Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » El Franelógrafo

El Franelógrafo

0 Flares 0 Flares ×

El franelógrafo es una pieza de madera u otro material consistente, forrada en tela afelpada sobre la cual se colocan diversas ayudas ilustrativas con el fin de hacer más efectivo el proceso enseñanza-aprendizaje.

 

El franelógrafo puede ser una tabla forrada por dos telas de colores, la tabla se apoya en un trípode. Hay también franelógrafos enrollables. La tela afelpada lleva dos dobladillos en los extremos por donde se introducen dos trozos cilíndricos de madera. Este se apoya en una pared.

 

 

Características

 

Hay un franelógrafo mejorado. Se fabrica de un material llamado velcro. El nombre procede del material que se usa en su construcción (franela). Su operacionalidad se fundamenta en el principio físico que determina: “Una superficie áspera se adhiere a otra de igual o similar textura” Al igual que el cartel puede ir apoyado directamente en la pared, sustentarse en un caballete o en una mesa. Ello determina las clases de franelógrafo: de pared, de mesa, de caballete, portátil.

 

El maestro que está empezando a enseñar, no necesita preocuparse en hacer fondos para colocar las escenas, pues las figuras con colores vivos se verán bien en el fondo oscuro del franelógrafo. Los maestros que ya tienen material preparado y han enseñado por algún tiempo, pueden ser que deseen tener algunas ideas nuevas para hacer sus lecciones más interesantes. Pueden hacerse algunos fondos en franela.

 

Es recomendable que el franelografo tenga dos vistas con franela de color claro por un lado y franela obscura por el otro. Si las figuras a usar son claras usaremos el lado obscuro y si las figuras son de colores obscuros usaremos el franelografo por el color claro.

Es importante no usar franela blanca pues sino el franelografo se ensuciará mucho

 

La preparación de las figuras para los franelógrafos lleva tiempo pero, con cuidado, durarán varios años. Use figuras que sean apropiadas para la cultura local. Haga dibujos o corte fotos de las revistas. Algunas palabras o símbolos, tales como las flechas, pueden ser muy útiles. Monte las figuras sobre cartulina fina. Pegue pedazos pequeños de papel de lija en la parte de atrás de las figuras para que se agarren a la tela. Como alternativa aplique cola o una pasta de harina y agua, y rocie con arena o cáscara de arroz. Asegúrese de que las figuras sean lo suficientemente grandes como para que se puedan ver bien.

Hacer figuras y material de capacitación podría ser un ejercio de grupo muy útil para los participantes. Los franelógrafos son ideales para usar en escuelas o mercados porque atraen y mantienen la atención de las personas.

Cuide bien las figuras y manténgalas siempre arregladas en el orden correcto, listas para usar. Los franelógrafos pueden ser también un pedazo de franela o una frazada sujetada sobre una pared y luego enrollada cuando no se usa. Para hacer pizarras permanentes, estire tela o franela sobre una pizarra y péguela o sujétela con clavos en el lugar deseado.

 

Usos

 

El instructor que hace uso del franelógrafo se ve obligado a determinar bien los objetivos para lo cual deberá visualizar las partes de su explicación.

Un montaje para franelógrafo exige tener en cuenta las siguientes preguntas que ayudan a precisar los objetivos.

  1. ¿Qué se quiere explicar?
  2. ¿Qué se puede explicar en el montaje?
  3. ¿A quién se explica el contenido?

 

La planificación del educador al utilizar el franelógrafo es descomponer los objetivos en puntos claves de modo que la demostración tenga una dinámica pedagógica y más sencilla de comprender para sus estudiantes. De esta manera, se hace entonces necesaria una tentativa de bosquejos y bocetos hasta encontrar una forma ideal. En el acto de precisar las ayudas deberá tenerse en cuenta la selección de colores, los aprendices jóvenes prefieren los colores siguientes: azul, rojo, amarillo, verde, violeta, anaranjado. El franelógrafo admite textos con dificultad. De ahí que las palabras deban ser puestas apenas en la medida necesaria de cinco a seis. El tamaño de las letras debe ser apropiado, el color de las letras preferiblemente que resalte sobre cartulina blanca.

 

Toda figura debe estar llena en partes al respaldo con anchas tiras de lija gruesa u otro material rugoso o afelpado. Las partes de la explicación estarán previamente numeradas al respaldo de modo que la explicación sea ordenada. Es muy conveniente probar las ayudas antes de la explicación. El franelógrafo debe colocarse a la derecha del tablero de tal modo que las explicaciones de uno u otro medio visual tengan una concatenación.

 

 

Franelógrafo y la enseñanza

 

Es un elemento didáctico no muy utilizado en la actualidad, pero que se sigue utilizando sobre todo en los Jardines de Infantes o Preescolar, se utiliza para ilustrar, para identificar a los personajes de una historia, ya que eso logra atrapar la atención de los pequeños, dependiendo de la variedad de materiales y colores que se utilicen.

 

Al ser económico permitiría que cada aula tuviera uno, que los niños y jóvenes pudieran ilustrar sus inquietudes e intereses. El fondo del franelógrafo es firme por lo que puede sostener diversos materiales, su forro suave permite la colocación de material como franela, fieltro, tela con gran precisión. Es un recurso sencillo pero valioso.

 

Es sorprendente el resultado que se obtiene con los niños y niñas cuando se usa el franelografo por que produce en las clases un nuevo interés ayudando a los alumnos a recordar y mantener la atención en cualquier tema explicado. Las figuras que se pegan en el franelógrafo les llamarán mucho la atención. Sus mentes y corazones son impresionados más profundamente con la verdad cuando entra por medio de la vista y el oído. Y los niños recordarán mucho más lo que se les ha enseñando.

 

El franelógrafo es una gran ayuda didáctica en la formación profesional; facilita la explicación y comprensión en materias como Tecnología, electricidad, mecánica, agricultura, dibujo, construcción, etc.

 

El franelógrafo alcanza los objetivos de observación, reflexión comprensión, memorización, expresión, y acción. Todas las ayudas deben retirarse al final de cada sesión.

Mantenimiento

 

Debe guardarse cubierto en lugar apropiado. La superficie del franelógrafo debe limpiarse con cepillo de cerdas gruesas (carda o cepillo de púas) en sentido vertical para devolverle la propiedad adherente a la tela. La tela debe permanecer bien estirada y limpia.

 

 

Ventajas Y Limites

 

El franelógrafo permite la planeación y preparación en todos los detalles de la explicación. Las ayudas que para él se ejecutan son bien terminadas y armonizadas. El material se puede guardar para repasos de nuevos grupos. El franelógrafo tiene la gran ventaja de permitir la presentación o desaparición de las figuras sin que estas se deterioren. Llega a ser un auxiliar excelente del método sintético y analítico. Permite además la comparación de casos parecidos. El material allí expuesto lleva una sorpresa que despierta el interés de los presentes.

El franelógrafo permite una evaluación de la explicación. Por todas estas ventajas se puede concluir que el franelógrafo es pedagógicamente rentable.

 

No todo se puede enseñar con el franelógrafo, ante todo recibe con más eficacia dibujos que letreros. A un auditorio muy culto, puede parecer infantil la insistencia en el uso del franelógrafo. Algunos estudios han demostrado que el uso extremadamente largo del franelógrafo fatiga el auditorio. El franelógrafo exige mucho tiempo de preparación.

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 4.0/5 (1 voto)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0 (de 0 votos)
El Franelógrafo, 4.0 out of 5 based on 1 rating

___________.WEBSCOLAR. El Franelógrafo. http://www.webscolar.com/el-franelografo. Fecha de consulta: 27 de febrero de 2019.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2019 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×