Síguenos en: facebook twitter google plus rss
 
 
Webscolar » Ciencias de la Educación » Lectura utilizando el Sistema Braille

Lectura utilizando el Sistema Braille

0 Flares 0 Flares ×

La lectura en Braille no presenta excesiva dificultad respecto a la lectura en tinta. Los elementos básicos en el proceso de adquisición de la lectura son los mismos para ciegos y videntes. Por tratarse de un sistema lectoescritor que usa un código diferente al alfabético en tinta, requiere de un aprendizaje distinto. La lectura mediante el tacto se realiza letra a letra y no a través del reconocimiento de las palabras completas, como sucede en tinta. Por ello se trata de una tarea lenta en un principio, que requiere de una gran concentración difícil de alcanzar a edades tempranas.

Frecuentemente la lectura se hace con el dedo índice, el cual se desliza sobre los signos Braille, con la presión necesaria para una óptima percepción.

[image]Al realizar la lectura:

  • Los dedos hacen tres tipos de movimientos:
      • Horizontales
      • Verticales
      • De presión (dónde se produce el rastreo para reconocer la configuración táctil)
  • Las manos también deben desplazarse de un modo determinado:
      • En una línea (en un renglón)
      • De izquierda a derecha.

Por lo general la mano derecha “practica” la lectura y la mano izquierda debe seguirla y apoyarla al finalizar la línea de lectura y bajar al próximo renglón. A medida que se avanza en el aprendizaje además de utilizar los dedos índices podrán usarse los dedos medios u otros, también se podrán incorporar otras estrategias que faciliten u optimicen su velocidad lectora.

Existen distintas formas de leer, desde la lectura con un único dedo de una mano hasta la lectura simultánea con los dedos de ambas manos. Por motivos didácticos, sólo vamos a analizar las formas más significativas para la práctica docente.

  • Lectura realizada con un único dedo, generalmente el índice. Suelen producirse alteraciones de ritmo, detenciones, retrocesos y resulta difícil el cambio de línea. Evidentemente, disminuye la información, no se consigue una velocidad adecuada y aumenta la fatiga.
  • El dedo lector es ayudado por otros dedos de la misma mano o de la otra, reforzando la información obtenida. Así, se reduce la necesidad de atención, la tensión y la fatiga. Así, por ejemplo, mientras un dedo lee, la otra mano busca el renglón siguiente.
  • La exploración de la palabra se realiza simultáneamente por varios dedos de la misma mano, es decir, se lee de forma globalizada. Se decodifican a la vez varios estímulos.
  • El reconocimiento de los caracteres lo realiza una mano, mientras la otra ayuda en menor o mayor grado (confirmando lo leído, localizando la línea siguiente, etc.). De esta forma, la lectura se hace más rápida y menos fatigosa.
  • Utilización de las dos manos, de forma que la izquierda localiza el comienzo de la línea siguiente y lo empieza a leer, hasta que se le une la mano derecha. Siguen juntas hasta la mitad de la línea y mientras la mano derecha termina la línea, la izquierda busca el renglón siguiente y lo empieza a leer. De esta forma la velocidad es mayor (un 33% más de velocidad) y la fatiga disminuye considerablemente.
  • La posición de las manos debe ser relajada, distendida, tocando los puntos con suavidad, sin aplastarlos.
  • La postura del alumno es importante ya que si está cómodo y bien sentado, la fatiga disminuirá. Espalda recta, brazos simétricos al papel, que deberá estar perpendicular al niño, nunca en diagonal.
  • Se debe leer con todos los dedos. Aunque son los índices y corazones los dedos que más información captan, sobre todo al principio, el resto de los dedos nos aportan información valiosa que nos permite mayor velocidad: identificar dónde empieza o termina un renglón, etc.
  • Cada letra se debe percibir de una sola vez, evitando que el dedo suba o baje buscando los puntos.
  • En el aprendizaje de la lectura hay que tener en cuenta que se perciben mejor las letras que llevan los puntos en la misma dirección: (b, l, c) y es más costoso discriminar las letras simétricas (e/i, f/d, j/h, etc.) Por otro lado, son más fáciles de leer las letras con pocos puntos y son más difíciles las letras con los puntos 3 y 6.
  • Es conveniente aprender de forma paralela la lectura y la escritura.

Escritura de Braille

La escritura es más rápida que la lectura y suele presentar menos dificultad. Un texto en Braille puede ser elaborado a mano o a máquina.

[image]Se escribe utilizando:

  • La escritura en regleta
  • La escritura Braille puede realizarse con un instrumento llamado “regleta”, existen diferentes tipos y tamaños.

Puede estar formada por:

  • tres partes (tabla, regleta misma y punzón)
  • dos partes (regleta y punzón)

Posee un extremo abierto y el otro con bisagra que permite abrir y cerrar. La hoja superior tiene ventanitas llamadas cajetines y la hoja inferior contiene puntos en bajo relieve los que guiarán la escritura Braille. Para escribir, se coloca la regleta con la apertura hacia el lado derecho, se abren las hojas metálicas de la regleta y se pone el papel encima de la hoja inferior. Se cierra la hoja superior y se presiona para fijar el papel. Cada cajetín de la regleta corresponde a un cajetín Braille. Con el punzón se presionan los puntos adecuados para formar la letra deseada.

Para escribir a mano se precisa disponer de una pauta o de una regleta, de un punzón y de un papel. Para escribir a mano es preciso tener en cuenta los siguientes principios:

  • Para que la lectura de lo escrito a mano pueda realizarse normalmente de izquierda a derecha, es necesario empezar a escribir de derecha a izquierda, invirtiendo la numeración de los puntos del cajetín. De esta manera el rehundido que se hace al escribir quedará como un punto en relieve situado en el lugar correcto cuando se le da la vuelta al papel.
  • Antes de empezar conviene adquirir precisión mecánicamente en el punteado por lo que se pueden hacer series de puntos.
  • Todos los puntos deben tener un relieve idéntico. Para ello hay que adquirir una gran precisión mecánica.

La escritura a máquina. Una máquina para la escritura en Braille contiene 6 teclas, una para cada uno de los puntos del cajetín generador de Braille. También tiene un espaciador, una tecla para el retroceso y otra para el cambio de línea.

La máquina para escribir en braille consta de 9 teclas:

  • Seis teclas, una por cada uno de los puntos braille
  • Tecla espaciadora
  • Tecla para retroceder un espacio
  • Tecla de cambio de línea.
  • Timbre que avisa cuando se aproxima el final del margen derecho.

Para escribir una letra determinada presionamos, a la vez, las teclas que conforman dicha letra (así, por ejemplo, si queremos escribir la «m», deberemos pulsar las teclas correspondientes a los puntos 1,3 y 4) Con el espaciador separamos las palabras. Con la tecla de retroceso corregimos errores.

El aprendizaje de la escritura con la máquina tiene grandes ventajas:

  • Es posible conseguir una velocidad similar a la de cualquier máquina de escribir, por lo que a la hora de realizar trabajos en el aula, el ritmo puede ser igual al del resto de los compañeros.
  • Además, la máquina marca el relieve de los puntos hacia afuera, en positivo, por lo que se puede leer inmediatamente lo que se escribe, sin necesidad de sacar el papel de la máquina, ni darle la vuelta.
  • Se escribe igual que se lee, de izquierda a derecha (en la pauta se escribe de derecha a izquierda y en espejo, para que se pueda leer lo escrito por el lado por donde aparece el relieve de los puntos, dando la vuelta al papel)
  • Permite una mejor calidad de los puntos y facilita la asociación lectura-escritura.
  • La máquina es muy útil para realizar operaciones matemáticas, sin tener que usar la caja de aritmética.

La máquina de Perkins

El modelo denominado Perkins – Brailler, fabricado por la Perkins School of the Blinds en Massachusetts, USA, es la máquina más comúnmente empleada. Las teclas se pueden pulsar cada una por separado o bien simultáneamente, permitiendo construir la combinación que constituye un elemento Braille de una sola vez.

Cada tecla debe pulsarse con un dedo determinado, de forma que la escritura se realiza con la máxima rapidez y el mínimo esfuerzo, procurando que la disposición de las manos sea lo más cómoda y eficiente posible.

La máquina Perkins dispone de un sistema accesorio electrónico (Braille-n-print) para adaptarlo por debajo de la máquina que permite la conversión de un texto braille escrito con la máquina a tinta, a través de una impresora convencional.

[image]

La utilización de la máquina tiene también algunas desventajas: su precio, peso, tamaño y el ruido que produce.

Como alternativa, sobre todo a partir del segundo y tercer ciclo de educación primaria, existen distintos modelos de anotadores parlantes (Braille’n Speak, Braille hablado, etc.) que ofrecen la posibilidad, además, de procesar la información y crear ficheros como un ordenador. Tienen un teclado similar al de la máquina Perkins pero, en lugar de grabar en un papel, lo hacen electrónicamente, en su memoria o en un disquete. Luego, se puede leer lo escrito a través de un dispositivo de voz sintética o imprimirlo, en braille o en tinta. Es muy útil para aquellas personas que pierden la vista en edad adulta ya que no es necesario que lean al tacto lo que escriben en braille.

VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0.0/5 (0 votos)
VN:F [1.9.22_1171]
Clasificación: 0 (de 0 votos)

___________.WEBSCOLAR. Lectura utilizando el Sistema Braille. http://www.webscolar.com/lectura-utilizando-el-sistema-braille. Fecha de consulta: 4 de marzo de 2019.

Descargar PDF Descargar

 

Comentarios

Escribir Comentario

 

 
 
 
 
 

© 2010 - 2019 Webscolar

 


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×