Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » El método de la lectura

El método de la lectura

0 Flares 0 Flares ×

Concepto

El método de la lectura consiste en indicar textos de estudio sobre un tema. Dichos textos, una vez estudiados, se presentarán para una prueba de verificación del aprendizaje, cuyos resultados suministrarán material para que se promueva una discusión.

Este método recuerda al interrogatorio, pero en este, aquella se substituye por una prueba de verificación del aprendizaje.

El método de la lectura (Reading method) es un modelo de enseñanza/aprendizaje de una LE centrado en dicha destreza. Si bien en su etapa inicial las demás destrezas lingüísticas quedan prácticamente descartadas del proceso instructivo, posteriormente se incorporan a él como complementarias de la lectura. Para numerosos aprendientes, la comprensión lectora suele ser la destreza más fácil de desarrollar (no así en el caso de aquellas lenguas que, como el chino, no tienen escritura alfabética); ello justifica que se inicie el aprendizaje de la LE, precisamente, a través de la lectura. Otro argumento a favor del método es que determinados aprendientes de una LE tienen como objetivo principal la lectura, en versión original, de literatura, bibliografía específica sobre un área profesional, etc.

Objetivos

Los objetivos del método de lectura se resumen como sigue:

  • Hacer que el educando estudio bajo su entera responsabilidad y en base a la lectura;
  • Desarrollar el hábito de la lectura y el de esforzarse por interpretar el material escrito;
  • Infundir, por eso mimos, confianza a los educando, mediante el ejercicio de la lectura y la aprehensión e interpretación de datos, directamente de los textos;
  • Desarrollar la rapidez en la lectura y la capacidad de seleccionar datos que interesen.

Desenvolvimiento del método

  1. Presentación motivadora, por parte del docente, del tema a estudiar y de los textos respectivos, con indicación precisa de los mismos;
  2. Los educando estudian los textos indicados, individualmente o en grupo, en horas de clase, o no, según las posibilidades de tiempo de la disciplina;
  3. En un día señalado de antemano, se lleva a efecto una prueba de verificación del aprendizaje, que cubre todos los textos indicados;
  4. Corregidas las pruebas, el docente promueve una discusión en base al examen de los errores, las imprecisiones y las omisiones comprobadas;
  5. Después de esta discusión, que puede durar más de una clase, se realiza, en una fecha señalada por anticipado, otra prueba de verificación del aprendizaje.

Etapas del método de lectura

Este método de lectura comprende 3 etapas diferenciadas por los objetivos concretos y por los materiales propios de cada una de ellas. Al mismo tiempo las 3 etapas están interrelacionadas y, en ocasiones, deben trabajarse simultáneamente objetivos de una y otra. La razón fundamental es que deben mantenerse y consolidarse las condiciones de comprensión, fluidez y motivación en cualquier momento del proceso. No es preciso completar todos los objetivos de una etapa para trabajar la siguiente.

  • Primera etapa: la de percepción global y reconocimiento de palabras escritas comprendiendo su significado. Lo importante en esta etapa es que el alumno entienda en qué consiste leer; es decir que, a través de unos símbolos gráficos se accede a significados, a mensajes. Se empieza con palabras aisladas y pronto se le presentan frases.
  • Segunda Etapa: se trabaja el aprendizaje de sílabas. El objetivo fundamental es que el alumno comprenda que hay un código que nos permite acceder a cualquier palabra escrita, no aprendida previamente. Cuando dominamos el código podemos leer todos los textos escritos en nuestra lengua, aunque no conozcamos el significado de algunas palabras.
  • Tercera Etapa: Una vez que el alumno ha comprendido en qué consiste leer y va conociendo la mecánica lectora, se llega a la tercera etapa que es la del progreso lector. El objetivo fundamental es lograr que el alumno lea textos, progresivamente más complejos, que le permitan:
  • hacer un uso práctico y funcional de sus habilidades lectoras;
  • usar la lectura como una actividad lúdica de información y entretenimiento en sus ratos de ocio; y
  • aprender, en sentido amplio, a través de la información escrita.

En las fases iniciales el tiempo que debe dedicarse a la lectura será sólo de 5 minutos en cada sesión, especialmente si se trabaja con un niño pequeño. Es preferible repetir la sesión de lectura 2 o 3 veces al día, que dedicar muchos minutos seguidos que puedan cansar al niño, bloquearle o hacerle perder la atención. A medida que el alumno aprenda, aumente su capacidad de trabajo y se muestre más motivado, podrán prolongarse los minutos dedicados a la lectura. Es conveniente evitar el cansancio o aburrimiento porque rechazará la tarea.

Conviene asegurar la consolidación de los objetivos, de modo que no se intente avanzar más si el paso previo anterior no está adecuadamente superado. Se considera que el alumno lo ha logrado cuando acierte el 80% de las veces. Si se intenta avanzar demasiado deprisa, el alumno se sentirá inseguro, se equivocará y perderá el interés. Poco a poco, sus errores le bloquearán y no será posible el progreso.

Es necesario que una sola persona, conocedora del método y del niño, sea la responsable de la dirección del programa de lectura. El responsable debe controlar y evaluar los progresos, señalar nuevos objetivos y sugerir las actividades y los materiales para llevarlo a cabo. El alumno podrá y deberá practicar en varios ámbitos: la sesión individual y personalizada, el centro educativo y el hogar; y será el profesor-responsable quien coordine con el resto de los educadores de modo que todos sigan criterios comunes, trabajen los mismos objetivos y no confundan al niño. Con frecuencia se ha visto que cuando falta la coordinación se producen fracasos. El alumno tarda mucho tiempo en aprender a leer.

El material que se utilice en todas las situaciones debe ser atractivo, variado, adaptado a las características sensoriales, perceptivo-discriminativas y a los intereses del alumno. Para un mismo objetivo hay que preparar materiales diferentes de modo que el aprendizaje sea más ameno y divertido. Además, esa variación permite generalizar y transferir lo aprendido a otros contextos.

El modo de trabajar repercute decisivamente en las actitudes y aprendizaje del niño. Conviene dar a la sesión un carácter lúdico que promueva la participación activa del alumno. Esto no se opone a que el alumno deba entender que es necesario su esfuerzo, que a veces le producirá cierto cansancio, pero que vale la pena seguir avanzando. Si, a pesar de todos los medios empleados, el alumno no muestra interés, no presta atención o no supera su cansancio, es mejor dejar la actividad para otro momento. En ocasiones es suficiente cambiar de material o que el alumno elija una tarea concreta, para reanudar el trabajo con atención renovada.

Técnicas para la Enseñanza Aprendizaje de la Lectoescritura

Para apoyar y reforzar el aprendizaje de la lectoescritura, los y las docentes, aplican algunas estrategias metodológicas que facilitan el aprendizaje. A esas estrategias también se les pueden llamar técnicas. Entre estas se pueden mencionar:

  • Animación por la Lectura: Es motivar al niño y niña a que lea. Se pueden utilizar cuentos cortos, adivinanzas y juegos.
  • Lectura Individual: Es tomarse tiempo para cada uno de los niños y niñas y que nos lean cierto párrafo de un libro, periódico o láminas, a parte de los demás compañeros de la
  • clase.
  • Lectura en Grupo: Es tomar en cuenta a todos los alumnos de un determinado grado o nivel y leer todos a la vez. Esto se puede hacer en carteles ilustrados o en el pizarra.
  • Lectura en Voz Alta: Consiste en que niños y niñas lean de la pizarra o cartel palabras y oraciones; supervisados por la maestra o maestro.
  • Lectura Silenciosa: Es en la que nadie puede alzar la voz, pues todos leen ya sea en forma individual o en grupo pero mentalmente.
  • Juegos de Lectoescritura con Diferentes Materiales: Es cuando usamos no sólo la pizarra sino dibujos o juguetes, loterías, tarjetas con sílabas o palabras que permitan al alumno una lectura más emocionante
  • Copias de Palabras Frases y Oraciones: Es cuando el niño y niña transcriben ya sea del pizarra, libro o cartel palabras, frases y oraciones.
  • Dictado de Palabras Frases y Oraciones: Es cuando la maestra y maestro hace un dictado (menciona varias frases cortas, palabras cortas u oraciones simples)
  • Lectura Comprensiva: Es cuando el niño y niña pueda de forma sencilla explicar lo que entendió al leer una oración o un párrafo.
  • Lectura Espontánea: Consiste en que el niño y la niña por iniciativa propia toma un libro y lo lee.
  • Creación Literaria: Es cuando los niños inventan cuentos, adivinanzas, poemas y luego la maestra va retomando sus ideas y las escribe en papel o pizarra

Ventajas de la Lectura

La lectura estimula la actividad cerebral, fortalece las conexiones neuronales y aumenta la reserva cognitiva del cerebro, un factor que protege de enfermedades neurodegenerativas.

El cerebro así realiza mejor sus funciones, incrementa la rapidez respuesta, estimula el proceso de pensamiento, la ordenación e interrelación de ideas y conceptos, la memoria y la imaginación. También facilita la interacción y las relaciones sociales ya que facilita el desarrollo de temas de conversación.

Evaluación de la lectura

Dado que la lectura interviene en la adquisición de múltiples tipos de conocimiento, existen diversos tipos de prueba de lectura, que varían de acuerdo con lo que se pretenda evaluar y si se aplican en niños o en adultos. Las pruebas estándar se deben emplear sobre una muestra grande de lectores, con lo cual quien las interpreta puede determinar lo que es típico para un individuo de determinada edad. La competencia lectora depende de muchos factores, además de la inteligencia.

Los tipos comunes de prueba de lectura son:

  • Lectura visual de palabras. Se emplean palabras incrementando la dificultad hasta que el lector no puede leer o entender lo que se le presenta. El nivel de dificultad se manipula con una mayor cantidad de letras o sílabas, usando palabras menos comunes o con relaciones fonético-fonológicas complejas.
  • Lectura de “no palabras”. Se emplean listas de sílabas pronunciables pero sin sentido que deben ser leídas en voz alta. El incremento de la dificultad se logra mediante secuencias más largas.
  • Lectura de comprensión. Se presenta al lector un texto o pasaje del mismo que puede ser leído en silencio o en voz alta. Luego se plantean preguntas relacionadas para evaluar qué se ha comprendido.
  • Fluidez de lectura. Se evalúa la velocidad con la que el individuo puede nombrar palabras.
  • Precisión de lectura. Se evalúa la habilidad de nombrar correctamente las palabras de una página.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0 (de 0 votos)

___________.WEBSCOLAR. El método de la lectura. http://www.webscolar.com/el-metodo-de-la-lectura. Fecha de consulta: 29 de marzo de 2019.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2019 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×