Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » La Técnica de Observación: Una técnica para Evaluar

La Técnica de Observación: Una técnica para Evaluar

0 Flares 0 Flares ×

¿Qué consiste la técnica de observación y cómo se aplica?

Observar significa “considerar con atención” algo que necesitamos analizar; muchas veces observamos movidos por el interés, otros movidos por la necesidad de emitir un juicio posterior, pero, ciertamente, la observación es uno de los recursos más ricos con que el maestro cuenta para evaluar principalmente lo que se refiere al área afectiva.

[image]

La observación es una percepción atenta, racional, planificada y sistemática de los fenómenos relacionados con el objetivo de la investigación, la que se desarrolla en sus condiciones habituales, sin ser provocadas, con vista a ofrecer una explicación científica sobre la naturaleza interna de estos fenómenos. Nos lleva al conocimiento profundo de éstos a partir del registro de determinada información, la que por lo regular no se puede obtener por otros medios. Tiene como finalidad describir y registrar sistemáticamente las manifestaciones de la conducta del educando, como resultado de una constante observación del mismo.

La observación se lleva a efectos en ambientes naturales dentro y fuera del aula, en el trabajo con las familias, con otros adultos significativos y con la comunidad. Se produce de una manera intencional o espontáneo el maestro u otro adulto significativo observa y establece interacciones con el niño y la niña para obtener información sobre sus sentimientos, opciones, aptitudes, problemas intereses y actuaciones.

Para que la observación se realice con el adecuado grado de cientificidad y sus resultados sean confiables, debe:

  • Concretar con claridad los aspectos que serán objeto de estudio.
  • Debe calificarse por su objetividad.
  • Distinguir entre la descripción de los fenómenos y la interpretación de su naturaleza interna.
  • Ser sistemática.
  • La duración no debe realizarse en un tiempo breve.

La observación puede ser:

Según el sujeto que la realiza:

  • Observación externa: es aquella que se ejecuta por parte de observadores adiestrados sobre el objeto de estudio en sus manifestaciones externas, objetiva, con vista a brindar una interpretación o explicación de su origen interno.

Según la relación del investigador con el objeto de observación:

  • Observación directa: es aquella en que el observador entra en contacto inmediato con el objeto de observación. La observación directa puede ser:
    • Abierta: cuando el observador no participa en las actividades que realizan el(los) sujeto(s) observado(s), sino solamente es espectador de lo que sucede en estas actividades. Este tipo de observación presenta el inconveniente de que el sujeto al sentirse observado casi siempre altera su conducta acostumbrada, lo que suele suceder cuando se le comunica tal situación, ej. En clases o en otras actividades escolares.
    • Encubierta: cuando el observador se encuentra oculto (requiere de la utilización de dispositivos especiales: grabadora, cámara de Gessell, etc.)
  • Observación indirecta o mediatizada: no se establece una relación inmediata entre el investigador y el sujeto observado. El investigador trabaja con observaciones que le suministran otras personas que han observado al sujeto, ej. maestros, especialistas, padres, etc.

Además se conoce también la observación participante, es aquella donde el observador se integra en el grupo donde se encuentra el sujeto objeto de estudio o el mismo grupo. Esta incorporación puede ser activa en mayor o menor grado. Para los docentes y especialistas educativos, la observación constituye una habilidad profesional.

Ventajas del método de observación en el medio escolar

  • Permite examinar el fenómeno en sus condiciones naturales sin inducirlas artificialmente.
  • Permite estudiar al niño inmerso en las relaciones sociales establecidas dentro del grupo que es donde con más claridad se revelan las características de los escolares.
  • Puede servir como punto de partida para posteriormente utilizar otros métodos empíricos que permitan llegar a conocer las manifestaciones con mayor profundidad.

Limitaciones del método de observación

  • Requiere de tiempo.
  • La percepción, como base de la observación, tiene sólo un limitado grado de confiabilidad.
  • Requiere por parte del observador de un desarrollo de habilidades en este sentido.

Aplicación de la observación en el medio escolar

En la concepción constructivista que fundamenta la nueva propuesta curricular se concede mucha importancia a la forma de pensar de los alumnos: cómo interpretan los conceptos que van aprendiendo y cómo los asimilan y los relacionan con los que han adquirido previamente. El valor de las actividades de enseñanza-aprendizaje está en relación con su capacidad para lograr que el aprendizaje tenga sentido y significado para el alumno.

Un medio privilegiado de saber si los aprendizajes se van integrando en los esquemas mentales de los alumnos es la observación en situaciones naturales en las que ellos puedan manifestarse sin cortapisas ni prevenciones de ningún tipo. Las actividades de enseñanza-aprendizaje crean situaciones idóneas de observación contextualizada.

Algunos aspectos sólo pueden conocerse mediante la observación de la conducta del alumno o alumna y de su forma de resolver los problemas y cuestiones en el aula.

La observación abre nuevas posibilidades, ya que permite acercarse a los procesos internos del aprendizaje y ofrece una información muy valiosa para el diseño de nuevas situaciones didácticas. Permite al profesor descubrir que los aprendizajes se integran de formas diferentes, que los alumnos usan distintas estrategias y que cada aprendizaje tiene un valor propio y específico para cada alumno.

Cuando queremos conocer el nivel de desarrollo de ciertas capacidades en un alumno, podemos observarlo individualmente, aunque es importante hacerlo, siempre que sea posible, en el ambiente cotidiano de enseñanza-aprendizaje.

Otras veces interesa conocer estos aspectos no de un alumno en particular, sino de un grupo de alumnos, lo que puede servir para adecuar la enseñanza a las competencias y capacidades del alumno inserto en su clase. Este conocimiento derivado de la observación permitiría un primer ajuste al grupo clase, a partir del cual sería posible proseguir con ajustes más individualizados. Por tanto, dependiendo de la finalidad de la observación, se utilizará la observación grupal o la individual.

Planificación de la observación

La observación puede ser accidental o sistemática. En el primer caso, el profesor recoge información anecdótica en el momento en que se produce. Gran parte del conocimiento que tienen los profesores de sus alumnos proviene de esta fuente. No obstante, tiene varios inconvenientes. En primer lugar, la información que se recoge es fragmentaria, puntual, a veces irrelevante. Además, el profesor acostumbra a recoger información de los eventos más llamativos o que se apartan de lo cotidiano. Pero el carácter de excepcionalidad suele deformar la importancia de los aspectos observados. Por otra parte, los prejuicios del observador no son controlados en este tipo de observación.

La observación sistemática pretende superar las limitaciones de la accidental mediante la planificación previa.

En ella se tiene en cuenta lo siguiente:

  • Qué se va a observar

Cuanto más claro tenga el profesor qué es lo que va a observar, mejor podrá realizar esta actividad. Pueden observarse, en concreto, aspectos relacionados con las capacidades motrices de los alumnos y alumnas. Por ejemplo, aspectos de la organización del esquema corporal, la orientación espacio-temporal, aspectos de psicomotricidad gruesa y fina, aspectos grafomotrices, de lateralidad, etc.

Pueden ser observadas también las capacidades relacionadas con el equilibrio personal: autoestima, confianza, equilibrio emocional, actitudes básicas ante la vida, capacidad de resistir frustraciones, etc.

  • A quién se va a observar

Antes de observar conviene tener decidido a quién se va a observar: a un alumno, a varios, al grupo de trabajo o a toda la clase.

Cuando se realiza una observación incidental, este punto no es posible planificarlo, pero si se trata de una observación sistemática hay que tenerlo previsto y calcular además el tiempo disponible y el que requiere cada situación de observación.

  • Dónde y cuándo se va a observar

Es conveniente especificar en qué momento de la actividad o de la situación didáctica se va a observar; no todo momento es igualmente idóneo si se quiere realizar observaciones contextualizadas y no artificiales; es necesario, pues, planificar los momentos de la observación, y de igual forma el lugar: dentro del aula, en el recreo, en la excursión, a la entrada en el patio, etc.

Estas variables, que determinan el contexto de la observación, deben estar planificadas y explicitarse en la información recogida, ya que ésta sólo puede valorarse con el conocimiento del contexto en que se ha obtenido.

  • Cómo se va a observar

Cuando se trata de realizar observaciones sistemáticas y planificadas se suele utilizar diversos instrumentos, entre los que figuran las grabaciones, los diarios de clase, las listas de control, las fichas de seguimiento, los anecdotarios y las escalas de observación. Algunos de ellos son más adecuados para su utilización en el contexto del aula ordinaria que otros, o son de empleo más sencillo.

Sea cual sea el instrumento usado, lo importante es que en la guía de observación se contemplen los aspectos que se van a evaluar y los alumnos objeto de observación (grupal-individual…).

  • Quién va a observar

Generalmente será el propio profesor que está impartiendo la clase quien se encargue de realizar la observación. Sí, puede observar el profesor tutor mientras el profesor especialista de un área está coordinando la actividad docente, y es posible que el orientador o el profesor de Pedagogía Terapéutica o de apoyo hagan observaciones en el contexto del aula ordinaria cuando el profesor está trabajando con la clase.

No hay que olvidar otras posibilidades, como que el profesor tutor pida a los padres que realicen una observación en el hogar o que el profesor tutor pida a otros profesores que intervienen con el grupo clase que observen algún aspecto de un alumno o de la clase.

  • Para qué se va a observar

La finalidad va a guiar y orientar la observación. Este es un aspecto que debe estar claro desde el primer momento. Y es que muchas veces parece que el hecho de observar es en sí valioso. Esta es una falsa idea, ya que observar sin un “para qué”, sin un “sentido” es inútil, una pérdida de tiempo.

La observación cobra su pleno sentido cuando se realiza en contextos naturales, en los que los comportamientos habituales se manifiestan de forma espontánea. El aula es el contexto didáctico por excelencia, por ello es un campo privilegiado de observación por su fácil acceso a los procesos didácticos de enseñanza y aprendizaje.

Instrumentos para la observación

Muchos profesores demandan insistentemente instrumentos, pensando que de esa forma es posible obviar el trabajo de reflexión y elaboración que conlleva la realización de la observación sistemática como medio privilegiado para efectuar una evaluación formativa.

En muchas ocasiones, los instrumentos deben responder directamente a la programación de aula, por lo que es lógico que sea el profesor responsable del desarrollo de las unidades didácticas quien cree sus propias pautas e instrumentos de observación. No obstante, el trabajo en equipo enriquece y mejora el resultado gracias a las aportaciones de los demás y ayuda al profesor a superar la sensación de aislamiento y parcialidad en su trabajo.

Algunos de estos instrumentos son los siguientes:

  • El cuestionario de observación: recoge aquellos aspectos en los que el profesor está interesado. Se enuncian en forma de preguntas para las que se pretende encontrar respuestas mediante la observación.
  • Un guión de observación: es un esquema que recoge de forma organizada todos los puntos que se quieren observar.
  • La lista de control: es una enumeración de los aspectos o rasgos cuya presencia o ausencia en un alumno o en un grupo se desea observar. El observador se limita a constatar si esas conductas se dan o no durante el periodo de observación.
  • La escala de estimación es una enumeración de aspectos o rasgos que admiten una valoración o graduación en el momento de la observación.

CONCLUSIÓN

La evaluación se concibe como un proceso en el cual se recoge y analiza sistemáticamente una información sobre una actividad con la intención de utilizar ese análisis en la mejora de esa actividad.

Evaluar es una excelente técnica para mejorar. Cuando un grupo evalúa periódicamente su funcionamiento pone unas bases sólidas para progresar. Se puede sacarse la conclusión de que para hacer una buena observación es necesario que quien la haga se dedique únicamente a esta labor.

La importancia atribuida a la observación dentro tanto de la formación inicial como permanente del profesorado se debe al gran abanico de posibilidades que ésta tiene en el ámbito educativo, ya que la misma puede ser utilizada como método de investigación de las distintas realidades que se dan en el mismo en cuyo caso deberemos utilizarla con todo su rigor pero con la salvedad de que tanto el instrumento de registro utilizado para la recogida de datos, sistema de categorías o formatos de campo, así como el diseño que utilicemos para el análisis de datos variará en función de la finalidad de la investigación, o bien como instrumento de obtención de información acerca de los alumnos, tanto de su proceso de aprendizaje como de actitudes, personalidad, problemáticas, etc.

Tanto si la va a utilizar con una u otra finalidad es necesario que adquiera unos conocimientos básicos sobre la utilización de la observación como herramienta útil en el quehacer de cada día, para ello una vez conocida la fundamentación teórica de la misma deben conocer su utilidad en el aula.

En la actualidad se le reconoce a la observación su gran utilidad al servicio de la evaluación no sólo de las actitudes y valores de los alumnos sino también del proceso enseñanza/aprendizaje, programas educativos y como no del propio profesor y es en esta múltiple dimensión donde el alumno debe profundizar en el uso de la observación sistemática.

RECOMENDACIONES

Para aplicar este método se recomienda los siguientes:

  • Definir claramente el objetivo de la observación.
  • Plantear los indicadores de la observación para que posea criterios perceptibles.
  • Realizar de una persona a otra, respectivamente y se propone alterarse el personal calificado con el que no tiene suficiente experiencia en caso tal de existir en el equipo el mismo.
  • Realizar conclusiones evitando apuros, ni generalizaciones anticipadas de los fenómenos anticipados.
  • Tener en cuenta los resultados obtenidos por otros maestros.
  • Realizar la observación en un medio neutral para no afectar el desenvolvimiento de la actividad.

BIBLIOGRAFÍA

_____________. Recursos técnicos para la evaluación. http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/biblioteca/articulos/htm/recursos_eva.htm

_____________. Técnicas de observación. http://ipes.anep.edu.uy/documentos/curso_dir_07/modulo2/materiales/inves/tecnicas.pdf

MORENO, M.  “Didáctica. Fundamentación y práctica”. México: Editorial Progreso.

REYES, D.Técnicas para el proceso de evaluación: la observación y la entrevista. http://www.monografias.com/trabajos78/tecnicas-proceso-evaluacion-observacion-entrevista/tecnicas-proceso-evaluacion-observacion-entrevista2.shtml

CASANOVA, M. 1998. La evaluación educativa. Escuela básica. Primera edición. España.

PRESILLA, V. Técnica en la evaluación de la educación inicial. http://www.mailxmail.com/curso-tecnica-evaluacion-educacion-inicial/observacion

HERRERO, M. 1997. La importancia de la observación en el proceso educativo. Revista electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesor. http://www.aufop.com/aufop/uploaded_files/articulos/1224238668.pdf

ANEXO

[image]

La observación del docente puede ser grupal en el momento de realizar una actividad.

[image]

La observación tambien puede ser realizada por colegas del plantel o padres de familia.

[image]

 La recolección de datos de la observación se realiza de manera más adecuada en el aula cuando los estudiantes realizan sus labores

 

RESUMEN

¿Qué consiste la técnica de observación y cómo se aplica?

Observar significa “considerar con atención” algo que necesitamos analizar; muchas veces observamos movidos por el interés, otros movidos por la necesidad de emitir un juicio posterior. La observación es uno de los recursos más ricos con que el maestro cuenta para evaluar principalmente lo que se refiere al área afectiva.

La observación puede ser según la relación del investigador con el objeto de observación:

  • Observación directa: el observador entra en contacto inmediato con el objeto de observación. Puede ser abierta o cerrada.
  • Observación indirecta: no hay una relación inmediata entre el investigador y el sujeto observado.

Entre las ventajas tenemos que permite examinar el fenómeno en sus condiciones naturales y permite estudiarlo en las relaciones sociales establecidas dentro del grupo. Y al contrario el tiempo, y que tiene sólo un limitado grado de confiabilidad son sus limitaciones.

Aplicación de la observación en el medio escolar

Las actividades de enseñanza crean situaciones idóneas de observación contextualizada. Algunos aspectos sólo pueden conocerse mediante la observación de la conducta del alumno y de su forma de resolver los problemas y cuestiones en el aula. La observación abre nuevas posibilidades, ya que permite acercarse a los procesos internos del aprendizaje y ofrece una información muy valiosa para el diseño de nuevas situaciones didácticas.

Planificación de la observación

En ella se tiene en cuenta lo siguiente:

  • Qué se va a observar. El profesor debe saber qué es lo que va a observar.
  • A quién se va a observar. Tener decidido si se va a observar: a un alumno, a varios, al grupo de trabajo o a toda la clase.
  • Dónde y cuándo se va a observar. El momento de la actividad que se va a observar.
  • Cómo se va a observar. Saber el instrumento utilizado al momento de realizar la observación
  • Quién va a observar. Generalmente será el propio profesor que está impartiendo la clase.
  • Para qué se va a observar. Va a guiar y orientar la observación.

Instrumentos para la observación

Algunos de estos instrumentos son los siguientes:

  • El cuestionario de observación: recoge aspectos que le interesan al profesor.
  • Un guión de observación: recoge de forma organizada todos los puntos.
  • La lista de control: enumera los aspectos cuya presencia/ausencia se desea observar.

#23

La escala de estimación: enumera aspectos que admiten una valoración/graduación.

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 3.0/5 (2 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: +1 (de 1 voto)
La Técnica de Observación: Una técnica para Evaluar, 3.0 out of 5 based on 2 ratings

___________.WEBSCOLAR. La Técnica de Observación: Una técnica para Evaluar. http://www.webscolar.com/la-tecnica-de-observacion-una-tecnica-para-evaluar. Fecha de consulta: 27 de febrero de 2019.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

3 Comentarios en “La Técnica de Observación: Una técnica para Evaluar”

  1. SAUL CHAVEZ GONZALEZ dijo:

    MUY BUENA SECCION PARA APOYO DE LA EDUCACION, GRACIAS POR SUS APORTACIONES ME HAN SIDO DE MUCHA AYUDA PARA MI TRABAJO DE EDUCADOR.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0 (de 0 votos)
  2. Itza Echeverría dijo:

    Muy interesantes sus artículos quisiera recibirlos en mi correo. Gracias

    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Clasificación: 0 (de 0 votos)

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2019 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×