactitud se debe hacer o realizar con honestidad y sinceridad.
  • En la exclusividad coincidieron que las expresiones financieras tienen que atenderse en un periodo determinado o urgente.
  • nos dicen que la publicidad es un medio importante por el cual la legislación y el pueblo se darán cuenta de lo que ocurre.



Diferencia

  • Guzmán resalta cinco requisitos formales que son: claridad, especificación, exactitud, exclusividad y publicidad.
  • Guzmán también nos menciona los principios de programación, unidad, universidad, y periodicidad.
  • Mientras Gnazzo señala tres principios básicos: Principio que relacionan el sistema presupuestal y las actividades financieras del gobierno; Principio relativos al tratamiento dado por el mecanismo presupuestal a los factores incluidos en el sistema; y Principio relativos a las formulas y técnicas para la presentación del documento presupuestario.
  • Mientras Gnazzo estos 3 principios los divide en: El primer principio en Universalidad y Exclusividad, El segundo en Unidad, Especialización, Anualidad y Exactitud, y El tercero en Claridad y Publicidad.



Los principios del Presupuesto
Programación: se desprende de la propia naturaleza del presupuesto y sostiene que este, el presupuesto, debe tener el contenido y la forma de la programación.

  • Contenido: establece que deben estar todos los elementos que permitan la definición y la adopción de los objetivos prioritarios. El grado de aplicación no está dado por ninguno de los extremos, pues no existe un presupuesto que carezca hubiese conseguido la total aplicación de la técnica.
  • Forma: en cuanto a la forma, con él deben explicitarse todo los elementos de la programación, es decir, se deben señalar los objetivos adoptados, las acciones necesarias a efectuarse para lograr esos objetivos; los recursos humanos, materiales y necesario que demanden estos recursos.



Integridad: en la actualidad, la característica esencial del método de presupuesto pro programas, está dado por la integridad en su concepción y en su aplicación en los hechos. El presupuesto no sería realmente programático si no cumple con las condiciones que imponen los cuatro enfoques de la integridad. Es decir, que el presupuesto debe ser:

  • Un instrumento del sistema de planificación;
  • El reflejo de una política presupuestaria única;
  • Un proceso debidamente vertebrado; y
  • Un instrumento en el que debe aparecer todos los elementos de programación.



Universalidad: dentro de este postulado se sustenta la necesidad de que aquello que constituye materia del presupuesto debe ser incorporado en él. Naturalmente, que la amplitud de este principio depende del concepto que se tenga de presupuesto. Si este sólo fuera la expresión financiera del programa de gobierno, no cabría la inclusión de los elementos de términos físicos, con lo cual la programación quedaría truncada.


Exclusividad: en cierto modo este principio complementa y precisa el postulado de la universalidad, exigiendo que no se incluyan en la ley anual de presupuesto asuntos que no sean inherentes a esta materia. Ambos principios tratan de precisar los límites y preservar la claridad del presupuesto, así como de otros instrumentos jurídicos respetando el ámbito de otras ciencias o técnicas. No obstante, de que en la mayoría de los países existe legislación expresa sobre el principio de exclusividad, en los hechos no siempre se cumplen dichas disposiciones legales.


Unidad: este principio se refiere a la obligatoriedad de que los presupuestos de todas las instituciones del sector público sean elaborados, aprobados, ejecutados y evaluados con plena sujeción a la política presupuestaria única definida y adoptada por la autoridad competente, de acuerdo con la ley, basándose en un solo método y expresándose uniformemente. En otras palabras, es indispensable que el presupuesto de cada entidad se ajuste al principio de unidad, en su contenido, en sus métodos y en su expresión.


Acuciosidad: para el cumplimiento de esta norma es imprescindible la presencia de las siguientes condiciones básicas en las diversas etapas del proceso presupuestarios:

  • Profundidad, sistema y organicidad en la labor técnica, en la toma de decisiones, en la realización de acciones y en la formación y presentación del juicio sobre unas y otras, y
  • Sinceridad, honestidad y precisión en la adopción de los objetivos y fijación de los correspondientes medios; en el proceso de su concreción o utilización; y en la evaluación de nivel del cumplimiento de los fines, del grado de racionalidad en la aplicación de los medios y de las causas de posibles desviaciones. En otras palabras, este principio implica que se debe tender a la fijación de objetivos posibles de alcanzar, altamente complementarios entre sí y que tengan la más alta prioridad.



Claridad: este principio tiene importancia para la eficiencia del presupuesto como instrumento de gobierno, administración y ejecución de los planes de desarrollo socioeconómicos. Es esencial de carácter formal; si los documentos presupuestarios se expresan de manera ordenada y clara, todas las etapas del proceso pueden ser llevadas a cabo con mayor eficiencia.


Especificación: este principio se refiere, básicamente, al aspecto financiero del presupuesto y significa que, en materia de ingresos debe señalarse con precisión las fuentes que los originan, y en el caso de las erogaciones, las características de los bienes y servicios que deben adquirirse. La especificación significa no solo la distinción del objetivo del gasto o la fuente del ingreso, sino además la ubicación de aquellos y a veces de éstos, dentro de las instituciones, a nivel global de las distintas categorías presupuestarias, y, en no contados casos, según una distribución especial. También es indispensable una correcta distinción entre tales niveles o categorías de programación del gasto.


Periodicidad: este principio tiene su fundamento, por un lado, en la característica dinámica de la acción estatal y de la realidad global del país, y, por otra parte, en la misma naturaleza del presupuesto. A través de este principio se procura la armonización de dos posiciones extremas, adoptando un período presupuestario que no sea tan amplio que imposibilite la previsión con cierto grado de minuciosidad, ni tan breve que impida la realización de las correspondientes tareas. La solución adoptada, en la mayoría de los países es la de considerar al período presupuestarios de duración anual.


Continuidad: se podría pensar que al sostener la vigencia del principio de periodicidad se estuviera preconizando verdaderos cortes en el tiempo, de tal suerte que cada presupuesto no tiene relación con los que le antecedieron, ni con los venideros. De ahí que es necesario conjugar la anualidad con la continuidad, por supuesto que con plenos caracteres dinámicos. Esta norma postula que todas las etapas década ejercicio presupuestario deben apoyarse en los resultados de ejercicios anteriores y tomar, en cuenta las expectativas de ejercicios futuros.


Flexibilidad: a través de este principio se sustenta que el presupuesto no adolezca de rigideces que le impidan constituirse en un eficaz instrumento de administración, gobierno y planificación. Para lograr la flexibilidad en la ejecución del presupuesto, es necesario remover los factores que obstaculizan una fluida realización de esta etapa presupuestaria, dotando a los niveles administrativos, del poder suficiente para modificar los medios en provecho de los fines prioritarios del Estado. Según este principio es necesario sino eliminar, por lo menos restringir al máximo los llamados Recursos Afectados, es decir, las asignaciones con destino específico prefijado. La flexibilidad tiene al cumplimiento esencial del presupuesto, aunque para ello deban modificarse sus detalles.


Equilibrio: Este principio se refiere esencialmente al aspecto financiero del presupuesto aún cuando éste depende en último término de los objetivos que se adopten; de la técnica que se utilice en la combinación de factores para la producción de los bienes y servicios de origen estatal; de las políticas de salarios y de precios y en consecuencia, también del grado de estabilidad de la economía.


Semejanza

  • En que ambos mencionan el principio de programación, unidad, universalidad y periodicidad.
  • También ambos mencionan el principio de claridad, especificación y exclusividad.



Diferencia

  • Guzmán solo menciona el principio por programación, unidad, universalidad y periodicidad mientras que Gnazzo los menciona y explica.
  • Guzmán solo menciona cinco requisitos que son: claridad, especificación, exclusividad, exactitud y publicidad.
  • Mientras que Gnazzo menciona doce principios que son: programación, integralidad, universalidad, exclusividad, unidad, acuciosidad, claridad, especificación, periodicidad, continuidad, flexibilidad y equilibrio.
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: +2 (de 2 votos)

___________.WEBSCOLAR. Los Principios del Presupuesto Público según diferentes autores. http://www.webscolar.com/los-principios-del-presupuesto-publico-segun-diferentes-autores. Fecha de consulta: 21 de diciembre de 2014.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Un Comentario en “Los Principios del Presupuesto Público según diferentes autores”

  1. leidy espejo dijo:

    me parece muy interesante

    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0 (de 0 votos)

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2014 Webscolar

 


7 Flares Twitter 1 Facebook 4 Google+ 2 7 Flares ×