Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Administración » Motivación y Frustración

Motivación y Frustración

0 Flares 0 Flares ×

INTRODUCCIÓN

El Comportamiento Organizacional es una disciplina que logra reunir aportaciones de diversas disciplinas que tienen como base el comportamiento verbigracia la sicología, la antropología, la sociología, la ciencia política entre otras. Ayuda a que los empresarios observen el comportamiento de los individuos en la organización y facilita la comprensión de la complejidad de las relaciones interpersonales en las que interactúan las personas. El estudio del comportamiento que tienen las personas dentro de una empresa es un reto nunca antes pensado por los gerentes y que hoy constituye una de las tareas más importantes; la organización debe buscar adaptarse a la gente que es diferente ya que el aspecto humano es el factor determinante dentro de la posibilidad de alcanzar los logros de la organización.

Los estudios de comportamiento organizacional miran el desempeño laboral de un empleado para identificar los problemas dentro de la organización y con el individuo. Al alentar a los empleados a ser más responsables en su desempeño, una empresa puede mejorar el comportamiento general de la organización y la eficacia. Los profesionales del comportamiento organizacional motivan a los empleados a tomar posesión de su desempeño en el trabajo mediante la comunicación de expectativas en la organización y detallando las responsabilidades del trabajo del empleado.

Una organización no es tal sino cuenta con el concurso de personas comprometidas con los objetivos, para que ello ocurra es indispensable tomar en cuenta el ambiente en el cual se van a desarrollar todas las relaciones, normas y los patrones de comportamiento que forma la cultura de esa organización que llegará a convertirse en una organización productiva eficiente o improductiva e ineficiente dependiendo de las relaciones que entre los elementos de la organización se establezca desde un principio.

El objetivo de este trabajo es determinar aspectos importantes sobre la motivación y la frustración a nivel empresarial, enfocándose en los aspectos que influyen en la estructura de la empresa y la forma como los administradores buscan mejorar el comportamiento organizacional de sus empleados.

MOTIVACIÓN FRUSTRACIÓN

MOTIVACION

La motivación como fuerza impulsora de la conducta humana, es un elemento de gran importancia en cualquier ámbito de la vida, pero cobra un especial valor en el trabajo y en estudios. Es la fuerza que nos hace lograr una meta, por lo que es necesario estar motivados.

La motivación está constituida por todos los factores capaces de provocar, mantener y dirigir la conducta hacia un objetivo. La motivación nos dirige para satisfacer la necesidad.
 La motivación es considerada como el impulso que conduce a una persona a elegir y realizar una acción entre aquellas alternativas que se presentan en una determinada situación. En efecto, está relacionada con el impulso, porque éste provee eficacia al esfuerzo colectivo orientado a conseguir los objetivos de la empresa, por ejemplo, y empuja al individuo a la búsqueda continua de mejores situaciones a fin de realizarse profesional y personalmente, integrándolo así en la comunidad donde su acción cobra significado.

Según Schermerhorn, J. (2003) La recompensa es un resultado con valor positivo para el individuo. Un trabajo motivante premia de distintas maneras a la persona cuyos logros de desempeño contribuyen a alcanzar los objetivos de la organización. Existen tres tipos de motivación:

  • Motivación Extrínseca: Se administran desde afuera son resultados de valor que una persona normalmente un supervisor o un alto ejecutivo, le otorga a otra persona, como son pago de bono, reconocimiento, elogios verbales, descansos, ascensos, en estos casos, el estimulo motivacional de recompensa extrínsecas se origina fuera del individuo.
  • Motivación Intrínseca: Se auto administran, es decir, ocurren de manera natural; cuando una persona realiza una tarea y, en este sentido forma parte del trabajo en si, las fuentes principales de recompensas intrínsecas son los sentimientos de competencia, el desarrollo personal y el autocontrol que las personas experimentan en su trabajo.
  • Motivación Trascendente: El sujeto se mueve por las secuencias que espera que produzca su acción en otro u otros sujetos presentes en el entorno.

En muchas organizaciones intentan implementar mecanismos diferentes para mantener motivados a sus empleados y trabajadores, pero cuando un deseo o una ilusión no se cumplen, a causa de la frustración, el individuo normalmente se enfada, se entristece y a veces experimenta temor.

El organismo al accionar la conducta, no siempre obtiene la satisfacción de la necesidad, ya que puede existir alguna barrera u obstáculo que impida lograrla, produciéndose de esta manera la denominada frustración, continuando el estado de tensión debido a la barrera que impide la satisfacción. La tensión existente o no liberada, al acumularse en el individuo lo mantiene en estado de desequilibrio.

FRUSTRACION

La frustración desde el punto de vista individual es una emoción o un sentimiento posterior a la sensación de fracaso, y esta sensación proviene de una actividad, proyecto u objetivo insatisfecho. Todos los seres humanos a lo largo de sus vidas nos planteamos propósitos, sueños o metas y de acuerdo a la motivación que poseemos nos es posible lograrlos o no.

La Frustración es un sentimiento posterior a la sensación de fracaso, y esta sensación proviene de una actividad, proyecto u objetivo insatisfecho. Todos los seres humanos a lo largo de sus vidas se plantean propósitos, sueños o planes y de a cuerdo a la motivación que poseen para lograrlos, éstos sueños ó propósitos van tomando cada vez más importancia; a veces éstos planes se convierten en realidades y la necesidad del individuo queda satisfecha por cierto tiempo, hasta que se plantea nuevos planes u objetivos; pero muchas veces y debido a la incertidumbre y a la variabilidad de todos los seres humanos estos objetivos, que a veces no sólo dependen de la persona que se los plantea, no son logrados y la motivación, que es la energía que impulsaba al objetivo se transforma.

Según Castro (2005) “Los pasos de una frustración normalmente son:

1. Existe una motivación, puede ser una necesidad.

2. Una acción o conducta hacia el objetivo.

3. Un obstáculo que impide la concreción del objetivo.

Cada uno de los pasos anteriores llevan a la frustración, la persona va tomando diversas decisiones con diferentes intensidades; así por ejemplo una persona que está motivada a alcanzar un objetivo porque es ó lo considera una necesidad para su autorrealización ó para su sobrevivencia, delegará una gran cantidad de su energía física, emocional ó intelectual, que de acuerdo a la ley natural de conservación de ella se esperaría obtener resultados con una enorme satisfacción interna ó un gran caos.

En el trabajo la frustración ocurre cuando las orientaciones al objetivo deseado están relacionadas de alguna forma con el área laboral. Algunos de los aspectos que en su mayoría son objetivos específicos que casi todo empleado aspira son: ascensos, incremento de sueldo, buenas relaciones interpersonales con sus subordinados, compañeros y jefes; clima apropiado, digno y saludable; toma de decisiones comunes y apropiadas, estabilidad laboral, utilización de todas sus potencialidades, valoración de sus potencialidades, horario apropiado a sus demás actividades como persona, aseguramiento de estabilidad económica y otras prestaciones, etc.

La frustración laboral puede prevenirse realizando siempre nuestras actividades al máximo sin temor a frustrarnos y siempre pensar que los pequeños fracasos son sólo la antesala del éxito, y cuando en realidad se ha hecho todo lo posible y el quiebre es demasiado grande para soportarlo es importante sobre llevar esta emoción con madurez y con astucia, centrando nuestra atención en lo positivo y dándole el control de nuestras emociones al “yo adulto”, pensando siempre que lo mas importante de alcanzar una meta no sólo es la meta misma, sino también lo que se ha crecido para tratar de alcanzarle.

CONCLUSION

Es muy común oír decir en las organizaciones: “hay que motivar a nuestro personal para que trabajen más y produzcan mejor”. Todos los administradores enfrentan un reto enorme: motivar a los trabajadores para que produzcan los resultados deseados, con eficacia, calidad e innovación, así como con satisfacción y compromiso. Pero, ¿qué hacer para lograrlo? Para mantener tal grado de compromiso y esfuerzo, las organizaciones tienen que valorar adecuadamente la cooperación de sus miembros, estableciendo mecanismos que permitan disponer de una fuerza de trabajo suficientemente motivada para un desempeño eficiente y eficaz, que conduzca al logro de los objetivos y las metas de la organización y al mismo tiempo se logre satisfacer las expectativas y aspiraciones de sus integrantes. Tales premisas conducen automáticamente a enfocar inevitablemente el tema de la motivación como uno de los elementos importantes para generar, mantener, modificar o cambiar las actitudes y comportamientos en la  dirección deseada.

La motivación laboral, social, personal es una pieza importante en desarrollo organizacional, ya que esta viene a convertirse en el elemento más importante de la misma, por lo que requiere un tratamiento no como un aparato, sino como un ser humano con necesidades, interés, vivencias únicas, las cuales deben ser tomadas en cuenta para producir las motivaciones necesarias que nos llevará al logro de los objetivos y así aumentar la productividad.

Toda persona que persigue algo mejor en su vida tendría que arriesgar algo, la posibilidad de sentirse frustrado es esa cuota de sacrificio que todos los triunfadores están dispuestos a arriesgar, y es que, de acuerdo a toda la información antes mencionada, cuando una persona esta frustrada laboralmente puede a través de un Retcambio individual transformar la frustración en motivación y autorrealización, pero ante una persona que se rinde o cede su potencial no existe más opción que perder.

BIBLIOGRAFIA

AMAYA, A. 2006. La frustración Laboral. Monografías.

ARIAS, G. 1996. Administración de personal, McGraw-Hill, México, Cap. 7.

CASTRO, A. 2005. La frustración. http://www.monografias.com/trabajos34/frustracion-laboral/frustracion-laboral.shtml#ixzz3ALAglomh

CHIAVENATO, I. Administración de los recursos humanos, p. 49.

GONZALEZ, M. 2012 Motivación Y Frustración En El Desarrollo Organizacional. http://www.buenastareas.com/ensayos/Motivaci%C3%B3n-y-Frustraci%C3%B3n-En-El-Desarrollo/4667817.html

GORDON, J. 1997.Comportamiento organizacional, Editorial Prentice-Hall Hispanoamericana, Quinta edición, México. p. 114.

MASLOW, A. 1954. Motivation and Personality. New York: Harper & Row.

PALOMINO, H. 2011. Motivación Organizacional. Universidad Ricardo Palma.

http://entropyaz.blogspot.com/2011/12/motivacion-organizacional.html#sthash.OJzsIuzU.dpuf

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0 (de 0 votos)

___________.WEBSCOLAR. Motivación y Frustración. http://www.webscolar.com/motivacion-y-frustracion. Fecha de consulta: 27 de mayo de 2019.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2019 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×