Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Ciencias Biológicas » Teorías del VIH

Teorías del VIH

0 Flares 0 Flares ×

Desde el descubrimiento de SIDA en el año 1981, han surgido varias teorías, acerca de su origen. Muchas de estas teorías han sido descartadas por no tener una base científica; hasta que ahora solo circulan dos hipótesis (Lambertini et. al, 2000). Las dos partes del origen del VIH, que ahora es generalmente aceptado, que el virus ha tenido su origen en el VIS (Virus de Inmunodeficiencia Símica), transmitió al hombre por el chimpancé.

La Teoría de la Transmisión Temprana sostiene que el virus pudo haber sido transmitido a los hombres a principio del siglo XX o incluso a finales del siglo XIX, a través de la caza de chimpancés como alimento. El virus pudo permanecer aislado en una población pequeña, local, hasta alrededor de 1930, fecha en que empezó a expandirse hacia otras poblaciones humanas y a diversificarse.

Hahn presentó sus descubrimientos que corroboran esta teoría en Chicago, ante aproximadamente unos 5,000 investigadores sobre el SIDA, ella puso cierto énfasis en que el virus podía haber pasado de los monos a los seres humanos por lo menos en tres ocasiones separadas, en el curso de la caza y descuartizamiento de chimpancés, una costumbre habitual que ha proporcionado proteínas a los africanos de la selva tropical durante cientos de años.

La era del sida empezó oficialmente el 5 de junio de 1981, cuando los CDC convocaron una conferencia de prensa donde describió cinco casos de neumonía por Pneumocystis carinii en Los Ángeles al mes siguiente se constataron varios casos de sarcoma de Kaposi, un tipo de cáncer de piel. Las primeras constataciones de estos casos fueron realizadas por el Dr. Michael Gottlieb de San Francisco (Amarante, 2010).

Un grupo de científicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos, Nuevo México han rastreado el origen del virus que causa el SIDA utilizando una sofisticada computadora, capaz de hacer billones de combinaciones matemáticas, se ha podido recomponer las mutaciones que ha sufrido el VIH y calcular cuando pasó de un chimpancé a un hombre por primera vez. El resultado es que el VIH se originó en 1930 en algún lugar de África central. El primer caso conocido del virus VIH en África se remonta al año 1959, en la sangre almacenada en un laboratorio de un individuo de sexo masculino del Congo.

La tesis esencial de la teoría de Duesberg es que el llamado VIH existe, si bien es inofensivo y en ningún caso causante del sida (Gibbons, 1995). Según Duesberg, la etiqueta “SIDA” engloba diversas situaciones de salud no necesariamente relacionadas como enfermedades causadas por la desnutrición (en el caso de África) y otras dolencias existentes ya antes del surgimiento del “fenómeno Sida” como los efectos tóxicos del consumo de drogas (principalmente poppers) las drogas anti-vih y la malnutrición.

El Doctor Duesberg considera que los indicadores de enfermedad utilizados en América y en Europa, como el sarcoma de Kaposi y la Neumonía que excede sus normales niveles, son el resultado de una larga exposición a las drogas recreacionales como la cocaína y al uso de inhalantes nitrados. Esto ha sido confirmado por Alan Leshner director del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas diciendo que “El uso indebido de drogas y el VIH son verdaderamente interrelacionados epidemias”, o por la cadena de ADN como terminadores prescrito cómo AZT o los fármacos anti-VIH, o por una combinación de ambos. De hecho, ha señalado que los propios medicamentos antirretrovirales terminadores son mucho más tóxicos que las drogas recreativas como la cocaína y la heroína. Además afirma que la nueva prueba PCR no detecta “el virus”.

En lugar de ello, detecta una pieza del ARN del genoma del virus, pero ni siquiera el genoma completo. Normalmente, cualquier virus, cuyo ARN o ADN deben ser detectadas por este método, son neutralizado por anticuerpos y por lo tanto, es latente, y no infeccioso. Es por esta razón que este muy caro método se introdujo para detectar el virus “en pacientes con sida. Sería mucho más barato, y biológicamente mucho más relevante si pudiesen ser detectadas las infecciones del VIH. La dificultad en la detección del virus infeccioso fue motivo de la acusación de fraude entre el Instituto Pasteur contra el sida y los investigadores principales en los EE.UU. (Gallo) y el Reino Unido (Weiss).

En 1992, inspirado por el Doctor Duesberg, un grupo de más de 40 científicos, incluyendo eminentes retrovirologistas, epidemiólogos e inmunólogos, se unieron para formar una coalición que se llama el Grupo de Revaluación de la hipótesis VIH/SIDA. El fundador, Doctor Charles Thomas Jr., un biólogo de Harvard, explicó porqué fue inspirado para crear el grupo, diciendo “Creo que el silencio de los científicos en medio de estas dudas es tanto como negligencia criminal”.

Además de la teoría oficial y la del Doctor Duesberg, existe una tercera teoría sobre la causa del SIDA y pertenece al Doctor Luc Montagnier del Instituto Pasteur de París, quien ha sido registrado como el codescubridor del virus VIH con el Doctor Gallo, de quien se dice que pudo haber robado la investigación del francés para mostrarla como propia. El Doctor Montaigner ha dicho recientemente que el VIH es probablemente necesario pero no suficiente para causas la enfermedad. Algún cofactor debe existir que ayuda a explicar las anomalías del SIDA (gibbons, 1995).

En efecto, la CDC ha postulado la existencia de al menos otro, todavía desconocido virus, porque no todos los casos de SIDA muestran signos de infección con VIH, de acuerdo con Los Angeles Times.

Una de las tantas teorías para darle una explicación al contagio del SIDA es descrita en Senegal, Sara Sagne ofrece la teoría probablemente más poética. Según él, cuando orinan perros contagiados por la enfermedad, se levanta una llamarada que chamusca la tierra y produce un hedor nauseabundo. Una persona que aspire ese olor puede contraer el SIDA (Schoofs, 2000).

Para 2007 se iniciaron estudios sobre el VIH, en donde las bases de la teoría oficial fueron refutadas, ya que científicos determinan que el VIH ataca células inmunes en el hombre denominadas linfocitos T CD4. La pérdida de estas células es gradual y a menudo el proceso se prolonga por años. Hasta ahora se creía que las células infectadas producían más partículas de VIH y este factor provocaba que el cuerpo activara más células T, las cuales a su vez eran infectadas y morían. Pero el modelo desarrollado por el Imperial College London sugiere que si esta teoría es cierta, las células morirían en meses y no años. El estudio fue publicado en la publicación PLoS Medicine.

El equipo a cargo de la investigación utilizó un modelo matemático de los procesos por medio de los cuales las células T son producidas y eliminadas. A través de su utilización demostraron que la actual teoría sobre un ciclo incontrolable de activación de células T, infección, producción de VIH y destrucción celular; tiene debilidades. Los expertos concluyeron que la actual teoría es incapaz de explicar la lenta reducción de las células que ocurre en la infección de VIH. Asimismo, demostraron que si la teoría fuera correcta, los números de células T caería a muy bajos niveles en cuestión de meses y no de años (BBCmundo, 2007).

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: -1 (de 1 voto)

___________.WEBSCOLAR. Teorías del VIH. http://www.webscolar.com/teorias-del-vih. Fecha de consulta: 13 de marzo de 2019.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2019 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×